Los dueños del Cerrejón

| 2/8/2002 12:00:00 AM

Los dueños del Cerrejón

Con la compra de Intercor, las mineras BHP Billiton, Glencore y Anglo American se quedan con las tres zonas del Cerrejón y refuerzan su dominio del mercado mundial de carbón.

El jueves 31 de enero, en forma casi simultánea, las tres casas mineras más importantes del mundo anunciaron que le compraron a la petrolera Exxon Mobil el 100% de Intercor, empresa dueña de la mitad de la mina del Cerrejón Zona Norte, en la Guajira.



Esta compra era la única que le hacía falta al consorcio formado por BHP Billiton, Glencore y Anglo American para obtener el control sobre todas las minas del Cerrejón, ya que en noviembre de 2000 habían comprado 50% de la zona norte, que estaba en manos de Carbocol; en 2001 adquirieron Patilla, el último gran depósito minero que quedaba por entregar en concesión, y en años anteriores habían adquirido las zonas centro y sur del Cerrejón (ver recuadro).



Con la compra de Intercor, el consorcio maneja ahora el 55% de las exportaciones de carbón del país y adquiere el control total sobre la Zona Norte, que guarda el 70% de las reservas del Cerrejón, la mina de exportación a cielo abierto más grande del mundo.



Para el consorcio, esta jugada es estratégica, ya que le ayuda a consolidar aún más su poder en los mercados internacionales, donde según el Ministerio de Minas maneja el 33% del carbón térmico de exportación, y para el país representa la oportunidad de incrementar la producción de las minas, pues el negocio central de los nuevos dueños del Cerrejón es el carbón y cuentan con los recursos y la decisión de consolidar su posición en el mundo. Este es el gran beneficio, porque un incremento en las exportaciones se refleja en el pago de regalías y en el aumento en la generación de ingresos fiscales.



Cuando la Zona Norte estaba en manos de Intercor y de Carbocol, la posibilidad de expandir la mina tenía la talanquera de la falta de recursos del gobierno, y de la decisión estratégica de Exxon Mobil de concentrarse en los negocios petroleros. "Al estar ahora en manos de las tres multinacionales el potencial de expansión se materializa y Colombia se consolida como exportador en el mercado atlántico", explica Juan Gabriel Cifuentes, presidente de Carbocol.



A su vez, la ministra de Minas y Energía, Luisa Fernanda Lafaurie, exalta los beneficios del negocio. "En el área hay recursos por 3.000 millones de toneladas a 300 metros de profundidad y el 70% está en el Cerrejón Zona Norte. El consorcio tiene la capacidad para explotar este potencial". Las reservas podrían ser de 1.000 millones de toneladas.



Jugada clave



En los últimos años, el mundo del carbón se ha transformado. Las petroleras, que se habían convertido en un productor importante a raíz de la crisis del crudo en los años 70, empezaron a vender sus minas. BP, Arco, Occidental, Chevron y Mobil, entre otras, se retiraron del mercado y las grandes casas mineras aprovecharon para consolidar su participación en el carbón.



Bajo este entorno, las reservas del Cerrejón se convirtieron en una pieza clave para el nuevo ajedrez de los productores mineros.



Así, a partir de 1996, RTZ (que luego fue adquirida por Billiton), Glencore y Anglo American, que operaban en las zonas centro y sur del Cerrejón, deciden crear un consorcio para negociar con el gobierno y lograr acceso a la infraestructura férrea y portuaria del Cerrejón Zona Norte, donde operaban Carbocol e Intercor.



El 18 de enero de 1999, y luego de una ardua negociación entre Carbocol e Intercor, en la que el gobierno logró que Exxon Mobil aceptara el acceso de terceros a la infraestructura de transporte, las tres multinacionales mineras, agrupadas en Carbones del Cerrejón, lograron reemplazar los camiones por trenes y el puerto de Santa Marta por el de Bolívar en la Guajira, mejorando la competitividad de su carbón en el exterior. A cambio, se comprometieron a pagar un peaje por tonelada de carbón transportada, y a hacer inversiones en infraestructura del orden de los US$45 millones tan solo para la primera fase de expansión. A partir de ese año, la producción de la zona central empezó a crecer, y del millón de toneladas que se obtuvo en 1999, se pasó a 3 millones de toneladas.



La segunda jugada del consorcio se dio el 15 de noviembre de 2000, cuando compró Carbocol por US$467 millones. Con esta operación, adquirió el 50% de la producción del Cerrejón Zona Norte y la posibilidad de comercializar ese carbón. La operación de la mina siguió en manos de Intercor, mientras los peajes por acceso a la infraestructura que le correspondían a Carbocol, y que a valor presente neto de 1999 se fijaron en US$86 millones, siguieron en manos del gobierno.





El consorcio

Glencore: Empresa privada constituida en Suiza, con presencia en todo el mundo en las actividades de minería, fundición, refinamiento, procesamiento e intercambio de metales y minerales, energía y productos agropecuarios.

Anglo-American: Uno de los mayores grupos de minería y recursos naturales del mundo. Es el líder global en la explotación del oro, metales derivados de platino y diamantes; cuenta con una presencia importante en los mercados del carbón, metales no preciosos, minerales industriales y productos forestales.

BHP - Billiton: Firma de minería con operaciones en todo el mundo. Sus actividades incluyen la producción de materiales de acero inoxidable, energía, petróleo y acero, entre otros. Es el líder mundial en la producción de carbón térmico.

Las producciones de carbón de las compañîas del consorcio que controla el Cerrejón representan el 33% del mercado internacional del carbón térmico y el 95% de la totalidad de la demanda de Europa.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.