| 2/18/2016 12:00:00 AM

El encanto de los personajes de Disney

Disney está ratificando que es una de las marcas líderes del licensing en el mundo. En Colombia sus productos siguen siendo los reyes del comercio.

La magia de los personajes animados de Disney ha conquistado a medio mundo y ha puesto a los consumidores a comprar todo tipo de productos y servicios que llevan el sello de sus personajes. Desde arepas en forma de Mickey Mouse hasta útiles escolares, ropa, calzado, alimentos, telas, productos de cuidado personal y hasta huevos hacen parte de la oferta que cuenta con algún personaje de este universo.

En Colombia, Mickey, Minie, Winnie the Pooh, las Princesas, Toy Story y Cars, entre otros personajes, se han convertido en aliados de las empresas que se la juegan por alcanzar una licencia de este gigante del entretenimiento.

Se estima que, en promedio, quienes adquieren las licencias para usar estos personajes en sus productos deben pagar una regalía de 8,7% sobre el volumen de ventas. Sin embargo, el porcentaje depende del contrato, la categoría en la que se desarrolla la empresa que adquiere la licencia y el personaje que puede usar, explica César Maldonado, gerente de Protela, compañía que acaba de conseguirla.

La posibilidad de utilizar la imagen de uno de estos personajes en sus productos y de asociar la marca a esta multinacional del entretenimiento se ha convertido en una poderosa herramienta de mercadeo para las compañías. Aunque no hay cifras oficiales de cuántas empresas locales han logrado este propósito, lo cierto es que el número va en aumento.

Hay firmas que hace por lo menos dos décadas tienen una alianza con Disney y muchas las que lo han logrado recientemente. En este último grupo están Trading Foods, Off Corss y Protela. Los productos de consumo masivo son los más apetecidos y el portafolio de personajes es amplio gracias a las compras de Pixar, Star Wars –Lucas Film– y Marvel, por ejemplo.

Disney maneja un código de conducta que establece los parámetros mínimos que una empresa debe cumplir para fabricar un producto con sus personajes. Las auditorías y requerimientos involucran temas ambientales, laborales, de seguridad social y de calidad, entre otros.

Entre los clientes colombianos está Sempertex, que trabaja desde hace más de dos décadas con estos personajes, recientemente obtuvo una nueva licencia. Esta compañía productora de globos y productos para fiesta consiguió su primera licencia hace más de 20 años para las bombas, luego la logró para serpentinas y confetis de mesa, y la más reciente adquisición –a finales del año pasado– es para la categoría fiesta para el canal mayorista. En pocos meses incorporarán las velitas.

Amalia Lowey, vicepresidente de negocios de la empresa, explica que la licencia de los globos, serpentinas y confetis de mesa está dirigida a todos los canales de comercialización, mientras la de productos de fiesta, que incluye vasos, platos, servilletas, manteles, carteles, invitaciones y centros de mesa, entre otros, solo es para el canal mayorista. Esto indica que la compañía barranquillera no puede comercializar estos productos en canales de retail.

Con la nueva licencia, la meta de Sempertex apunta a lograr que la categoría fiesta crezca 20% en el primer semestre y en la segunda parte del año lo haga entre 10% y 15% frente al primer periodo.

Lowey no descarta que a futuro puedan obtenerla para otros países. Sin embargo, aclara que la naturaleza de la empresa es aprender en el mercado local para luego mirar posibilidades en el exterior. Uno de los planes es buscar gente que ya tenga la licencia en Centroamérica y El Caribe para venderles los productos o conseguir aliados comerciales y adquirir directamente la licencia.

En cereales

Trading Foods también entró en esta onda de Disney y los beneficios han sido claros, pues le permitieron apalancar el ingreso de la marca a las cadenas de retail. Gracias a la imagen de Disney en sus empaques, la compañía comercializa su línea Zooreals en cadenas como Jumbo, Metro, Alkosto y Colsubsidio. Hoy puede hacer uso de Mickey, Toy Story, Cars y las Princesas.

Andrés Felipe Castro, gerente de la compañía, indica que la planta –ubicada en la zona franca de Bogotá– tiene una capacidad de producción de 250 toneladas de cereales al mes, producto que se vende en su totalidad en el mercado nacional.

El crecimiento registrado y las posibilidades de continuar expandiéndose los llevaron a tomar la decisión de trasladar la factoría a la zona franca de Tocancipá, en donde tendrá una mayor capacidad de producción. Para este año la proyección de crecimiento de la firma oscila entre 15% y 18%. En 2015 las ventas se acercaron a los $15.000 millones y la meta es alcanzar $16.500 millones en 2016.

Los cereales producidos tienen una formulación especial que fue auditada por la marca internacional.

Off Corss, la reconocida marca de ropa para niños, también adquirió a finales de 2015 la licencia para su canal de ventas por catálogo, mientras que la textilera Protela la obtuvo para la línea de hogar.

César Maldonado explica que la misma le permite hacer uso de los personajes de Star Wars, Doctora Juguetes e incluye además los personajes de la segunda parte de la película Buscando a Nemo. Con el uso de la licencia –que tiene una vigencia de dos años– la compañía prevé un crecimiento de 15% en las ventas de esta línea en el presente año.

Dos décadas de alianza

La compañìa Totto ha tenido desde hace 25 años y de forma ininterrumpida la licencia de Disney para maletas, morrales y cartucheras, productos que llevan los personajes clásicos de la firma estadounidense Minie y Mickey.

Para sus directivas, Disney es un socio comercial con un reconocimiento y renombre muy importante que le ha permitido fortalecer las ventas de estos productos. En este largo camino, la compañía ha sido destacada en varias oportunidades como mejor licenciatario de manejo de la marca Disney en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?