| 9/29/2016 12:00:00 AM

Los negocios de emprendedores que impulsa el Grupo Santo Domingo

InQlab es el vehículo del Grupo Santo Domingo que apoya el emprendimiento. En poco más de 3 años ha invertido US$10 millones.

Cuando en Colombia se habla del Grupo Santo Domingo, varios negocios vienen a la mente: Bavaria, Caracol TV, Cine Colombia, D1, Decameron, El Espectador, Cromos y otros menos masivos, pero claves en su portafolio, como Suppla, Biofilm, Linio, Ditransa, Gases del Caribe, Refocosta y Terranum. Muchos de ellos bajo la sombrilla de Valorem y otros como inversiones independientes.

En los últimos tres años, este grupo empezó a mirar un nuevo segmento. Emprendimientos en etapas tempranas, pero con unas características particulares: alto potencial de crecimiento y apalancados en el campo digital y la tecnología.

Para hacerlo creó InQlab, una mezcla de venture capital, incubación y aceleración que inició operaciones en el segundo semestre de 2013 y que dirige Gregorio Márquez. En su comité de inversión toman asiento Alejandro Santo Domingo, Carlos Alejandro Pérez y Juan Pablo Mejía.

Lea también: Emprendedores suizos producen chocolate orgánico con cacao 100% colombiano

Desde su inicio, InQlab ha analizado más de 125 proyectos. Ya ha hecho inversiones por US$10 millones en 8 proyectos, de los cuales 6 están activos. Sus participaciones van desde 100%, hasta de un dígito. El abanico es amplio.

Según Márquez, se hace una inversión de capital semilla que puede estar entre US$250.000 y US$350.000, luego el proceso de incubación de 6 a 9 meses y después de un rol más estratégico, a través de juntas directivas o comités.

Hoy tiene inversiones en Pulzo –agregación de contenidos–, appto.co –operación inmobiliaria–, symplifica –plataforma para la gestión de empleados–, Lentesplus –tienda en línea de lentes de contacto–, Fitpal –plataforma que ofrece suscripción a gimnasios– y EnjoyFlowers –floristería en línea para atender el mercado de Estados Unidos desde Colombia–.

De acuerdo con Márquez, hay dos hechos relevantes: “Uno, en el proceso habrá proyectos que mueren, pero eso representa aprendizajes para otras iniciativas y, dos, en el futuro buscar mecanismos de salida. Maduramos los negocios y buscamos una salida o una venta”, concluye.

Lea también: In-pactamos, el programa para que los emprendedores crezcan

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?