| 10/10/2008 12:00:00 AM

Motor en desarrollo

Se cocinan nuevos proyectos que dinamizarán aún más la industria de los cosméticos. Crece la demanda masculina y Brasil se convierte en un referente obligado.

Dos importantes iniciativas se desarrollan actualmente en el país con miras a impulsar aún más el mercado y la exportación de productos de cosmética, aseo y cuidado personal. Esta industria, precisamente, se ha convertido en una de las más dinámicas y cuenta con uno de los mayores potenciales de crecimiento. El sector, por ejemplo, producía en 1996 $2,6 billones, cifra que en precios constantes ascendió en 2007 a $6,2 billones. Y al mismo ritmo han venido creciendo las exportaciones de esta industria que durante el presente año ascenderán a US$378 millones, 37% más que lo reportado en 2007, según estimaciones de la Cámara de la Industria Cosmética y de Aseo de la Andi.

La primera iniciativa tiene que ver con la construcción de siete plantas en un terreno de 50.000 m2 en Tocancipá (Cundinamarca), el cual se convertirá en la zona franca del sector más grande de Latinoamérica. Según explicó Wilson Roa, presidente de Wilcos S.A., este proyecto es el resultado de una alianza de varias empresas que producen cosméticos, productos de aseo personal y para el hogar, farmacéuticos y envases.

Esta sociedad dio origen a una nueva empresa que se denominó Paul Calley. "Nosotros pensamos que en Colombia, por su posición estratégica y por nuestro amplio conocimiento del sector cosmético internacional, estábamos en condiciones de desarrollar una industria de talla mundial para romper fronteras", señala Roa.

Está previsto que la primera planta que entre en operación sea la de cosméticos, a mediados del presente mes, la cual contará con una capacidad de 100 toneladas diarias de productos para el cuidado corporal y perfumería. Y que cada tres meses se ponga una más en funcionamiento. La idea es que casi toda la producción vaya al mercado internacional, para lo cual ya se han desarrollado estrategias para ingresar a Venezuela, Ecuador, Perú, Centroamérica y el Caribe. Sin embargo, también está presupuestado que una pequeña parte de la producción vaya al mercado local y se hagan desarrollos para algunas multinacionales.

En la zona se van a manejar economías de escala para reducir costos y se integrarán varios procesos para una mejor eficiencia del manejo de proveedores y materias primas. Por eso contará con un centro de distribución, otro de acopio y uno más para material de empaque. En total, se generarán unos 600 empleos directos en los próximos tres años.

"El mercado sigue creciendo. Y el hecho de que el Gobierno esté dispuesto a impulsar este sector, demuestra lo importante que se ha vuelto la industria colombiana en el mercado internacional. La idea es posicionar los cosméticos colombianos, como se ha venido haciendo con la moda y la ropa interior, tanto masculina como femenina, pues hay una gran afinidad entre los tres sectores", explica Roa.

La segunda iniciativa dio como origen el nacimiento de CBGroup S.A. - Colombian Beauty. También es el resultado de un proyecto de asociatividad impulsado por el Ministerio de Comercio, Proexport, la Cámara de la Industria Cosmética, la Asociación Colombiana de Ciencia y Tecnología Cosmética, la Corporación Andina de Fomento y las universidades El Rosario y Los Andes.

Se trata de la creación de un cluster de cosméticos en el que participan varias empresas que producen este tipo de artículos en el país y que han logrado desarrollar y posicionar sus propias marcas. En una primera convocatoria se reunieron 50 empresas, pero al final de todo el proceso, que duró tres años, solo quedaron nueve, las cuales conforman esta nueva sociedad que también tiene como su objetivo principal la exportación de su producción.

Hilda Bernal, la presidenta de CBGroup, explicó que el foco de esta naciente industria es el desarrollo de cosmética natural para el público masculino, pues se trata de una de las categorías con mayor potencial en el mercado internacional. "Aquí sumamos todas nuestras fortalezas. Cada empresa aporta científicos, investigadores y comercializadores. Tres de las compañías desarrollan formulaciones incluso para multinacionales y también para desarrollar cosméticos de tratamiento que se usan a largo plazo", precisa.

