| 8/1/1995 12:00:00 AM

LOS ENREDOS DEL CABLE

Tras una década de incertidumbre, por la industria de la televisión por suscripción soplan buenos vientos, pero también abierta competencia.

Como dice el adagio popular, la televisión por suscripción o televisión por cable parece haberse levantado con el pie izquierdo. A pesar de que será sin duda uno de los negocios con más avances e influencia durante los próximos 20 años, desde su mismo inicio en Colombia enfrentó mides de problemas.

En diciembre (de 1985 el gobierno otorgó la concesión a nueve empresas para que prestaran el servicio en las principales ciudades del país. Todos se pusieron manos a la obro para empezar a funcionar a más tardar (dos años después, pero un fallo (de da Corte Suprema (de justicia declaró inconstucionales las concesiones.

Sin embargo, el arranque de los tevecables era ya un hecho. Apoyándose en la doctrina jurídica de que los fallos no pueden ser retroactivos, la mayor parte de quienes obtuvieron las licencias para operar la televisión por suscripción siguieron adelante por tratarse de un hecho cumplido.

A partir de diciembre de 1987 inició emisiones TV Cable Bogotá, v luego siguieron su ejemplo Sistema Radial Vdero (hoy Veracruz "IV Cable) y Cablesistema en Medellín, Rafael Covo (Costavisión) en Cartagena, Cablevisión en Cali. TV Cable Promisión en Bucaramanga, TV Café en Manizales, Avanti en Pereira y S.A.S. TV en Ibagué. Obtuvieron la concesión pero no la han usado Germán Padilla en Villavicencio, ultra S.A. en Tunja y Pragma Ltda. en Cali.



DE SUSTO EN SUSTO

No bien habían pasado el primer susto los concesionarios de TV por cable. enfrentaron otro gran escollo. Pululaban a lo lamo y ancho del país (especialmente en Medellín) antenas parabólicas de todos los tamaños, todos los estilos y con toda clase de señales. Mientras los canales de cable recientemente inaugurados ofrecían de 4 a 5 canales, sus competidores callejeros podían darse el lujo de mostrar hasta 30.

Esa competencia era bastante desequilibrada. Los nuevos operadores de los tevecables debían pagar a las multinacionales emisoras de programación los derechos de autor y uso ole sus señales (un canal premium mundial como HBO Olé vale hoy en promedio US $3.50 mes por usuario). cancelar a Audiovisuales o a los canales regionales el equivalente al 10°/o ole su facturación mensual, no podían comercializar sus espacios, debían invertir en equipos sofisticados, pagar impuestos de industria v comercio y de renta, sufragar costos de producción propia, emitir al menos el de su tiempo programación nacional, entre otras cosas. Los dueños de las parabólicas, que no tienen esos costos, se quedaban con la mayor parte del pago del suscriptor.

La realidad es que un sin número de clientes potenciales podía disfrutar de una programación parecida y a veces igual a la de los tevecableros, pagando sumas irrisorias por ese derecho o simplemente instalando una antena. Esa Situación distorsionó abiertamente el mercado, pues había y aún persiste un problema cultural.

Casi que es más un problema mental. A muy poca gente se le puede arrancar de la cabeza que si durante décadas ha visto televisión casi gratis (sólo comprando el aparato y. pagando la cuenta de luz) ahora tenga que venir a pagar por ese privilegio. -Pero lo cierto es que la buena televisión cuesta y hay que pagarla", advierte tajantemente Gustavo Trujillo, gerente de Veracruz TV Cable.

Pero además de que no hay cultura de televisión por suscripción, vinieron otros complicados obstáculos para la actividad. El servicio puede prestarse vía canales radioeléctricos (vía aérea o microondas), vía línea física (cable coaxial o fibra óptica) o por configuraciones mixtas. La señal puede llevar televisión nacional, televisión vía satélite, señales de audio de alta fidelidad, señales pregrabadas propias de los operadores y muchos servicios de valor agrega(lo que causaran furor en el futuro.

Aunque el uso más habitual es el de llevar la señal por vía aérea (ondas dectromagnéticas), a partir de 1988 se comenzó a aplicar a gran escala el uso de cable coaxial y el de fibra Óptica, que le dieron mayor limpieza, eficiencia y capacidad de transmisión. La mejor forma de tender ese tipo de cables en las diversas ciudades del país es utilizando la infraestructura existente para llevar los cables de transmisión de luz.

Sin embargo, el uso de los postes, que es monopolio de empresas de servicios públicos municipales, ha sido difícil hasta el momento. Salvo el caso de Bucaramanga. donde el tendido de cable se logró tiempo atrás y ya tiene cubierto el 60% de la ciudad, sólo hasta ahora TV Cable Bogotá consiguió un acuerdo con la Empresa de Energía para dirigir el cable hasta sus suscriptores, y en Medellín las cosas han sido bastante complicadas con las E.P.M.

