| 7/6/2017 12:01:00 AM

Así se mueve el negocio aeroespacial en Colombia

Varias decenas de empresas agrupadas en cuatro clústeres tienen la meta de convertirse en proveedores de servicios y productos para esta millonaria industria. Las exportaciones van al alza.

Los pronósticos sobre el crecimiento de la industria aeroespacial en el mundo para los próximos años siguen literalmente por las nubes. Durante el Salón Aeronáutico Le Bourguet, realizado a finales de junio en Francia, se divulgaron las perspectivas del sector para los próximos 20 años, que indican que el tráfico de pasajeros crecerá a una tasa de 4,7% promedio anual.

Lea también: Airbus le apuesta al mercado colombiano e inaugura oficinas en Bogotá

Esto implica que se necesitarán 401.030 aviones más y unas inversiones superiores a los US$6,1 billones en esta industria, de acuerdo con el fabricante Boeing. Solo en América Latina se estima que para 2034 se necesitarán 2.534 aeronaves nuevas por efecto del crecimiento en la demanda de viajes aéreos en la región, según datos de ProColombia, con base en Iata.

Estas cifras suenan a música para los oídos de la naciente industria aeronáutica colombiana que en la última década se ha desarrollado alrededor de clústeres que operan en cuatro regiones del país: Bogotá, Cali, Dosquebradas (Risaralda) y Rionegro (Antioquia), y cuyo potencial resulta muy promisorio.

En estos clústeres participan ya decenas de compañías de servicios de entrenamiento y mantenimiento –revisión y reparación–, así como de fabricación de piezas y partes, han sido apoyados desde el Gobierno, los gremios y las cámaras de comercio regionales, que ven en este sector un filón importante para la generación de nuevas divisas y creación de polos de desarrollo.

Las cifras son promisorias, tanto en el país como en el exterior. El presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Dosquebradas, John Jaime Jiménez, asegura que el mercado de partes y piezas aeronáuticas en el país es de unos $4 billones, de los cuales la industria local solo tiene una pequeña participación. En materia de exportaciones, se calcula que las ventas de productos y servicios superaron los US$15 millones, muy por debajo de la que hoy registran países como México o España, donde este sector ha tenido un desarrollo acelerado en la última década.

Aunque ni México ni España fabrican aeronaves comerciales, se han especializado en desarrollar una red importante de proveedores de productos y servicios para la industria aeroespacial. Juan Manuel Lesmes, director de la Cámara Fedemetal de la Andi, asegura que mientras en 2010 este país no tenía ventas a ese sector, el año pasado obtuvo ingresos de 700 millones de euros solo por ventas al fabricante de aviones europeo Airbus. Cifras del diario Reforma, de México, indican que los ingresos por ventas al sector aeronáutico alcanzaron el año pasado unos US$2.000 millones.

Foto: Juan Manuel Lesmes, Director de la Cámara Fedemetal de la Andi.

Este efecto comparativo de la transformación de México motivó a empresarios, gremios y entidades del gobierno colombiano a trabajar, hace más de una década, en la conformación de clústeres especializados en desarrollar conocimiento para venderle a la industria aeroespacial.

En Bogotá opera desde hace varios años, y más de 20 compañías venden servicios y productos a este sector. En 2010 se creó el Clúster Aeroespacial del Valle del Cauca (CVAC); mientras en Rionegro opera el Clúster Aeroespacial Colombiano (Caescol), del que hacen parte cerca de 20 empresas que desarrollan tecnología, servicios y productos. El de más reciente creación es el Clúster Aeroespacial de Dosquebradas, en Risaralda, donde hay más de una decena de pequeñas y medianas empresas beneficiadas por el programa de encadenamientos productivos de la Cámara de Comercio e iNNpulsa.

Los proveedores

Las perspectivas lucen muy favorables, tanto para los más de 100 talleres de mantenimiento de aeronaves que, según ProColombia, operan en el país, como para los fabricantes de autopartes y proveedores de servicios.

