| 3/19/2014 6:00:00 PM

Acupuntura urbana

Dinero revela detalles e imágenes de un megaproyecto urbanístico en el suroccidente de Bogotá, cuyo costo superaría los $2 billones. Bavaria y Metrovivieda están tras la iniciativa.

En la tarde del pasado viernes 7 de marzo, justo a la hora acordada, un séquito de arquitectos, ingenieros y especialistas en asuntos financieros de Bavaria llegó a las oficinas de Metrovivienda. Allí, Nicolás Corso, gerente de la entidad capitalina, los estaba esperando para discutir a puerta cerrada la viabilidad, el diseño y la estructuración operativa de un multimillonario proyecto urbanístico que por estos días se está cocinando en Bogotá.

Pero, ¿de qué se trata exactamente? y ¿a qué conclusiones llegaron los emisarios de Bavaria y los directivos de Metrovivienda al cabo del encuentro? Pues bien, todo se remonta a finales del año pasado, cuando Metrovivienda, en calidad de banco de tierras del Distrito, planteó la posibilidad de levantar un complejo urbano sobre las 69 hectáreas en donde alguna vez operó la cervecería Bavaria, en el suroccidente de la capital. Para mayores señas sobre la Avenida Boyacá con Américas.

La iniciativa literalmente es colosal. En palabras de Nicolás Corso, consiste en erigir allí 3.000 viviendas de interés social, un parque de 17 hectáreas, un centro comercial, colegios, espacio público, vías y oficinas, entre otras cosas. Su ejecución podría demandar poco más de 20 años y su costo estimado ronda los $2 billones.

Así las cosas, ¿cómo echar a rodar una apuesta de tal envergadura? Este interrogante es precisamente el que vienen dilucidando la plana mayor de Bavaria y los funcionarios de más alto rango de Metrovivienda. “Lo que estamos haciendo en este momento es formular, de la mano con la cervecería, un plan parcial para dar luz verde al proyecto. De hecho, a finales de febrero pasado le solicitamos a Planeación Distrital las determinantes de la iniciativa, que en términos simples equivalen al marco normativo”, le dijo Corso a Dinero.

Entonces, mientras Planeación emite un concepto en los días venideros, las partes trabajan ahora en afinar detalles gerenciales y operativos. Por ejemplo, Metrovivienda propone ejecutar las 3.000 viviendas de interés social y Bavaria, por su parte, se encargaría de buscar inversionistas para que pongan en pie el centro comercial, las oficinas e, incluso, las soluciones habitacionales que no sean de interés social.

Esas serían las reglas del juego. De hecho, en un extenso documento que al cierre de esta edición estudiaban los directivos de Bavaria, aparecen esas tareas puntuales y las responsabilidades que le corresponderían a tanto a la cervecería –actualmente propietaria del terreno– y a Metrovivienda.

Por lo pronto, quienes conocen el tema de cerca aseguran que las partes avanzan a todo vapor. De seguir manteniéndose ese ritmo, en el segundo semestre del año el megaproyecto verá luz verde. Y si es así, su primer ladrillo será pegado en 2015.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?