Revista Dinero

De izquierda a derecha: Mauricio Rosillo, vicepresidente de la Secretaría General de Bancolombia; Laura Bermúdez, coordinadora general Probono; Paula Samper, presidenta Probono; Santiago Gutiérrez, socio de Lloreda & Camacho, y Luis Fernando Macías, socio de Macías & Gómez.

| 7/25/2013 12:00:00 PM

Los defensores

23 prestigiosas firmas de abogados y los equipos jurídicos de Bancolombia y Promigas conforman la Fundación Probono, dedicada a defender a los que no tienen con qué defenderse.

Como si se tratara de un parámetro sine qua non, la principal talanquera que se interpone en el país a la hora de acceder a una asesoría jurídica de calidad está en las exorbitantes tarifas que por lo general cobran los abogados. Razón suficiente para que hace cuatro años –exactamente el 13 de mayo de 2009– la jurista Paula Samper decidiera darle vida a la Fundación Probono. Una entidad sin ánimo de lucro que, desde el preciso instante de su nacimiento, no ha hecho otra cosa que darles a los más vulnerables la oportunidad de dejar sus casos legales en manos de las oficinas jurídicas más respetadas de Colombia. Y lo que pocos imaginan: de forma gratuita.

Nombres como los de Araújo Ibarra & Asociados, Baker & Mckenzie, Cárdenas & Cárdenas, Cavelier Abogados o Brigard & Urrutia Abogados, por mencionar tan solo un puñado, hacen parte de las 23 firmas de abogados que están suscritas a la Fundación. Eso, sin tener en cuenta los grupos legales de Bancolombia y Promigas que, al sumar el número de sus juristas, supera con creces los 200 y de paso ensancha la guardia pretoriana de Probono.

Pero ahí no se detienen las cosas. El pasado 15 de julio, la plana mayor de la Fundación se reunió a puerta cerrada con el equipo jurídico de Davivienda para finiquitar su posible ingreso a Probono. De cristalizarse el acuerdo, significaría que dos de las entidades financieras más robustas del país –Bancolombia y Davivienda– remarían hacia la orilla de los menos favorecidos.

El modelo Probono no es exclusivo de Colombia. En la actualidad más de 300 oficinas de abogados y ONG’s en Latinoamérica cuentan con los servicios que ofrece la Fundación. Se trata, sin duda, de una entidad de grandes dimensiones que en el terreno local está democratizando el acceso a aquellos abogados que antes parecían reservados para las élites.

Dinero presenta las cabezas de Probono, un grupo que cree en la justicia por encima de las condiciones sociales y económicas de quienes la requieren.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×