Uno de los pasos más importantes en este sentido se dio con el desarrollo de un extracto de origen netamente natural, sacado del árbol Tibuchina, cuyas propiedades para uso cosmético ya fueron comprobadas y demostradas ante el Invima, la CAN y la Comunidad Europea. Con las bondades de este extracto se desarrolló una línea de siete productos para hombres con la marca Thibou, que por estos días se exhibe en la Feria de París: bálsamo para después de la afeitada, loción hidratante, protector solar, control brillo facial, antiedad, contorno de ojos, antifatiga, protector para labios y reductor de abdomen.

Por lo pronto, los primeros mercados que se van explorar son México, Brasil y Estados Unidos. Las empresas que conforman esta sociedad son Laboratorios Ana María (tratamiento de la piel y maquillaje), Laboratorios Brisse (cuidado personal y depilación) Cosméticos Marlioü Paris (línea capilar para peluquerías y salas de belleza), Total Protection (distribución de materias primas), Laboratorios M & N. (cuidado de la piel y el cabello), Pal Pluss (línea capilar), Tecser laboratorios (cuidado personal y maquila), Yoquire Ltda. (maquillaje artístico profesional) y Esko laboratorios (cuidado de la piel).

Precisamente el mercado masculino es una de las categorías que más ha venido creciendo en Colombia. Según cifras de Nivea For Men, las ventas para este segmento, sin incluir la venta directa, pasaron de $18.000 millones en 2005 a $26.000 millones en 2008. Claudia Murillo, gerente de mercadeo, explica que Nivea se convirtió en una de las primeras compañías especializadas en el cuidado de la piel en desarrollar una marca (Nivea For Men) con un portafolio exclusivo para hombres.

Sin embargo, advierte que hace falta que las grandes superficies desarrollen lineales de productos masculinos como ya existen en algunos supermercados de Europa, donde hay góndolas exclusivas para los hombres. En este sentido, Murillo reveló que está por llegar al país Farmatodo, un retail venezolano que solo vende productos para hombres y que tiene unas 100 tiendas solo en Caracas.

"Este es un nicho con un potencial enorme, en la medida que los hombres entiendan que tienen que cuidarse. En este mercado hay tres grados de maduración. El avanzado, es aquel hombre que se preocupa por su apariencia física y el cuidado de la piel, como sucede en Estados Unidos y Europa. El intermedio, que apenas está entrando en esa cultura como el venezolano. Y el básico, donde el 50% de los hombres todavía se afeitan con jabón y no se preocupan por el cuidado de la piel. En esa categoría está Colombia", dice.

Pero aún está todo por hacerse en este mercado que cada vez toma más fuerza y en el que las ventas directas se posicionan como uno de los canales más fuertes para la distribución de este tipo de productos. Belcorp (con marcas como ésika, entre otras), por ejemplo, que cuenta con 165.000 clientes, espera ventas por US$285 millones en el presente año, lo que representará un crecimiento del 16% con respecto a 2006. Su presidente, Juan Carlos Saldarriaga, sostiene que la compañía decidió construir en Colombia una de las plantas más modernas del continente porque no solo se proyectaba como uno de los mercados más importantes de la región sino también por el buen desempeño de su economía y la seguridad jurídica que ofrece para la inversión.

Entre tanto, Jaime Mauricio Concha, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Cosmética y de Aseo de la Andi, revela que las metas del sector apuntan a que la industria llegue a representar el 6% del PIB Industrial en 2019, cuando las exportaciones alcancen los US$1.200 millones. Para lograrlo, explica, hay que construir una red de empresas y de universidades asociadas, articulando todos los eslabones de la cadena (agricultores, productores de ingredientes, proveedores de envases y empaques, centros de desarrollo tecnológico y grupos de investigación de universidades).

De esta forma, asegura, se podrán lanzar al mercado productos que incluyan ingredientes de la biodiversidad colombiana con propiedades o activos certificados y seguros, que diferencien nuestra producción con empaques y diseños llamativos, reciclables y amigables con el medio ambiente, como sucede en Brasil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?