| 4/28/2016 12:00:00 AM

El cambio de chip que necesitan los CEO

La crisis económica y el desarrollo informático están cambiando el tipo de CEO que se está contratando en Colombia y el mundo. Avianca, Bancolombia y Claro son solo 3 ejemplos de lo que se viene.

La información y montañas de datos que hoy generan los procesos productivos de las empresas son el nuevo capital de trabajo de los CEO del siglo XXI. Es una especie de nuevo capitalismo digital que no solo mejora la relación de las compañías con el cliente, sino que se convierte en la tabla de salvación para todas las empresas, sobre todo las que están en aprietos.

Así lo demuestran las más recientes contrataciones en grandes empresas del país. Uno de los cerebros más destacados de Microsoft en América Latina, Hernán Rincón, aterrizó en Avianca, luego de un prolongado y minucioso proceso de selección. Otro caso, también muy reciente, es el nuevo presidente de Bancolombia, Juan Carlos Mora quien, aunque no es ingeniero, sí tiene en las venas el chip de la tecnología. Antes de llegar a este alto cargo se desempeñaba como director de innovación digital en el banco.

A Claro Colombia llegó el mexicano Carlos Zenteno, por su nivel y experticia en temas clave para este negocio como la innovación y la tecnología. Zenteno es ingeniero electrónico e inició su carrera profesional en 1992 en IBM México, actuando como ingeniero de producto e infraestructura.

Hace unos años, para la dirección de las empresas se buscó un perfil financiero, luego uno de mercadeo y ventas y ahora con énfasis en tecnología. ¿La contratación de CEO con enfoque tecnológico es una tendencia laboral o una moda pasajera? “Ese tipo de contrataciones se vienen haciendo hace años en otros países y en Colombia es una tendencia que se ve en los últimos dos a tres años”, comenta Diana María Osorio, socia de Star Consulting, una firma cazatalentos.

Osorio y otros socios de la empresa explican que los CEO de las grandes empresas están entendiendo la importancia de los datos, la información y la tecnología a la hora de ahorrar costos, mejorar procesos y desarrollar nuevos productos. “Las compañías están entrando en esa onda donde la creatividad y la innovación son la base para hacer las cosas de una manera diferente”.

Es una onda, como lo llaman en Star Consulting, que ya pasó por Estados Unidos y que está arrasando con más de un modelo de administración tradicional. Hace unos días The New York Times contó la historia de R. Martín Chávez, un ejecutivo reclutado hace años por Goldman Sachs para que implantara un nuevo modelo de hacer negocios en uno de los bancos más poderosos del mundo.

Martín, quien dirige un ejército de 9.000 ingenieros informáticos –la tercera parte del personal total de Goldman– decidió fusionar departamentos e implementar programas informáticos poderosos que terminaron por desplazar el poder de las mesas de dinero hacia los programadores e ingenieros.

Pero el nuevo modelo de éxito corporativo no solo se traduce en un CEO con diploma de ingeniero, un novedoso y llamativo software y una APP. “Desde ya se ven cambios profundos en estas empresas que apuestan más por la innovación que por el proceso mismo. Por ejemplo, las jerarquías en este tipo de compañías son más planas; en otras palabras, hay una interacción permanente y fluida con los subalternos. También se ve una prioridad hacia la acción y toma de decisiones rápidas. No hay tiempo de contemplación como en otras empresas. Tampoco se trata de que los CEO tengan que ser ingenieros, es más un tema de filosofía y estilo de administración en donde estas firmas buscan transformar el mundo”, explica María Gabriela Castro, directora para la Región Andina de Korn Ferry International, una de las firmas cazatalentos más grandes del mundo.

Ventajas

Para Juan Pablo Consuegra, gerente de operaciones de Microsoft, la tecnología está ayudando en dos frentes clave; el primero es mejorar la interacción entre los clientes o consumidores con las empresas. Para eso están las aplicaciones y redes sociales, entre otras. “El segundo aspecto es que las compañías tienen la necesidad de volverse más productivas. Para qué pago cuentas millonarias de teléfono si tengo internet y puedo comunicarme por allí, para qué grandes oficinas si puedo tener a parte de mi personal trabajando desde la casa, para qué compro grandes servidores y equipos de almacenamiento si tengo la nube”, explica Consuegra.

Avianca es una empresa que quiere migrar a ese tipo de filosofías. En una industria con unos márgenes de utilidad estrechos, este tipo de ahorros contribuye a mejorar los números globales. “86% de los CEO de Fortune 500 creen que pueden cambiar su negocio en el corto plazo gracias a la transformación digital”, explica el directivo de Microsoft.

Ese nuevo perfil de CEO exige unas competencias y habilidades especiales. Según Korn Ferry, los altos ejecutivos deben ser lo suficientemente versátiles como para enfrentar los rápidos cambios en la industria y el consumo. “También deben tener una perspectiva global y una capacidad para alinear y priorizar los planes”, comenta Castro.

Si usted es un ejecutivo con ganas de liderar una empresa de gran tamaño debe ser arriesgado, asertivo, focalizado y perseverante. Si le falta algo de eso tendría que volver al pupitre.

En ese sentido, Diego Cardona, vicerrector académico de la Escuela de Administración de Negocios (EAN), afirma que los cerca de 11 doctorados que se ofrecen en el país en temas de administración hacen especial énfasis en el manejo de la información y los datos. Cardona, ingeniero experto en sistemas de información, afirma que los nuevos CEO deben tener cierta tolerancia a la incertidumbre, pues el mundo de los negocios de hoy es altamente cambiante. “Estamos ante una nueva versión de capital productivo en donde el director ejecutivo debe acumular datos, volverlos productivos y luego, con base en ellos, tomar decisiones para mejorar los números de la empresa”, dice.

Cuando Dinero le preguntó a Hernán Rincón por qué creía que las grandes empresas del país y el mundo están buscando a CEO con perfil tecnológico, él contestó: “Solamente porque el futuro de todas las empresas está en su capacidad de usar la tecnología para conectar y servir a sus clientes”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?