| 12/9/2008 12:00:00 AM

Los negocios de 2009

La Ruta del Sol, las inversiones petroleras y las siderúrgicas de la Costa son algunas de las principales movidas que se esperan.

Hace cinco años, e inclusive el año pasado, el gran interés del sector privado era que el Gobierno sacara adelante las grandes obras de infraestructura que el país requería para ser más competitivo, aprovechando la abundancia de recursos que había en el mercado para financiar todo tipo de iniciativas. El Gobierno perdió esa oportunidad; y hoy, cuando algunos de estos proyectos se van a concretar, la esperanza es que consigan financiación para que así se conviertan en el motor que ayude a dinamizar una economía que se calcula crecerá entre 1% y 2,5% el próximo año, cuando originalmente se había previsto que creciera entre 3% y 4%.

El cambio en la coyuntura internacional ya les está generando problemas a los empresarios para conseguir recursos. "Lo que antes se cerraba en tres meses, ahora se cierra en seis. La incertidumbre genera cautela en todos los bancos, y los funcionarios piensan cinco veces más si participan o no en un proyecto", explica Peter Grossich, de Nexus Banca de Inversión.

El presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, explicó en el V Congreso Nacional de la Infraestructura que, dadas las condiciones internacionales actuales, los empresarios van a tener que estar dispuestos a ceder parte de la rentabilidad del proyecto para poder hacer el cierre financiero. Luis Fernando Alarcón, presidente de ISA, coincide con esta apreciación: "hay menos plata, más costosa, a plazos más cortos y uno debe esperar que el inversionista sea más exigente y busque mayor rentabilidad", señala. Córdoba considera que en el corto plazo los proyectos de infraestructura vial tendrán mayor posibilidad de financiarse que otros como los de energía; mientras Alarcón considera que lo que va a asegurar el éxito es contar con proyectos bien estructurados.

Según cálculos de Acolgen, el gremio de los generadores de energía, para 2009 se requerirán cerca de US$500 millones para los proyectos de generación eléctrica. Pero, como entre el 50% y el 70% del valor total de la inversión requerirá de deuda, la consecución de crédito se ha complicado. "Todos los proyectos se estructuraron antes de la crisis", explica María Zulema Vélez, presidenta de Acolgen. "En el caso de los fondos de pensiones hay que crear un vehículo y hacer un cambio regulatorio que les permita invertir en este tipo de proyectos", agrega Vélez.

La propuesta de Juan Martín Caicedo Ferrer, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, es que sin perjuicio de que los fondos inviertan en obras de infraestructura, sería más razonable que participaran en ellos a través de la financiación de los proyectos.

Dinero hizo un sondeo entre banqueros de inversión, empresarios y funcionarios del Gobierno para escoger cuáles serán los negocios más importantes de 2009.

Infraestructura vial y de transporte
Parece que este año, por fin, tendrá luz verde la Ruta del Sol, que conecta Bogotá con Santa Marta, y que es fundamental en el mejoramiento de la competitividad del país. El que la Corporación Financiera Internacional (IFC), entidad del Banco Mundial, haya estructurado el proyecto, ha generado confianza en el sector. Una vez se publiquen los pre-pliegos, se sabrá qué tan completos están los diseños y documentos, y dependiendo de esto será posible determinar si, como anunció el Ministro de Transporte, será posible adjudicar el contrato e iniciar su construcción el año entrante. Esta megaobra demanda una inversión cercana a los US$2.500 millones, y se partió en tres tramos para facilitar la financiación y consecución de las pólizas de seguros. El único por obra pública es el de Villeta-Puerto Salgar, porque se considera que construirlo por concesión es muy costoso. Sin embargo, algunos consultores piensan que esto podría generar dificultades en el manejo de riesgos y responsabilidades, debido a que no hay unidad entre constructor, operador y empresa de mantenimiento. Los tres tramos saldrían al mismo tiempo, y el fraccionar responsabilidades entre varios contratistas permitirá que, en caso de alguna eventualidad con alguno, no se perjudique todo el proyecto.

