| 7/31/1998 12:00:00 AM

NegociosTerremoto automotor

La industria automotriz enfrenta una época de ajuste por la guerra de precios y la pérdida de mercado de las ensambladoras.

La caída en las ventas de carros registrada en junio no sólo obedeció a las altas tasas de interés, a las vacaciones y al Mundial de Fútbol. El sector está registrando una fuerte guerra de precios y un ajuste del mercado entre ensambladoras nacionales y los vehículos importados que luchan por ser más eficientes y competitivos.



Hasta mayo las ventas iban viento en popa. Pero en junio se cayeron a 7.000 unidades, luego de promedios mensuales de 12.000. Durante el sexto mes de 1998 todas las marcas vendieron menos, pero las más resentidas fueron las ensambladoras Colmotores, Sofasa Renault y la Compañía Colombiana Automotriz, CCA.



Antes de iniciarse la apertura estas tres fábricas tenían el monopolio del mercado. Pero poco a poco las cosas han ido cambiando y ya en el primer semestre de 1998 apenas mantuvieron el 53%, mientras los importados se adueñaron del 47% del mercado. Según cifras de Sofasa, entre enero y junio del presente año la participación de Sofasa en el mercado automotor bajó del 14,6 al 11,7%, la de Colmotores del 30,9 al 27,4% y la de CCA del 14,2 al 13,8%, frente al mismo lapso de 1997.



La situación es tan preocupante que en venta de carros particulares Colmotores está a punto de perder su liderazgo de toda la vida a manos de Daewoo, la marca coreana de mayor éxito.



El gran interrogante es ¿qué está pasando con las ensambladoras? Para varios gerentes de concesionarios de carros importados, las tres fábricas nacionales se durmieron, perdieron competitividad y su oferta de automóviles es poco atractiva pues producen modelos viejos.



Pero dos presidentes de ensambladoras ­Ricardo Obregón, de Sofasa, y Julio Estévez-Bretón, encargado en Colmotores­ opinan lo contrario y afirman que es muy difícil competir contra carros coreanos subsidiados a bajos precios y sin el peso de la generación de empleo.



Carlos Manrique, gerente de Motorysa.



En el primer semestre de 1998 Sofasa Renault vendió 22,1% menos de automóviles que en el mismo período de 1997 y Colmotores 14,6% menos. Ante esto las fábricas dejaron de producir algunas líneas de carros y optaron por no contratar personal temporal y anticiparles vacaciones a los trabajadores. Estévez-Bretón reveló que la empresa congeló la contratación de 250 temporales.



Gonzalo de Narváez, gerente de planeación de Hyundai.



La baja en las ventas de los carros nacionales es consecuencia de las agresivas campañas emprendidas por los concesionarios de importados. Los coreanos, por ejemplo, tienen altos inventarios pues ­ante la crisis asiática y la devaluación de su moneda­ las ventas internas se les cayeron en un 60%. Como Corea es el quinto productor mundial con 3 millones de unidades y cada año crece 10%, la única salida que les quedó fue exportarlos a bajos precios a los países del tercer mundo.



Pelea casada



Ricardo Obregón, de Sofasa, indica que la mala racha de junio se va a repetir en julio y agosto. Y así lo confirma una encuesta de Hyundai entre concesionarios que mostró que las ventas de julio serán muy similares a las del mes inmediatamente anterior.



Lázaro Montes, de Daewoo.*



Estévez-Bretón, de Colmotores, es más directo y propone a los importadores establecer plantas en Colombia, invertir y generar puestos en las mismas condiciones de ellos. Así sí pueden competir. "Nosotros ­agrega­ no nos hemos dormido, somos competitivos, pero con carros importados subsidiados por el gobierno coreano y con precios bajos es muy difícil competir".



Ricardo Obregón, de Sofasa.



Para Lázaro Montes, presidente de Daewoo, el éxito coreano en Colombia no es coyuntural. No entiende por qué las ensambladoras se quejan cuando ellas sólo pagan 3% de arancel por el CKD, mientras los coreanos pagan un 35% por impuestos de importación y los carros de menos de 1.400 centímetros, 20% de IVA y los importados, un 35%. "Aquí las ensambladoras están subsidiadas y fuera de eso se quedaron dormidas y, con algunas excepciones, producen modelos viejos", señala.



Jorge Hernán Tobón, gerente de Autogermana.



Lenta recuperación




En lo que sí se ponen de acuerdo los ejecutivos del sector es en que las ventas no se recuperarán pronto. Ricardo Morales, gerente de Autocheco, espera que sus ventas ­que descendieron 25% en el primer semestre­ mejoren pues ya lanzaron los modelos 1999 de Skoda (Felicia y Octavia), los nuevos carros presentan cambios importantes frente a los pasados, cuentan con excelentes servicios agregados y accesorios, y tienen un precio bastante competitivo.



Ricardo Morales, gerente de Autocheco Ltda.



Para Gonzalo de Narváez, gerente de planeación de Hyundai, la recuperación depende de la baja en las tasas de interés y de que se supere la confusión entre los compradores por la multitud de promociones y planes para atraerlos. Insiste en que es un buen momento para comprar carro, pues en valor real los precios son los mismos de hace dos años.



Carlos Manrique, gerente de Motorysa, opina que la caída de junio es un aviso importante para que el sector se ajuste y ponga en práctica economías de escala con el fin de reducir costos y gastos, ya que las ventas se recuperarán lentamente. Confía en los carros Mitsubishi modelo campero y de doble transmisión y Nativa para mejorar.



Pese a que la situación de los carros de gama alta es diferente, Jorge Hernán Tobón, gerente de Autogermana, señala que las ventas de BMW también se resintieron. En el primer semestre facturaron 107 vehículos y se cree que llegarán a 250 al final. Las mayores ventas se esperan del nuevo modelo BMW serie 3 lanzado en días pasados.



Para el sector automotor 1997 fue un año récord pues se vendieron 149.685 carros. En el 98, dependiendo de ciertos factores, pueden facturarse entre 135.000 y 140.000, de acuerdo con las opiniones de todos los ejecutivos consultados. Definitivamente, éste no será un año estrella pero se espera que hasta el año 2005 se mantengan los mismos niveles de ventas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?