| 12/11/2009 12:00:00 PM

Los negocios de 2010

El próximo año se materializarán los grandes proyectos que estaban represados en infraestructura, o que tuvieron tropiezos en 2009. Las ciudades serán motores de crecimiento.

De los anuncios a las realizaciones. Así se podría caracterizar lo que será 2010 en materia de negocios, si se tiene en cuenta que los grandes proyectos de infraestructura como la Ruta del Sol, la ampliación de la Autopista Bogotá-Villavicencio y la Transversal de las Américas quedaron prácticamente resueltos en diciembre de 2009, mientras que transacciones largamente esperadas, como la búsqueda de un socio estratégico para la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), ya están en proceso y deben cristalizarse en los próximos meses.

Pero a pesar de que las megaobras de infraestructura por fin van a arrancar y que, incluyendo la repotenciación de las concesiones actuales, demandan inversiones por $13,7 billones, si los cronogramas se cumplen, en 2010 solo se verá una ejecución de $1,1 billones en obras, un año en el que, por otra parte, no habrá proyectos nuevos de estructuración de concesiones viales nacionales.

De todos modos, los inversionistas van a estar muy activos consiguiendo financiación para estos y los otros negocios que se esperan en el año, por lo que se anticipa una gran actividad en el sector financiero y en el mercado de capitales.

Por su parte, a dos años de terminar su periodo electoral, los alcaldes de las principales ciudades le están poniendo el acelerador al cumplimiento de sus promesas electorales, por lo que se espera que 2010 sea un año en que mejore la ejecución presupuestal en proyectos de infraestructura, movilidad y servicios públicos.

Infraestructura

Después de casi ocho años perdidos en el desarrollo de grandes proyectos de infraestructura, al cierre de esta edición el Gobierno estaba a punto de adjudicar la Ruta del Sol, una obra largamente esperada que demanda una inversión de $4,5 billones y permitirá mejorar la interconexión entre el centro del país y la costa Caribe. Si bien había ruido en torno a la adjudicación de alguno de los tramos, sin duda el proyecto saldrá adelante en 2010.

En el caso de la Autopista de las Américas, un proyecto de iniciativa privada que busca articular las vías de la Costa Caribe desde Paraguachón hasta la frontera con Panamá, quedó abierta la licitación para el tramo uno, que conecta Chocó con el noroeste de Antioquia y llega a Córdoba y Sucre. Por su parte, el tramo dos estaba pendiente de un acuerdo con los actuales concesionarios en torno al precio a que entregarían sus concesiones para que se pueda abrir una licitación con terceros. Pero si no hay humo blanco, el Gobierno ha sido claro en que de todos modos sacará a licitación este tramo en enero y que esperará a que venzan las concesiones actuales para ir incorporándolas a la concesión. En total, esta autopista requiere una inversión de $6,7 billones.

A pesar de las cifras que mueven la Ruta del Sol y la Autopista de las Américas, la ejecución esperada para 2010 no es muy alta, debido a que gran parte del año se dedicará a elaboración de diseños, compra de predios y obtención de licencias. En la fase uno de la Autopista de las Américas, que es la más complicada, se invertirán menos de $50.000 millones, mientras que en la fase dos se ejecutarán una suma más alta -unos $200.000 millones- ya que la mayoría de obras son de rehabilitación. En el caso de la Ruta del Sol, la ejecución será de $250.000 millones en los tres tramos.

Otro proyecto que tiene un presupuesto importante, pero cuya ejecución será baja en 2010, es la repotenciación de las concesiones de primera y segunda generación, que fue autorizada por el Conpes 3535, y en la que sobresale la ampliación de la vía Bogotá Villavicencio. Estas obras tienen aportes públicos por $2,5 billones. Sin embargo, este año se estima que se ejecutarán en obras máximo $600.000 millones.

Movilidad en ciudades intermedias

Las novedades en movilidad están dadas por la adopción de sistemas de transporte masivo a pequeña escala en las ciudades intermedias. Ya hay convenios de cofinanciación para llevar pequeños transmilenios a Popayán, Santa Marta, Armenia y Pasto. Estas ciudades empezaron a hacer adecuación en los sistemas de semáforos y señalización. La inversión pública en estos sistemas ronda los $100.000 millones, y el sistema estaría operando en dos o tres años.

Por su parte, se esperaba que a mediados de diciembre se aprobara un documento Conpes autorizando estos transmilenios para Valledupar, Montería y Sincelejo, en tanto que para Villavicencio, Buenaventura, Manizales, Neiva e Ibagué ya se están adelantando los estudios, pero todavía no se ha conseguido la financiación.