Al cierre de esta edición, se estaba adjudicando el túnel de la línea, una obra entre $700.000 y $800.000 millones, que mejorará la conexión entre Bogotá y Buenaventura.

La megaobra más grande que ha anunciado el Gobierno es la de la Autopista de las Américas, un proyecto de iniciativa privada que articularía, en un solo proyecto y mediante nueva licitación, las vías que bordean la Costa Caribe desde Paraguachón hasta la frontera con Panamá. La concesión, por más de US$4.000 millones, recoge concesiones vigentes que serían compradas por el futuro adjudicatario, quien también construiría las obras faltantes para completar el corredor desde Venezuela hasta Panamá. Para Caicedo Ferrer, el que el proyecto sea de iniciativa privada no exonera al Estado de contar con estudios y diseños definitivos para abrir la licitación.

En sistemas de transporte masivo, la obra más importante es la construcción de la fase tres de Transmilenio, en Bogotá, que irá por la carrera 10 y la calle 26. Las dos vías suman $1.15 billones, y su construcción durará entre 24-26 meses. La mitad de esta suma se ejecutará en 2009.

Desde finales de este año, el ministerio de Transporte está impulsando un esquema de desarrollo inmobiliario de los principales portales de los sistemas de transporte masivo, que tiene un valor entre $298.000 y $303.000 millones. "La idea es financiar con el desarrollo inmobiliario los portales", explica el viceministro Gabriel García. Esto se hará principalmente a través del sistema de concesiones, mediante el cual la compañía construye el portal y el desarrollo comercial o de vivienda, y recibe a cambio el desarrollo del proyeto, un porcentaje de la tarifa y en algunos casos un compromiso de impuesto predial. A finales de año se adjudicó el portal de Floridablanca en Bucaramanga.

En el tema de aeropuertos, después de la concesión de El Dorado y de los de Olaya Herrera, José María Córdoba, Carepa, Quibdó, Montería y Corozal, el paquete más importante que resta es de los aeropuertos del nor-occidente, donde están Bucaramanga, Barranca, Cúcuta y Valledupar, que representarían unos US$100 millones.

Petróleo
En el sector petrolero el gran dinamizador será Ecopetrol, que planea ejecutar un presupuesto de inversión por el orden de los US$ 6.100 millones en 2009, superior a los cerca de US$ 4.600 millones ejecutados durante 2008, en áreas de exploración, perforación, transporte y refinación de crudos, según el ministro de Hacienda.

A esta cifra se le deben sumar los cerca de US$4.000 millones que por inversión extranjera directa ejecutarán las compañías multinacionales que ganaron contratos para explorar o desarrollar campos petroleros y de gas en el país. Alejandro Martínez, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, explica que la proyección de inversiones de 2009 es muy parecida a la ejecutada en 2008.

Entre los proyectos que desarrollará Ecopetrol, sola o con algunos socios, se destacan la derivación Estación El Viento-Cusiana en el Oleaoducto Rubiales - Porvenir, cuya inversión se ha calculado en US$ 560 millones y estaría en operación en octubre del próximo año. En materia de oleoductos, se destaca también el Costayaco Santana, cuya construcción arranca en marzo del próximo año y termina en noviembre, por un valor de US$150 millones.

También en el área de transporte está previsto el desarrollo del poliducto Tocancipá - Monterrey, cuya construcción se iniciará en abril de 2009 para concluir en marzo de 2010 y tendrá inversiones por US$300 millones; y la ampliación del poliducto Pozos Colorados, que tendrá que estar lista en marzo de 2010 a un costo de US$521 millones.

En refinación, la atención va a estar concentrada en la expansión de la refinería de Cartagena, que tendrá una entrega parcial de la planta de tratamiento de gasolina en diciembre de 2010 y entrará en operación en 2012. Esta obra tendrá un costo de US$3.000 millones.

