| 1/23/2015 6:00:00 AM

La cosecha de Orbis

2015 pinta bien para el poderoso grupo de productos químicos, aguas, comercio y pintura. Estos son sus planes.

Duplicar su operación para 2021. Esa es la meta que se trazó el Grupo Orbis –antes Inversiones Mundial– para un año que suena cabalístico, pero que para la organización tiene un significado especial: en esa fecha cumplirá sus primeros 100 años.

Los ingresos consolidados de Orbis, al cierre de septiembre de 2014, superaron los $1,2 billones, mientras su patrimonio sobrepasó los $838.000 millones y los activos totalizaron $1,83 billones, según información de la propia organización.

El Grupo nació en 1921 como Cacharrería Mundial y 52 años más tarde pasó a llamarse Inversiones Mundial, nombre que cambió en marzo del año pasado, cuando adoptó su actual razón social. Y no se trató solo de un cambio de nombre: también inició un proceso de transformación para redefinir su foco estratégico en los 15 países en los que tiene presencia. Esto lo llevó a vender negocios que no resultaban estratégicos, pero también a comprar compañías que le permitirán cumplir su sueño de duplicar su tamaño. Entre las desinversiones se puede mencionar la venta del negocio de tintas gráficas y de químicos en Chile a la filial Epoxa, en una operación que ascendió a cerca de US$2,6 millones.

Las compras, por su parte, incluyeron a Novaforma –distribuidora de Fiberglass– de Brasil, en la que ya tenía una participación mayoritaria, y de Novapol Plásticos. La más reciente fue la adquisición de activos de Polisuin en Cartagena, en una jugada estratégica que le permite al grupo catalizar una oportunidad con el negocio químico para facilitar el acceso a Centroamérica y El Caribe.

Santiago Piedrahita, presidente de la organización, señala que “este negocio –de Polisuin– es clave porque 30% de los ingresos del negocio de químicos en Colombia va al exterior y cerca de 70% de las materias primas para la elaboración de los productos es importado, lo que genera competitividad que se tiene que ver reflejada en el crecimiento internacional de este negocio”.

Otros movimientos generados dentro de la transformación del grupo son el fortalecimiento de Pintacasa y la reestructuración de la actividad de comercio. En esta última, renunció a categorías que no eran rentables, como los productos de electrónica y hogar, así como papelería, para quedarse solo con las líneas ferreteras e industriales.

En los últimos años, Orbis se convirtió en una multilatina de grandes dimensiones. La organización tiene cuatro líneas de negocio: en químicos, su compañía líder es Andercol; en aguas, O-Tek; en comercio, Mundial, y en pinturas, la tradicional Pintuco. Orbis tiene proyectos ambiciosos para los próximos años, entre ellos la expansión en la región de las tiendas Pintacasa el fortalecimiento del negocio químico y la consolidación de la actividad comercial con productos de ferretería industrial.

Al cierre del tercer trimestre, la organización registró un decrecimiento de 1% en ventas debido a que ya no involucró el negocio de tintas, pero la utilidad neta, –luego de eliminar la ganancia extraordinaria generada por la venta de los mencionados negocios– creció 19% con respecto al año anterior. “El buen desempeño alcanzado a septiembre se reflejó en un crecimiento de 11% en el retorno sobre el patrimonio, lo que garantiza la importancia para los accionistas en términos de generación de valor”, asegura el directivo.

Con 7 plantas en el negocio de pinturas y presencia directa en 11 países; 7 factorías en el segmento de químicos, operación en 5 países con la actividad de aguas, la compañía apunta a un crecimiento sostenido que le permita consolidarse en la región. La actividad comercial la desarrolla solo en Colombia.

Las nuevas apuestas

Duplicar el tamaño del negocio no es un trabajo fácil y requiere de una gran estrategia e importantes inversiones. Entre los planes para consolidar esta meta, Piedrahita destaca como una de las prioridades el fortalecimiento de Pintacasa fuera de Colombia, especialmente en Centroamérica.

Esta estrategia, que hoy tiene a la compañía con 256 puntos de venta en toda la región, –119 de las cuales están en Colombia– es una de las grandes apuestas y el objetivo es que estos puntos se conviertan en la tienda de destino cuando de comprar pinturas se trate.

Esta actividad tiene además tres subnegocios: decorativo, de alto desempeño (demarcación vial, industria y procesos industriales) y construcción, es el principal generador de ingresos de la organización con una participación de 37,8%, seguido de químicos, que representa 37,6%. El restante porcentaje se lo reparten entre aguas y comercio con 13,2% y 11,4%, respectivamente.

La ampliación de estos puntos de venta se realizará mediante el mecanismo de franquicias, principalmente. Actualmente solo 70 del total son propias.

Otro plan es el negocio de químicos en el que en 2014 la empresa invirtió cerca de US$12 millones y para este año tiene previsto destinar otros US$8 millones con la idea de acondicionar la planta de Cartagena y de esta forma incrementar las exportaciones, principalmente a Centroamérica, México y El Caribe. El objetivo es llevar la capacidad de esta factoría en tres años a 60.000 toneladas; hoy es de 20.000 toneladas, aproximadamente.

En el negocio de comercio, por su parte, el objetivo es convertirse en el principal distribuidor ferretero industrial del país para aprovechar los grandes proyectos de infraestructura vial que se desarrollan, como las carreteras de cuarta generación.

Todo lo anterior está apalancado con una dosis importante de innovación como fórmula de crecimiento. Hoy, 15% de las ventas proviene de productos o modelos de negocios desarrollados en los últimos tres años. “Con toda la redefinición para 2021, esperamos duplicar el tamaño de la organización garantizando que el Ebitda se mantenga en un corredor entre 11% y 12%, lo que garantiza que el capital invertido genere valor importante”, dice Piedrahita.

En su plan de crecimiento, Orbis prevé que mínimo 25% de los ingresos que se generen en 2021 provengan de nuevos negocios, nuevas geografías y productos.

Así las cosas, la firma paisa espera cumplir 100 años más consolidada que nunca en cada una de sus líneas de negocios.

Crecen las inversiones

En total las inversiones para su plan de crecimiento alcanzan US$31 millones que incluyen los recursos dirigidos a la planta de químicos en Cartagena. En general, estos dineros se destinarán a mejorar las capacidades instaladas con el fin de obtener mayores niveles de competitividad. Por ahora, el tema de fusiones o adquisiciones está descartado y el objetivo apunta a cosechar los frutos de lo sembrado en 2014.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?