| 8/17/2007 12:00:00 AM

Luz verde al mercado de bombillos

Luz verde al mercado de bombillos

En los próximos tres años se comercializarán en Colombia cerca ?de 13 billones de bombillos ahorradores de energía. Sin embargo, ?no hay oferta suficiente y se estudia una gran importación de China.

Con la visión de bajar en un 40% el consumo de energía y contribuir en la reducción del calentamiento global, empresas como Codensa, Electricaribe, Olímpica y Sylvania Lighting International, entre otras, están diseñando nuevos esquemas de negocio para respaldar al gobierno en el proyecto de cambiar cinco millones de bombillos incandescentes por ahorradores de energía, en los próximos tres años.

El viceministro de Minas y Energía, Manuel Maiguashca, calcula que el costo de esta transición, anunciada mediante decreto el pasado 4 de julio, puede llegar a costar US$1,5 millones en una primera fase que va hasta el 2010.

A partir de ese año no se producirán ni comercializarán en el mercado los tradicionales bombillos de luz amarilla, sino los ahorradores cuyo costo es de $12.000 a $20.000 en promedio por unidad.

Y si bien la medida es positiva y sigue la tendencia mundial (ver recuadro) de proteger el medio ambiente, tiene un impacto económico para el consumidor, el cual ha motivado a las empresas a buscar nuevos esquemas para financiar el cambio de bombillos y, de paso, adelantarse al de electrodomésticos de bajo consumo.

José Alejandro Inostroza, gerente general de Codensa, dice estar dispuesto a promover el cambio mediante la financiación de los bombillos hasta con 12 meses de plazo, mientras que en Barranquilla, el gerente general de Electrocosta - Electricaribe, Víctor Cruz, trabaja en alianza con Olímpica en un proyecto para que además de los bombillos se inicie la renovación de los electrodomésticos, también con una financiación a 12 meses, pues aunque aún no será obligatoria la medida ya se está pensando como una alternativa futura para ahorrar energía.

Sin embargo, "esta reducción no se verá reflejada en las tarifas. Es importante aclarar que las tarifas de energía son calculadas partiendo de una fórmula determinada por la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) y aprobadas por la misma entidad", aclara Inostroza de Codensa.

Esto quiere decir que si no hay un consumo moderado de la energía, los colombianos no podrán esperar una reducción significativa del cobro en las facturas, ya que los bombillos sólo hacen una parte del total de la demanda energética del país.



La producción

Para los fabricantes de bombillos esta es una buena oportunidad en materia de negocios. Sin embargo, el problema radica en que actualmente se producen dos billones de unidades y no ven fácil aumentar la producción a 13 billones en los próximos tres años. "No creo que podamos dejar de vender los bombillos de luz amarilla en 2010. Necesitamos por lo menos ocho años para hacer la transición al 100%", sostiene el ingeniero Manuel Medellín, director de calidad de Sylvania Lighting International.

La empresa privada y el mismo gobierno dicen que, si hay que recurrir a grandes negociaciones internacionales para conseguir grandes volúmenes de producto a precios asequibles, están dispuestos a hacerlo con tal de cumplir la meta establecida. La otra alternativa es buscar a las productoras chinas para negociar el abastecimiento necesario del producto.

Esto quiere decir que las empresas que fabrican estos bombillos tendrán que invertir en aumentar la capacidad instalada de sus plantas de producción, si no quieren perder los negocios que se avecinan como parte de este proyecto que tiene disparada la demanda de bombillos ahorradores de energía en todo el mundo.

El tema ha sido llevado al Comité de Iluminación del Icontec donde se están evaluando los posibles inconvenientes para llevar a cabo el proyecto. La ingeniera Francis Milena Ramírez, representante del mencionado Comité, dice que es necesario buscar alternativas para que el cambio se haga de manera rápida y segura, "porque también se requieren inversiones en las redes para llevar el servicio con calidad". Añade que el Comité no se opone al proyecto pero sí aboga por políticas claras y flexibles para que el beneficio sea para todos.

Lo cierto es que Colombia tendrá que entrar en esta nueva ola y cada vez que se funda un bombillo (tienen entre 1 y 3 años de vida útil) se tendrá que hacer una nueva inversión, que los fabricantes calculan puede ser mayor en la medida que ya se están demandando bombillos ahorradores de energía con nuevas formas y colores acordes con la decoración de los hogares.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.