Multiplex, de película

| 3/16/2001 12:00:00 AM

Multiplex, de película

El negocio del cine en Colombia cambió definitivamente. La llegada de los multiplex impuso nuevos conceptos en servicios y mayores inversiones.

Entretenida y para todos los públicos, así ha resultado la película que están protagonizando las tres cadenas de salas de cines que hay en el país, y en cuya producción ya se han hecho grandes inversiones. La más reciente fue de $30.000 millones para la construcción de cinco nuevas salas en Medellín y 14 más en Bogotá, inauguradas durante los últimos cuatro meses.

Pero la llegada de un operador internacional (Cinemark), en 1998, aportó toda la acción que requería el libreto de esta dura competencia por un mercado que pedía a gritos mejores salas de proyección, más servicios y una mayor oferta de películas. Desde entonces, y con el desarrollo de un nuevo concepto como el de los multiplex, el negocio del cine cambió definitivamente en Colombia.



Ahora, la clave para atraer más espectadores es el servicio. Y los multiplex cumplen este objetivo: varias salas en un mismo sitio, menú de películas para diferentes gustos, horarios extendidos, sillas ergonómicas y gradería tipo estadio, reservaciones, boletería numerada y tecnología de punta en cuanto a proyección y sonido se refieren.



Los teatros solitarios ya son cosa del pasado. El concepto de los multiplex está ligado al desarrollo de exitosos centros comerciales con gran afluencia de público, plazoletas de comidas, almacenes, cajeros electrónicos y parqueaderos gratis y suficientes para todos los espectadores.



Así es el negocio ahora, y Colombia tenía un enorme potencial para su desarrollo. Los estándares internacionales hablan de una pantalla por cada 33.000 habitantes, mientras que en el país hay una por cada 120.000. Este cálculo motivó a la firma estadounidense Cinemark a invertir en el país. La misma que hace cuatro meses protagonizó una de las escenas más audaces de este rollo cuando inauguró su primer multiplex en Bogotá. Y lo hizo en pleno corazón de la Zona Rosa, donde el dueño absoluto del mercado había sido Cine Colombia con su multicine del Centro Comercial Andino.



Los cambios empezaron a notarse en 1999. A partir de ese año, Cine Colombia mostró por primera vez cómo iba a ser el negocio del cine en adelante con el desarrollo de dos multiplex. El primero fue el de Plaza de las Américas, en el occidente de Bogotá, con 12 salas de cine. El segundo, el de Unicentro de Cali con igual número de pantallas. Durante ese mismo año, Cine Colombia inauguró en Montería otros cuatro teatros en el Centro Comercial Alamedas del Sinú y consolidó el multiplex de Centro Chía (Cundinamarca), que pasó de cuatro a ocho pantallas, y el de Metrópolis en Bogotá, de cuatro a seis.



Al mismo tiempo que Cine Colombia reconfiguraba su operación y llegaba al país un competidor internacional, otra cadena nacional daba un paso importante para ingresar a las grandes ligas: Procinal. Y lo hizo pisando fuerte con una inversión que ascendió a $10.000 millones en la construcción de un multiplex en el Centro Comercial Bima, al norte de Bogotá. Este complejo también fue inaugurado en 1999 con siete modernas salas de proyección, que el año pasado aumentó a diez debido a la gran afluencia de público.



Por eso, a su llegada al país, Cinemark se encontró con un Cine Colombia consolidado en el mercado y con otro operador que empezaba a manejar el nuevo concepto del negocio. La compañía, en asocio con la Casa Editorial El Tiempo, decidió comenzar por Medellín, donde los multiplex aún no se habían desarrollado. En 1999, abrió las puertas de un moderno complejo de 10 salas de cine en el parque comercial El Tesoro, con una inversión de $18.000 millones. Luego, aprovechó la creación de un nuevo concepto de centro comercial en Bogotá: Atlantis Plaza (abierto en noviembre pasado), para vincularse a este proyecto con un multiplex de seis salas en las que invirtió otros $12.000 millones.



Lo que este crecimiento demuestra es que los multiplex definitivamente se impusieron y la mejor manera de crecer o de mantenerse en este negocio es impulsar nuevos proyectos. Por eso, Cine Colombia acaba de inaugurar dos multiplex más en Bogotá y Medellín. El primero está ubicado en Unicentro, donde cambió dos viejas salas por un pequeño edificio que tiene ocho salas con una capacidad para 1.800 sillas y una inversión de unos $11.000 millones. El segundo está en el Centro Comercial Vizcaya, con cinco pantallas con capacidad para 1.500 personas, que demandó una inversión de $7.000 millones.



Hasta el momento, los tres protagonistas de esta película han contribuido a modernizar la industria en Colombia con inversiones que ascienden a más de $70.000 millones en los últimos dos años. Cifra considerable en tiempos de recesión económica.



Pero la competencia apenas comienza. A pesar de los nuevos proyectos, la demanda de espectadores solo se ha repartido manteniéndose relativamente estable. Este hecho también ha generado una guerra de precios para las funciones entre semana y días festivos. Se estima que el mercado nacional asciende en promedio a 18 millones de entradas anuales que dejan ingresos por unos $80.000 millones al sector en general.



A pesar de este crecimiento, es claro que el mercado sigue siendo potencialmente grande y que aún hay muchos espectadores por conquistar. Y como en las buenas producciones siempre hay alargue o segunda parte, las tres compañías preparan desde ya sus próximos proyectos. El más ambicioso plan de inversiones a mediano plazo parece estar por los lados de Cine Colombia, pues tiene en remojo la construcción de un nuevo multiplex en "Medellín Occidental" con 10 salas de cine y una inversión de $14.000 millones. También figura la construcción de otros dos multiplex en Bogotá, al norte y al noroccidente de la ciudad, que sumarán otras 18 salas para 4.500 espectadores con una inversión de $29.000 millones.



Cinemark, por su parte, ya inició la construcción de un nuevo multiplex con seis salas de proyección en Cafam de La Floresta, en Bogotá, que sería inaugurado en abril próximo. A su vez, está estudiando la posibilidad de incursionar en otras ciudades como Cali y Barranquilla. Procinal también confirmó que este año iniciará un nuevo multiplex con seis salas de cines en la capital del país.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.