Recomendado: Así opera una de las megafábricas más innovadoras del mundo

Aunque muchos fabricantes ya venden en el mercado nacional, las oportunidades para exportar se activaron desde el año pasado, cuando la compañía Airbus anunció su interés por buscar proveedores en América Latina. Desde ese momento, ProColombia y la Andi iniciaron un proceso que permitió, inicialmente, identificar a través de una matriz operativa los datos de unas 80 empresas que tendrían la capacidad productiva en el país.

Del grupo inicial, 9 empresas –Trimco, Indaer, Fanalca, Grupo A, Multimedia Service, Ciac, Inorca, Aeroturbo de Colombia y Armor Internacional– fueron invitadas hace unas semanas a conocer centros operativos de Airbus en España y Francia, y en este momento avanzan en la identificación de los procesos que requieren para entrar en el grupo de proveedores.

Lesmes, de la Andi, explica que desde su sector han identificado que la cadena de metalmecánica tiene oportunidades a través de encadenamientos productivos, y han empezado a trabajar para convertirse en proveedores de otras compañías que le venden ya a Airbus, para ir escalando poco a poco.

En materia de servicios y mantenimiento, se cuentan por docenas los casos de éxito. Una de estas empresas es Nediar, que se ha convertido en uno de los principales proveedores de soluciones para el entrenamiento de personal aeronáutico, desde hace seis años, cuando comenzó a desarrollar productos para entrenar tripulantes.

José David Ospina, uno de los fundadores de esta empresa ubicada en el Clúster de Rionegro, explica que primero arrancaron con entrenadores físicos, de los que ya existen en el mercado internacional, pero actualmente –con tecnología local– entrenan tripulantes de compañías como Avianca, Copa y Latam utilizando tecnologías de simulación virtual.

Nediar no solo desarrolla tecnologías y servicios para el entrenamiento de tripulantes, su experiencia y el conocimiento de sus socios –ingenieros aeronáuticos y mecánicos– le han permitido incursionar también en la creación de plataformas de mantenimiento para llegar a puntos de las aeronaves de difícil acceso. Además, trabajan en el desarrollo de dispositivos para aeronaves, y particularmente en estos momentos están trabajando en un cargador USB para la cabina de pilotos de los helicópteros Black Hawk.

Todos ganan

También las aerolíneas están sacando provecho de la ubicación estratégica de Colombia como centro de mantenimiento. Avianca, por ejemplo, es una de las compañías que está aprovechando las oportunidades que se abren para la industria aeroespacial en el país. Hernán Rincón, presidente de la aerolínea, le dijo recientemente a Dinero que uno de los temas clave en el proceso de alianza estratégica que adelanta con la aerolínea United tiene que ver con las sinergias operativas en el tema de mantenimiento.

“En Rionegro tenemos un centro de mantenimiento de clase mundial y en el futuro podríamos lograr que los aviones de United se puedan quedar un día, se llevan a Medellín y les podemos hacer un mantenimiento por una fracción de lo que cuesta hacerlo en Dayton, Ohio”. Este centro de mantenimiento de Avianca (MRO, por su sigla en inglés) fue inaugurado en septiembre del año pasado, luego de que la compañía invirtiera US$50 millones.

A la par de la conformación de iniciativas empresariales, en el país entidades como la Fuerza Aérea y la Aeronáutica Civil desarrollan actividades especializadas en el sector, como la F-Air, evento cuya octava edición se cumplirá entre el 13 y el 16 de julio en el aeropuerto José María Córdova en Rionegro.

Las buenas perspectivas de desarrollo en el sector aeronáutico tienen a las empresas colombianas haciendo preparativos para subirse en este avión, con un tiquete que promete.

No se pierda: China avanza en tecnología aeroespacial con fines científicos y militares

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 523

PORTADA

¿Cómo llegó Jeff Bezos a convertirse en el hombre más rico del mundo?

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, llegó a ser temporalmente el hombre más rico del mundo, lugar al que volverá más pronto que tarde. ¿Cómo lo logró?