| 2/2/2017 12:00:00 AM

Los 3 millennials que emprenden con una bebida a base de coco

Tres millennials son pioneros al fabricar bebidas a base de nata de coco en el país. En tan solo cuatro meses lograron codificarlas en supermercados.

Son muchos los empresarios del país que intentan abrirse espacio en las góndolas de los supermercados con productos innovadores, pero son muy pocos los que lo logran y muchos menos los que alcanzan esa meta en tan solo cuatro meses. Sin embargo, Tania Soto, Juan C. Chitiva y Diego Alejandro Silva son una de esas excepciones.

Estos tres millennials tienen hoy codificada su bebida Puro Coco en las tiendas D1, uno de los fenómenos del comercio en el país, así como en Jumbo, gimnasios y algunas cadenas de supermercados regionales.

Y aunque los buenos resultados son más que evidentes, este no fue un proceso rápido, sino que comenzó hace nueve años, a punta de ensayo y error.

Juan y Diego eran amigos y tenían la idea de montar un negocio que les sirviera para ser independientes y debido a que el segundo había vivido en países asiáticos, le propuso a su socio traer de China bebidas de aloe vera.

Lea también: Dos jóvenes colombianos demuestran que el emprendimiento social sí paga

Primero importaron la bebida lista y luego la materia prima para ser embotellada en el país. Les fue bien en los primeros años, con dólar a $2.000, pero fue tanto el éxito del aloe vera, que los grandes fabricantes de bebidas también se metieron al negocio, dejando por fuera a Juan y a Diego.

Esta situación los llevó a replantear su negocio. Por su relación con Asia, Diego insistió en trabajar con otras bebidas populares en ese continente, que son las que se producen a base de coco. El problema es que importar ya no era viable, pues cambiaron las condiciones de la tasa de cambio. Esta vez se dedicaron a estudiar todo el proceso de producción para hacerlo en el país.

Montaron una planta en el Eje Cafetero, entró una nueva socia, Tania –experta en mercadeo– y buscaron proveedores locales de coco. Hoy lo compran a agricultores en Quibdó y Tumaco, por medio de una ONG.

Con todo listo, se convirtieron en los primeros en producir bebidas a base de nata de coco en Colombia. Presentaron su bebida Puro Coco en la feria Alimentec en junio pasado y fue muy bien recibida, pero el precio que fijaron (de $5.000) era elevado para convertirlo en un producto masivo, así que volvieron a ajustar sus procesos de producción y sacaron dos presentaciones más económicas (con y sin azúcar) y arrancaron con una producción de 10.000 botellas, que ya vendieron.

También le puede interesar: Ex combatientes de Farc y Ejército ahora están unidos por el emprendimiento

Su mayor posicionamiento está en Bogotá, pero su meta es llegar a las ciudades de clima cálido, pues se recomienda tomar la bebida fría.

“La nata de coco aparenta tener trocitos dentro de la bebida y ofrece beneficios para la salud, sobre todo para el sistema digestivo”, enfatizan los socios de la empresa.

Su meta es abrirse campo en el mercado de las bebidas funcionales donde están los tés y las que son a base de aloe vera. Así mismo, creen que van a poder exportar en unos tres años.

De hecho, son tan buenas las perspectivas de Puro Coco que ya los tres dejaron de ser empleados y cumplieron su meta de ser independientes.

Lea también: cuatro emprendimientos que curan las heridas del pasado en Medellín

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.