También la refinería de Barrancabermeja hará obras de mejoramiento de su planta de tratamiento, con inversiones por US$695 millones que tendrán que estar listas en diciembre de 2009 y, paralelamente, se comenzará a trabajar en su modernización, cuya adecuación de terrenos arrancará en 2009 y tendrá que estar concluida en 2013, con un costo aproximado de US$2.400 millones.

Por parte de las multinacionales, la inglesa Emerald Energy anunció que invertirá el próximo año US$100 millones en el desarrollo de los campos que opera en el Caguán (Caquetá), Magdalena y Putumayo.

Una parte importante de las inversiones para el próximo año se destinará a la exploración de al menos 100 pozos, una cifra similar a la de 2008.

Biocombustibles
En 2009 se desarrollarán proyectos de biocombustibles por más de US$240 millones. Se destacan las plantas de Alcoholes Carburantes del Quindío y la de Alcoholes Carburantes de Bolívar. Su producción se sumará a las ya existentes (Incauca, Providencia, Manuelita, Mayagüez y Risaralda) y que producen diariamente cerca de 1'050.000 litros a partir de la caña de azúcar, cuya producción se destina principalmente a abastecer el mercado nacional. Sigue en remojo el proyecto de Río Paila Castilla.

Telecomunicaciones
En 2009, telecomunicaciones y televisión serán dos de los sectores más dinámicos en materia de inversión en varios frentes y moverán más de US$1.700 millones. En telecomunicaciones, aunque no hay valores definidos, uno de los puntos prioritarios de la agenda será el futuro de las empresas de telecomunicaciones municipales, como Une, de Empresas Públicas de Medellín; ETB, de Bogotá; y Emcali, de la capital vallecaucana; y la definición que tomen las administraciones y los concejos locales sobre la vía libre para socios estratégicos.

Por el lado de los celulares, las movidas están en la migración hacia servicios de mayor valor agregado. Según cálculos del Ministerio de Comunicaciones, se estima que Comcel, MoviStar y Tigo invertirán el año entrante cerca de US$600 millones en la adecuación de sus redes e infraestructura en la plataforma de tercera generación (3G) que permitirá llevar entre sus servicios internet móvil y televisión. Las inversiones de las empresas en espectro podrían llegar a US$100 millones.

En banda ancha, el Gobierno espera que se agregue un nuevo millón de clientes con una inversión cercana a los US$150 millones por parte de los operadores.

Antes de que finalice este año, se analizará la puesta en órbita de un satélite colombiano que, si se aprueba, saldrá a licitación en 2009 para ponerlo en órbita en 2011. El valor del proyecto asciende a US$250 millones.

En inversión pública, el año entrante el Fondo de Comunicaciones va a invertir cerca de US$250 millones en equipos para dotación en áreas sociales como escuelas y hospitales en zonas apartadas. "Esta inversión moverá las empresas del sector y los proveedores", señala Daniel Medina, viceministro de Comunicaciones.

Televisión
Un nuevo canal privado tendrá la televisión colombiana, según definió la Comisión Nacional de Televisión, CNTV. La escogencia se hará por puja entre las tres asociaciones que compiten. Al mismo tiempo, la entidad valoró la prórroga para RCN y Caracol que deberán pagar al Estado US$82 millones para operar los canales por diez años más.

De otro lado, y tras la adopción del estándar de televisión digital terrestre europeo, se espera que se inicien las primeras inversiones para la implementación. Se estima que el valor podría llegar a US$250 millones, de los cuales máximo el 40% se estaría realizando en 2009, en especial en las grandes ciudades.

En el negocio de televisión por el protocolo de internet (IPTV), las empresas de telecomunicaciones están en pruebas que se consolidarán el año entrante y las inversiones iniciales podrían ascender a unos US$30 millones.

En el negocio de cable, se calcula que en 2009 se llegará a unos 500.000 hogares adicionales, lo que representaría inversiones por unos US$90 millones.

