| 5/26/2016 12:00:00 AM

Foros Dinero: La hora de los negocios verdes en Colombia

El COP21 dejó metas claras para los 195 países firmantes. Para lograrlas es clave vincular al sector privado en proyectos que garanticen la reducción de emisiones de carbono.

El Acuerdo de París suscrito en el COP21 en diciembre de 2015 será recordado como el primero en el que 195 países se comprometieron al unísono a mitigar el cambio climático y a reducir las emisiones de carbono. Sin embargo, para que sea histórico falta que se implemente con éxito. 

Los gobiernos ya están haciendo su parte. En Colombia, en el Plan de Desarrollo 2014-2018 se incluyó una estrategia de crecimiento verde que tiene como fin introducir en todos los sectores de la política estatal principios de sostenibilidad y parámetros de adaptación y mitigación del cambio climático. Además se trabaja para aumentar la cobertura de áreas protegidas, el cuidado de los bosques, ciudades inteligentes y en el uso de combustibles limpios, entre otros proyectos. 

Según Manuel Fernando Castro, subdirector Territorial y de Inversión Pública del Departamento Nacional de Planeación (DNP), “de no hacer nada para mitigar el cambio climático, esto le generará al país costos cercanos a 0,5% del PIB anual en los próximos 30 años”. 

Para lograr las metas acordadas en el COP21 es clave vincular al sector privado en proyectos de construcción sostenible, manejo de residuos, ahorro de agua y energía, entre otros. 

Según Kristtian Rada, líder del programa de Ciudades y Negocios Climáticos de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por su sigla en inglés) en América Latina, el gran reto es que los gobiernos sepan cómo involucrar al sector privado, para lo cual sugiere que el Gobierno tome en cuenta las necesidades de los actores no estatales para poder participar y se implementen e impulsen iniciativas relacionadas con dichas condiciones. 

Hay tres condiciones para que los inversionistas privados contribuyan e incursionen en los llamados negocios verdes. La primera tiene que ver con el mejoramiento de las regulaciones. La segunda es establecer relaciones público-privadas para iniciativas específicas. Y la última está relacionada con priorizar los proyectos que contribuyan a la meta que estableció el Gobierno de reducir en 20% las emisiones de carbono para 2030.

Poco a poco las empresas colombianas y el Gobierno se están comprometiendo en esta materia. De hecho, han crecido los productos, proyectos y herramientas financieras que impulsan los negocios verdes. En el país ya existen iniciativas de construcción sostenible, transporte, manejo de residuos y ahorro de energía. En ciudades como Bogotá y Medellín se trabaja especialmente en la implementación de proyectos en el tema de transporte masivo y ampliación de estos sistemas.

Lea también: Sostenibilidad y competitividad empresarial: Inseparables.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?