Red férrea y Canal del Dique

El negocio más innovador en materia férrea sería la construcción del tren del Carare, que conectaría el altiplano cundiboyacense con los puertos de exportación y permitiría movilizar el carbón que se produce al interior del país. Hay firmas internacionales interesadas en esta línea, como Camargo Correa y Odebrecht, pero la luz verde a esta iniciativa dependerá de las proyecciones de reservas y producción de carbón que arrojen las minas de Votorantim.

Un proceso que debió quedar listo en el segundo semestre de 2009 y que al cierre de esta edición seguía sin definirse, es la licitación del Sistema Ferroviario Central, el cual está siendo evaluado por la Universidad Nacional. Sin embargo, se espera que el próximo año se adjudique.

Por otra parte, Cormagdalena abrió la licitación para la profundización del Canal del Dique, un proyecto por $150.000 millones.

Petróleo

Tras alcanzar inversiones anuales cercanas a los US$3.500 millones, sin incluir Ecopetrol, durante 2007, 2008 y 2009, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) se prepara para un 2010 con cifras similares -o superiores- de inversión en el sector petrolero. Para lograrlo, la entidad acaba de lanzar oficialmente la Ronda 2010, que entregará a inversionistas y empresarios petroleros 168 bloques repartidos en tres tipos de paquetes. De acuerdo con Armando Zamora, director de la ANH, un primer paquete que comenzó a ofrecerse está compuesto por 74 bloques con un área total de 4,5 millones de kilómetros y hace parte del denominado tipo 1; es decir, con la mayor información geológica y sísmica disponible, y que se encuentran ubicados en zonas muy cercanas a donde hoy se desarrolla una producción petrolera.

También se ofrecerán 31 bloques en áreas de tipo 2, ubicadas en los cayos de San Andrés y en zonas marinas, sobre las cuales hasta el momento no hay mucha información petrolera, pero que ofrecen oportunidades importantes en petróleo y gas. En un tercer grupo consolidado por la ANH, se ofrecerán 63 bloques para evaluación técnica, sobre los cuales existe poca información.

Negocios entre el tintero

Algunos de los mayores negocios que estaban programados para 2009, se concretarán en 2010. La venta de Isagen, la capitalización de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá y el tercer canal de televisión, sufrieron tropiezos durante el año que termina, lo cual prolongó estos procesos.

En el caso de Isagen, una operación que el Gobierno calcula en $3 billones, todavía no termina la polémica por la intención de la administración Uribe de abrirle el camino a Empresas Públicas de Medellín para que se haga a esta empresa. Las interpretaciones de quienes están en contra aseguran que EPM quedaría con una participación dominante en el sector eléctrico, afectando la estructura del sector. En energía también se anticipa la venta de Tebsa, Gecelca, Urrá y de la participación del Gobierno en las electrificadoras de Boyacá, Meta, Huila, Nariño y Caquetá. Además, la capitalización de Termoemcali, una operación que requiere como mínimo una inversión de US$150 millones, tan solo para cancelar los pasivos de esta generadora.

Por su parte, la ETB logró sortear con éxito la acción popular que pretendía suspender la capitalización. Aunque esta acción del sindicato demoró el cronograma, se espera que el ingreso de un socio estratégico quede listo durante el primer semestre de 2010. Telefónica de España, Telecom Brasil, Telmex y Entel de Chile estarían interesadas en la compañía. Esta operación tendría un negocio colateral, porque lo más probable es que una vez ingreso el socio, ETB tenga que vender su participación en Tigo, muy probablemente a EPM, en primera opción, o a Millicom. En telecomunicaciones también está pendiente la capitalización de Emcali, que sería mínimo por US$200 millones.

Otra compañía en busca de capitalización es la Transportadora de Gas del Interior (TGI), con el fin de apalancar sus inversiones en Colombia y en Perú. Por su parte, en Terpel se estudian cambios, ante el interés de retirarse de uno de sus accionistas. Ashmore, el mayor accionista de Proenergía, a su vez mayor accionista de la holding de Terpel (Sociedad de Inversiones en Energía), contrató a JP Morgan para analizar posibles salidas de esta sociedad.

Bogotá, valorización y concesiones

En Bogotá, las mayores inversiones se darán en obras por valorización, que tienen una ejecución estimada en 2010 de $382.304 millones y que fueron adjudicadas masivamente a finales de 2009. También se destacan las obras de infraestructura para el sistema integrado de transporte masivo ($203.141 millones), en las que se incluyen las obras de la fase III de Transmilenio, la construcción de la Estación Central y la implantación del Sistema Integrado de Transporte Público, cuyo proyecto ha sido muy cuestionado por darle demasiadas concesiones al sector transportador en detrimento de los intereses de los ciudadanos. Por tanto, se espera un amplio debate sobre el tema.