En Pereira, una prohibición expresa de carlear la zona céntrica de la ciudad y la falta de la codificación de la señal, hacen que Avanti Ltda. sólo cuente con 4.000 suscriptores que pagan sus servicios, pero el número real de hogares tevecableros es superiora esa cifra. "La piratería de la señal, por las condiciones antitécnicas mediante las cuales se hace, daña los cables y degrada la calidad del servicio", aclara Francisco Diego Mejía, gerente de Avanti y TV Café.



LA COSA PUEDE CAMBIAR

Apesar de que durante todo este tiempo el negocio se movió en medio de la incertidumbre, hay quienes ven la luz al otro lado del túnel. La mayoría de los dueños y administradores de las empresas de televisión por cable legalmente asentadas hoy en Colombia considera que la situación puede cambiar radicalmente, gracias a la nueva Ley de Televisión y a la aplicación que de ella pueda hacer la recién creada Comisión Nacional de Televisión.

"La nueva ley tiene la oportunidad de brindarle un excdente servicio de televisión a los colombianos, siempre y cuando hagan respetar los derechos de autor y la legalidad de la gente que contribuye con el pago de impuestos". sostiene Jorge Alberto Rangel Gomez, gerente de TV Cable Promisión S.A.

Las nuevas normas describen claramente y protegen la industria como tal. Claro está, al menos en la letra. La legislación existente era muy tímida. A las parabólicas les llegó su cuarto de hora, pues deberán ser normatizadas y se cree que se convertirán en antenas comunitarias. Hay quienes las defienden más como para legales que como piratas. La ley las toleró (cuando tácitamente no las prohibió) y son un hecho. Ahora hay que reglamentar el hecho, porque como dicen los abogados, el derecho siempre va atrasado al hecho.

'No creo que la parabólica sea excluyente del tevecable. No nos oponemos a que continúen.

Hay que crear la cultura de la parabólica degal) con sabor social. porque además a sus paquetes tienen acceso las comunidades de menores ingresos", dice Juan Diego Córdoba, de Cablesistema. Incluso el negocio ya no es tan rentable para los "parabólicos", pues las Llamadas señales incidentales cada vez son menos, debido a la codificación que las mismas cadenas internacionales han hecho de sus servicios.

La reglamentación de la ley de T.V. incluso irá más allá pues permitirá crear en Colombia más tevecables que competirán en igualdad de condiciones con los existentes. Aunque eso de igualdad está por verse, pues es claro que les llevan una década de delantera y los hay, con razón. quienes no quieren que entren otros el] un negocio que ha sido monopolio suyo.

"Viene la competencia y se tienen que preparar", dice Matilde Córdova de Boshell, general manager de MBA, la compañía de representación de proveedores de programación para televisión por suscripción en Colombia. Pero especialmente sobre el número de competidores nadie se pone de acuerdo. En donde existen dos operadores (Medellín) se asegura que es costumbre mundial que más de dos no deben existir en

una misma ciudad. Para ellos, el] el cable, como se hizo "sabiamente" en tdefonía celular. de ese número no deben pasar.

En las demás ciudades en donde hay una sola empresa, la teoría de los que explotan actualmente el negocio es que el mercado no da para más de un operador. "No puede haber mas de uno. El problema es de mercado. En Estados Unidos no hay más de uno. Además hay una clara limitación el] el espacio dectromagnético", aclara Álvaro José Lloreda, de Cablevisión. Incluso TV Cable Bogotá defiende su punto de que en verdad sus operadores son dos y que con eso el cupo está lleno.

Otra cosa piensan los propietarios de Cable City, una firma que está ofreciendo desde hace unas semanas la televisión por suscripción EN la capital, Levantando una gran polvareda. Quienes piensan igual que los defensores de las parabólicas, advierten que la antigua legislación permitía hasta dos tevecableros en Bogotá Lo que en el fondo sucede al aparecer con Cable City, es que crecí un hecho que busca ser amparado en derecho. Por eso el tiempo dirá quién tiene la razón.



MÁS CABLES ENREDADOS

En el campo del tendido de cable por todas las ciudades también se está ciando un debate interesante. Con las Empresas Públicas de Medellín aún no se logra un acuerdo para el uso de su postería, en arriendo, por parte de los operadores de la TV por suscripción. Allí hay toda una batalla legal y técnica. Incluso Veracruz y- Cablesistema ya están extendiendo sus redes por la ciudad, pero tratan de conseguir un acuerdo con las E.P.M. ..Mal haría el gobierno en dar una licencia sin los medios para poder operarla", dice Gustavo Trujillo, de Veracruz TV Cable.

Quienes aún no pueden usar la postería municipal advierten que la ley de servicios públicos los ampara, pues por ser la televisión un servicio público, deben prestarle (alquilársele) los medios para que se desarrolle el negocio. En algunas ciudades hay quienes han pensado que si no logran convenios con las empresas públicas, deben levantar sus propios postes, con el consecuente deterioro físico v ambiental de las urbes.

