| 3/3/2016 12:00:00 AM

¿Cuánto gastan los hombres en ropa interior?

El mercado de la ropa interior masculina representó más de $1,1 billones en 2015. Nuevos diseños, estilos y materiales marcan el crecimiento de esta categoría.

La ropa interior se ha convertido en una de las categorías más dinámicas para el sector confeccionista. La alta demanda registrada en el mercado local y en el exterior, donde este tipo de prendas son apetecidas por su calidad y precio, están moviendo el negocio.

Aunque la ropa interior femenina ha sido la de mayor participación en este segmento, las prendas masculinas han ganado terreno. Los marcados cambios en los hábitos de consumo han llevado a que estas prendas, además de ser una expresión de la personalidad, hoy hagan parte de la moda y el confort de los consumidores, según Carlos Eduardo Botero, director de Inexmoda.

En 2015 cada colombiano gastó en promedio $24.366 en prendas íntimas masculinas, según cifras de Raddar, consultora que también concluye que las compras de estos productos están concentradas en el nivel medio y que el tamaño acumulado en Colombia fue de $1,1 billones durante 2015, siendo diciembre el mes de mayor participación, con $125.180 millones.

Las grandes cadenas son uno de los principales canales de comercialización de estos productos. Análisis de Nielsen Total Store - Retail Services indican que 29% de la ropa interior que se vende en los almacenes de cadena corresponde a prendas para hombre.

Sin embargo, Sonia Medina, gerente de retail de esta consultora, asegura que en el último año las ventas en esos canales se redujeron 3%, situación que puede explicarse por una posible migración a canales de compra diferentes, como las tiendas especializadas o las ventas online, que crecen cada día.

Las cifras indican que de cada $100 que se venden en ropa interior, $66 son de prendas para mujer y $34 para hombre, siendo el día del Padre y la Navidad las épocas de mayores ventas.

Los estimados de Nielsen apuntan a que en estas fechas, dichos establecimientos registran 30% de las ventas totales del año y que, en las mismas, la comercialización es 78% mayor que la de una semana promedio.

En cuanto a exportaciones, datos del Ministerio de Comercio con base en el Dane muestran que entre enero y septiembre del año pasado se vendieron en el exterior US$ 6,7 millones y que estas prendas llegan a más de 30 destinos, entre los que se destacan Estados Unidos, Ecuador, Costa Rica y México.

Dada su creciente demanda, hoy la oferta es variada y son muchos los jugadores que hacen parte de este mercado. Marcas como GEF y Punto Blanco, del Grupo Crystal, Grupo Éxito con su marca Bronzini, las compañías Mundo Unico y Tarrao, entre muchas otras marcas, no solo están atendiendo el mercado local, sino que quieren aprovechar la tasa de cambio para incrementar sus exportaciones.

Oferta variada

Ana María Gutiérrez, gerente de la marca GEF, señala que en los últimos años se ha dado un cambio en los hábitos de consumo y que hoy las prendas interiores masculinas ofrecen una serie de materiales y telas diferenciadas, como la microfibra.

GEF cuenta con 109 tiendas propias en Colombia y 14 en Costa Rica, además de que acaba de lanzar los puntos de venta exclusivos para hombre denominados GEF Men, de los cuales proyecta tener 10 en el presente año. Los buenos resultados registrados en el país centroamericano tienen a la marca paisa planeando abrir nuevas tiendas en otros países de esa región.

Por su parte, Punto Blanco –la otra marca del Grupo Crystal– cuenta con 57 tiendas en Colombia y 69 en México. Aunque son hermanas, las dos marcas compiten en nichos de mercado diferentes y desarrollan sus productos de forma completamente independiente, precisa Gutiérrez.

Almacenes Éxito, por su parte, con sus marcas Bronzini, Bronzini Black y Carrel, ha venido fortaleciéndose en el segmento de ropa interior masculina, el cual representa 12% en el total de ventas del negocio textil en la compañía. Para este año la cadena proyecta un crecimiento en unidades por encima de la inflación.

Las marcas propias de la compañía son comercializadas en Colombia y en Francia y, según informó la empresa, en este momento están llevando a cabo un proyecto piloto en Brasil y en Argentina con estas prendas.

La compañía Tarrao, con sus marcas Tarrao e Inizio, también participa en el segmento de prendas masculinas. Su gerente, Enrique Gómez, dice que su estrategia ha sido concentrarse en cambiar la forma como se veía la ropa interior masculina, que hace unos años era un producto básico, pero hoy la industria trabaja en prendas con valor agregado.

El segmento de prendas masculinas participa con 35% de las ventas totales de la firma, que también produce ropa interior femenina. Para esta empresa, la categoría para hombre ha venido creciendo a ritmos de 9%.

En este momento exporta a países como Estados Unidos, México, Costa Rica y Chile, entre otros, que representan 8% de los ingresos totales; sin embargo, la proyección de Gómez para los próximos dos años es lograr una proporción de 50-50.

En los planes inmediatos de esta firma –que tiene en el país 14 tiendas propias– está la apertura de una franquicia en Italia, gracias a un negocio que cerró en Colombiatex, y otra en Costa Rica.

Como ocurre en el resto de la cadena confeccionista y textilera, uno de los temas que preocupa a los empresarios y que es transversal a toda la cadena es la falta de mano de obra calificada. Enrique Gómez considera que en el sector se requieren por lo menos 200.000 empleos, que son difíciles de conseguir.

Así las cosas, veremos si esta industria, que tanto ha cambiado, puede sacarle real provecho al precio del dólar y los cambios de tendencias en los consumidores nacionales.

Mercado de nicho

Mundo Único se ha convertido en una empresa de nicho. Esta compañía paisa, que produce un millón de prendas al año, con 99% de materia prima nacional, y registra ventas anuales por $15.000 millones, se ha caracterizado por ofrecer diseños exclusivos con una particularidad: el diseño de una copa que le brinda comodidad al usuario. Hoy exporta alrededor de 16% de su producción y el objetivo de Nicolás Echeverri, su fundador y gerente, es incrementar este porcentaje, pues hace unos años se acercaba a 60%. Su plan estratégico a tres años está centrado en realizar una revisión de procesos, crear líneas de innovación y tecnología y fortalecer las ventas al exterior. En este último aspecto se centrará buena parte de los esfuerzos, pues el objetivo de Echeverri es aprovechar la tasa de cambio. La meta es llegar en tres años nuevamente a 60%. En sus proyecciones también está el regreso a México y el fortalecimiento de las ventas online.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?