Pero la ciudad también tiene dos grandes concesiones pendientes. En el primer trimestre de 2010 debe salir a licitación la concesión del primer tramo de la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), entre Soacha y la Calle 80, una obra por $800.000 millones, así como la concesión de la calle 13, que concesionará dos carriles de alta velocidad en cada uno de los sentidos. En total, con la rehabilitación de las vías actuales, esta autopista de ocho carriles demandaría una inversión de $800.000 millones. Entre los dos proyectos se esperan inversiones en 2010 por $200.000 millones.

Los otros dos grandes negocios que se generarán en Bogotá son la licitación para la recolección de basuras y para la operación del relleno sanitario Doña Juana. En el primer caso, se concesionarán seis zonas por los próximos siete años, un contrato que se estima esté alrededor de los $1,5 billones. En el caso del relleno Doña Juana, el costo estimado es de $160.000 millones, también por una concesión a siete años.

El motor de Medellín

Una ciudad que arranca el año con una gran fortaleza financiera es Medellín, que tiene un presupuesto de $3,4 billones, una suma superior en 50% a la que le correspondió a la administración Fajardo. El ajuste catastral, el cumplimiento del 102% en el recaudo tributario y los buenos rendimientos de Empresas Públicas de Medellín, fueron responsables por este abultado presupuesto. "En 2009 ejecutamos el 93%, y esa fortaleza se la inyectamos a la economía", afirma Alonso Salazar, el alcalde de la ciudad. Y se espera que esta misma dinámica se mantenga para el próximo año.

Para Piedad Patricia Restrepo, coordinadora de Medellín Cómo Vamos, el principal reto de la alcaldía es la implementación del Sistema Integrado de Transporte (SIT), que registra retrasos en la ejecución y puesta en marcha del Metroplus.

Medellín tiene presupuestado en 2010 ejecutar $166.800 millones en el SIT, el 24% de la inversión de este proyecto, entre las obras del Metroplus y del corredor Avenida Ayacucho, que comprende dos cables y el tranvía. De hecho, para el Alcalde Salazar el principal proyecto es el Tranvía a la zona centro oriental y los cables, obras por US$250 millones. "Ya empezamos la estructuración de los pliegos. La licitación se abre en junio y debe empezar obras en el segundo semestre del año", explica.

La construcción del Tranvía y de los dos cables está en proceso de financiación. Ya se tienen aprobados por el Municipio de Medellín $68.400 millones para el 2010, y los diseños fueron financiados por Metro y Municipio de Medellín.

Por su parte, EPM tiene ambiciosos proyectos. Por un lado está la construcción de la planta de tratamiento de agua del norte (US$500 millones), el proyecto hidroeléctrico Porce III, que debe entrar en operación a finales de 2010 o principios de 2011, Porce IV, que debe estar en operación en 2015 pero ejecutará $420.794 millones en 2010, y la hidroeléctrica de Pescadero Ituango, un proyecto a diez años por US$2.700 millones, que implicaría inversiones anuales por US$270 millones.

La alcaldía también destinó $400.000 millones para la construcción de las Autopistas de la Montaña, un proyecto por $5 billones.

Cali, por el bicentenario

Uno de los principales proyectos de Cali es la concesión de la Autopista del Bicentenario, con un costo aproximado de $400.000 millones que se financiará con el valor del peaje. De acuerdo con la Alcaldía, los estudios para la estructuración de la concesión se encuentran sobre la mesa y el año entrante el concesionario deberá completarlos por su cuenta y riesgo y se espera iniciar obras en el segundo semestre de 2010.

En movilidad, el MIO es el principal proyecto. Para 2010 se incluye el MIO-Cable, que mejorará la comunicación de la Comuna 20. En el MIO se invertirá en obras directamente relacionadas con el sistema de transporte masivo, en espacio público y ciclo rutas. En este momento, la Troncal de Aguablanca, por valor de $129.000 millones, se encuentra adjudicada y se espera iniciar la obra en enero de 2010.

También empezarán a rodar algunas de las 21 Megaobras por Valorización. Las primeras obras que se harán a cargo de este proyecto por un valor superior a los $156.000, son: prolongación parcial de la Avenida Circunvalar, intersecciones viales en la salida a Candelaria (calle 8 con carrera 70) y de la Autopista con 70; además, el hundimiento de la Avenida Colombia, la ampliación de la calle 16 en el sur y los parques de la 72w y de la Caleñidad.

A estas obras se suman las capitalizaciones de Termoemcali y de la unidad de telecomunicaciones de Emcali, así como la creación de Girasol -empresa de gestión de residuos sólidos de Cali-, que se constituirá con aportes del municipio y reemplazará a la Empresa de Servicios Varios de Cali, que está en liquidación. Todavía no se ha definido el monto de los aportes, porque están en consultas jurídicas.

Para Arabella Rodríguez, coordinadora Cali Cómo Vamos, los grandes faltantes de la inversión en Cali son las obras del gobierno nacional que se han solicitado, como el tren de cercanías e inversiones en modernización del aeropuerto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?