Pero además de todos los problemas que ha tenido en su historia, hay quienes auguran para los tevecableros una dura competencia por la nueva DTH (Direct to Home transmisión directa desde un satélite hasta el hogar) que grandes multinacionales de las telecomunicaciones quieren imponer en muchos países. Se trata de la más reciente moda en programación de TV que estará probablemente en Colombia desde 1996. Con la instalación de un pequeño disco del tamaño de una pizza en el balcón de su hogar, puede recibir hasta 140 canales. Aunque siendo fieles a la verdad, hace unos cinco meses en Colombia, más exactamente en Ibagué, Tolivisión "bajó" señal DTH de Multivisión en sus 24 canales en español. "Los denuncie. tuvieron que suspender emisiones y resultaron ser los mismos dueños de Avanti de Pereira". sostiene Salim Antonio Sefair de Cablevisión de Ibagué.

RCA. Hughes. Panamsat e Intelsat entraron en esa nueva carrera. El grupo Santo Domingo se alineara con Panamsat, mientras Hughes lo hará con mexicanos y los Cisneros de Venezuela, a quienes se uniría Luis Carlos Sarmiento Angulo en Colombia (un convenio sin firmar). RCN y el Sindicato Antioqueño buscan también su participación.

Peros dígase lo que se diga, la verdad es que la televisión por suscripción está en su momento más clave. Está por convertirse en un buen negocio, pues por algo los grandes grupos económicos están detrás de ella. Máxime si se tiene en cuenta que a través suyo y por las nuevas posibilidades abiertas por la fusión entre el computador y el televisor. se está abriendo un mundo hasta hace poco imaginado.

A través de la comunicación por vía fibra óptica se podrán hacer ventas a distancia por TV, consultar bancos de datos, juegos. ingresar a Internet, establecer Comunicaciones telefónicas, pagar por ver, hacer teléconferencias, consultas médicas, y controlar casi todo en el Hogar. Es claro que la tecnología no está perfeccionada como para permitir abiertamente la interactividad, pero la fibra óptica se mantendrá al menos durante los próximos 20 años antes de un cambio revolucionarios.

Por ahora nadie puede negar los buenos servicios del cable. Algunos canales nacionales pueden verse incluso en grandes ciudades ejemplo, gracias al tevecable y, por Veracruz mantiene un convenio con la Alcaldía de Medellín para enviar señal de televisión a casetas comunales. Promisión, en Bucaramanga, entrega los tres canales nacionales mediante señal digital comprimida directamente del satélite v en esa ciudad los suscriptores de tevecable son los únicos que pueden disfrutar de la programación de 1a Cadena 3. Ofrece también tres emisoras en FM para ser recepcionadas por el equipo de sonido del suscriptor (una de música clásica, otra contemporánea y otra de baladas rock), y quienes tienen televisor estéreo pueden captar cinco de sus canales en sonido estereofónico. De otro lado, Veracruz está realizando los primeros programas de la que será en el futuro la televisión interactivo. Telefónicamente el suscriptor pide su v ideo o canción preferida al discjockey de turno.

Y lo que viene hace parte de un apetitoso menú. Cablesistema ofrecerá 30 canales a más tardar en un año Cablevisión pasará de -4 a 16 canales a finales del 95, mientras T 'V Cable Bogotá anuncia especiales aportes. Sus servicios tendrán tres diferente, costos: uno básico por 15 canales a $23 mil el mes; uno súper básico con 25 canales por $27 mil el mes y un premium de los anteriores más un paquete de cinco canales especiales (que incluye Playboy), por S35 mil al mes.

Cuando termine de "carlear" a Bogotá podrá transportar hasta 500 canales. A partir del 96 prestará el servicio de "pago por ver.. v el DMX (Digital Music Express), que puede captar 76 diferentes emisoras con música de toda índole, v sin comerciales. Y para completar, con el control remoto podrá mirar hasta el nombre de la canción que suena. -TV` Cable es 1a más ambiciosa de las compañías de cable en Colombia. Está instalando cientos de kilómetros de cables de fibra óptica y coaxiales para proveer de un mejor servicio Cl sus usuarios, sostiene Miguel Múnera, gerente comercial de T'V Cable Bogotá.

Por eso los vientos de cambio son totales. Pero como la excepción confirma 1a regla. hay quienes creen que toldo tiempo pasado fue mejor. Arturo Mesa, gerente de Pasatcol TV Calle de Barranquilla. advirtió a DINERO que la junta directiva nos aprobó que se diera información sobre su empresa, porque las preguntas de 1a revista eran capciosas y que se trataba de información Confidencial. "Por favor nos insista", concluyó. Como quien dice, todavía hay unas de cal y otras de arena.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?