| 3/3/2016 12:00:00 AM

Mercado de pañales para adultos representará $307.000 millones en 2020

Las ventas de pañales para adultos están al alza. El envejecimiento y la incontinencia en menores de 50 hacen prever que la facturación se duplique a 2020.

A sus 92 años, el patriarca de la familia Rodríguez lleva varios años sufriendo de alzhéimer y con el avance de la enfermedad no solo ha perdido su memoria, sino también su capacidad para controlar esfínteres. Esta situación llevó a que sus hijos tomaran la decisión de ponerle pañales, que en un principio costearon con sus propios recursos, pero que luego lograron que les fueran provistos por su EPS.

Inicialmente los Rodríguez consideraron que era su deber como hijos pagar los pañales, pero luego, cuando empezaron a sentir el hueco en sus bolsillos recurrieron al sistema de salud. Y no es para menos; a diferencia de las pacas de pañales para niños, que vienen por 20 o 30 unidades, las de adultos vienen apenas con 10 y además son más costosas. Los pañales para niños se consiguen en un amplio rango de precios y hay constantes ofertas, con valores que arrancan desde los $19.000, mientras que los de adultos en promedio cuestan $25.000. Eso implica, para una familia como los Rodríguez, un gasto de 8 paquetes mensuales, lo que equivalía a unos $200.000.

Así como esta familia hay muchas más en el país que están en esa situación. No en vano, cada vez los colombianos viven más y las proyecciones poblacionales del Dane indican que hoy hay unas 5,5 millones de personas mayores de 60 años.

Esta situación se ha convertido en una oportunidad de negocios para las empresas que fabrican pañales, pues a diferencia del mercado infantil, donde en algún punto se dejan de comprar –pues el niño aprende a ir al baño– con los adultos mayores no hay vuelta atrás.

En Euromonitor estiman que el mercado de pañales para adultos se va a duplicar entre 2015 y 2020, pasando de $153.000 millones a $307.000 millones. Esto da una tasa de crecimiento anual promedio esperada de casi 15%.

Euromonitor también estima la misma tendencia para el mercado estadounidense, con un aumento en las ventas de US$1.800 millones en 2015, a US$2.700 millones en 2020, lo que además pondrá en evidencia otro fenómeno: las ventas de pañales para adultos en el país del Norte van a crecer más que las de los de niños. Pronostican que los infantiles avanzarán 2,6%, a US$6.300 millones a 2020, mientras que los de adultos crecerán 48%. Esto se explica por los cambios en las tendencias demográficas.

Nuevos compradores

El mercado de los pañales para adultos no solo incluye a mayores de 60 años; cada vez hay más a personas de 40 a 50 que sufren de problemas temporales de incontinencia, debido a embarazos, partos, diabetes y obesidad.

En Estados Unidos se estima que uno de cada tres adultos, 80% de ellos mujeres, tienen problemas para controlar su vejiga. En Colombia se calcula que 4,4% de la población sufre pérdidas de orina: 75% son mujeres y 25% hombres.

“Las pérdidas de orina pueden ir desde pequeños goteos hasta pérdidas abundantes. Esta no es una condición exclusiva de personas de la tercera edad y, por lo tanto, puede presentarse en personas más jóvenes, como por ejemplo entre las mujeres que están en los últimos meses de embarazo. La presión del bebé sobre la vejiga hace que se pueda presentar un goteo. En mujeres un poco más adultas son desencadenados por la menopausia o haber tenido varios partos. En los hombres, la incidencia se presenta especialmente después de los 50 años entre quienes empiezan a presentar problemas de próstata”, explican voceros de la marca sueca Tena, que es propiedad de Svenska Cellulosa, multinacional que a su vez es dueña de 50% de Productos Familia.

Debido a que la apuesta no es solo por los adultos mayores, sino quienes sufren de incontinencias temporales –un fenómeno creciente y muy lucrativo–, las empresas se esfuerzan por diseñar un portafolio de productos que ayudan a sobrellevar las pérdidas de orina con discreción, seguridad y tranquilidad, permitiendo a las personas seguir con su vida activa. Son productos que no parecen pañales sino ropa interior.

Kimberly-Clark, otro de los grandes jugadores mundiales de este negocio, dueño de la marca Huggies, maneja la marca Depend para adultos y está estrenando una campaña en la que vistió a los empleados de su fábrica de la cintura para abajo solo con pañales. Todos los protagonistas del anuncio son personas activas y jóvenes. Esto para evidenciar que la incontinencia es un problema común que no debe avergonzar. La idea no es vender los pañales como un tema de moda, pero tampoco como algo humillante, señala un informe de Bloomberg.

Las cifras de Nielsen muestran que la incontinencia responde por 9,9% del mercado nacional de los pañales. Los voceros de Tena en Colombia sostienen que, dada la mayor expectativa de vida entre los adultos, aumenta la prevalencia del uso de estos productos.

El tema es que los pañales para adultos no se encuentran dentro de los artículos que entrega el Plan Obligatorio de Saludo (POS). Esto ha hecho que muchas personas tengan que recurrir a la tutela como camino para acceder a estos productos. Esta exclusión está establecida en el artículo 130 de la resolución 5521 de 2013 del Ministerio de Salud, la cual define, aclara y actualiza el POS.

Si bien los pañales no tienen un costo nominal elevado como el de muchos medicamentos, su uso prolongado sí genera un gasto que para buena parte de la población resulta exagerado cuando no imposible de costear, tal como les ocurría a los Rodríguez.

Pero más allá de si lo pagan los usuarios o el sistema de salud, quienes definitivamente les van a sacar provecho a los pañales son las empresas que los fabrican.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?