Energía
En 2008, Colombia aseguró la energía que requiere para el periodo 2012-2018, gracias al desarrollo del modelo de subastas que le permiten tener nueve proyectos de generación térmica e hidráulica cuya inversión total se acerca a los US$6.300 millones, que corresponden a más de 3.400 megavatios de capacidad instalada.

Para el año entrante se esperan los primeros desembolsos con miras a cumplir con los cronogramas de entrada en operación de las plantas. Según cálculos de Acolgen, el gremio de los generadores de energía, para 2009 se requerirán cerca de US$500 millones, cifra similar para 2010.

Para 2009, según la Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, en el sistema de transmisión nacional hay dos proyectos: uno por US$82,4 millones en el centro del país, y otro por US$19,8 millones en Cartagena.

En lo referente a movidas empresariales, tanto EPM, como ISA y EEB han anunciado planes de expansión en el exterior.

Para el próximo año, EPM invertirá en infraestructura cerca de $1,3 billones, de los cuales la central hidroeléctrica de Porce III representa casi la mitad, mientras que la Planta de Tratamiento de agua de Bello tendrá inversiones por $51.400 millones.

La Empresa de Energía de Bogotá, EEB, contempla inversiones en transporte de gas, a través de la Transportadora de Gas del Interior -TGI-, por US$600 millones. Además, participará en las convocatorias que está realizando la Unidad de Planeación Minero Energética, UPME, para la transmisión de energía por más de US$100 millones.

Finalmente, en las próximas semanas debe acelerarse el proceso de venta de las electrificadoras departamentales, operación que debe reportar más de $1 billón.

Minas
A pesar de la reducción en los precios de los commodities, el Gobierno es optimista y cree que la Minería será un gran jalonador de negocios en 2009 e incluso 2010. El Ministerio de Minas y Energía ha destinado un presupuesto de $5.000 millones para 2009, orientado a evaluar nuevas reservas e incentivar la inversión extranjera en el país.

En El Cerrejón, se invertirán US$300 millones aproximadamente (suma similar a la de 2008) y se destinarán a la exploración de proyectos que ya estaban pactados.

En el caso de Cerro Matoso, hay 8 proyectos que continuarán su etapa de ejecución en 2009. "No podría cuantificar las inversiones porque en todos se requieren inversiones diferentes. Algunos valen US$10.000, otros más. Eso no es fácil de predecir. Estamos estudiando la posibilidad de duplicar la capacidad de producción y eso requeriría inversiones adicionales, pero todo está en estudio", afirma Alan Pangbourne, su presidente.

Siderurgia
En 2008 se anunció uno de los negocios más grandes del sector siderúrgico y metalmecánico, con un joint venture entre la colombiana Acesco y la brasileña Votorantim para el montaje de la planta Siderúrgica del Río Magdalena, que produciera más de 1,3 millones de toneladas de láminas de acero, con una inversión cercana a los US$1.500 millones. "El proyecto avanza en su cronograma y para agosto o septiembre de 2009 estará terminado el estudio de ingeniería básica cuyo valor asciende a US$15 millones", advierte Carlos Zuluaga, presidente de Acesco, quien afirma que el proyecto sigue caminando para que arranque entre 2011 y 2012.

Por su parte, el proyecto siderúrgico de Corpacero en Barranquilla entra en su etapa definitiva. Se trata de una nueva planta para producción de acero con una inversión total del orden de US$70 millones.

Vivienda
En vivienda, los macroproyectos de interés social serán el dinamizador. La primera fase, que comprende la construcción de 50.000 a 70.000 soluciones de vivienda, tiene una inversión estimada de cerca de $1,2 billones y $1,5 billones. En 2009 se tiene programada la ejecución de las primeras 10.000 viviendas. Los proyectos se financian con aportes del Gobierno Nacional, de las Entidades territoriales, con créditos aprobados por el FNA, el sector financiero y los aportes mínimos que deben realizar las familias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?