| 10/29/2010 12:00:00 AM

Lo real es casi virtual

La realidad aumentada móvil está revolucionando los servicios de información en el mundo. Esta tecnología para teléfonos inteligentes, que combina imágenes con contenidos digitales en directo, posibilita nuevas formas de negocio, de información y de gestión.

La típica escena de las películas de Terminator, en que un robot ve datos adicionales de objetos y personas con solo mirarlos, está dejando de ser un sueño gracias a la realidad aumentada móvil. Esta tecnología crea, básicamente, un enlace entre el mundo real con toda clase de información que se encuentre digitalizada.

A través de aplicaciones especiales, los teléfonos inteligentes combinan de inmediato las imágenes de sus cámaras con datos que están en línea y con sus propios sistemas de posicionamiento geográfico (GPS). La idea es entregar información que sea relevante para los usuarios y les ayuden a tomar decisiones.

"En poco tiempo veremos aplicaciones que, por ejemplo, permitan conocer características adicionales de los productos que se exhiben en almacenes de cadena, como sus propiedades nutricionales, con solo tomarles una foto con el celular", dice Gunther Vottela, gerente de Kubo Mobile.

De acuerdo con Vottela, esta tecnología tendrá un gran despliegue en el mediano plazo, en la medida en que crezcan las penetraciones de teléfonos inteligentes y de conexiones de banda ancha móvil. "Hasta ahora, muy pocas empresas se están moviendo de crear aplicaciones para internet hacia esta clase de productos móviles", argumenta.

Aunque la analista Juniper Research dice que el mercado de la realidad aumentada móvil apenas generará US$2 millones este año, pronostica un aumento dramático en los ingresos, en la medida en que aparezcan más aplicaciones y genere un nuevo nivel de interactividad en videojuegos, turismo, ventas minoristas, redes sociales y educación.

La empresa investigadora determina que este sector alcanzará US$732 millones en 2014, los cuales provendrán especialmente de la descarga de aplicaciones pagas, servicios por suscripción y publicidad.

País móvil

Algunas empresas colombianas han comenzado a crear aplicaciones de realidad aumentada móvil para necesidades específicas. Entre estas, Anca3D presentó CityTransit, un programa que muestra dónde están las estaciones más cercanas de transporte urbano, con la distancia y la dirección precisas, al tiempo que permite crear rutas para desplazarse.

"La persona observa en la pantalla de su celular hacía dónde dirigirse exactamente, gracias a las funciones de GPS. Ya tenemos versiones de Transmilenio (Bogotá) y del Metro de Medellín", comenta Juan Pablo de la Torre, director de tecnología de Anca3D.

Según el ejecutivo, la idea es costear el desarrollo con patrocinios de las compañías de transporte, para que los usuarios puedan descargarla gratis. De hecho, la empresa está en conversaciones con varias ciudades de Canadá para crear versiones de sus propios sistemas de transporte.

"Estamos creando otras dos aplicaciones más publicitarias. La primera identifica locales en la ciudad o en centros comerciales y da datos adicionales de los negocios. La segunda reproduce archivos multimedia cuando se enfoca alguna imagen, como el logo de una empresa", comenta De la Torre.

Otro ejemplo lo brinda Publicar con un ambicioso proyecto en el cual propone el uso de etiquetas gráficas para ampliar la información de los anuncios de sus directorios de páginas amarillas. "La persona solo pone su teléfono celular frente al anuncio que le interesa para saber más de la compañía, como sus datos de contacto, sus nuevos productos o sus promociones especiales", argumenta Esteban Guerrero, gerente de mercadeo de Publicar.

En este caso, la tecnología amplía las posibilidades de los impresos y los convierte en productos interactivos que se actualizan según las necesidades de cada negocio. "El anunciante puede cambiar en cualquier momento la información que quiere resaltar. Entonces, si atravesamos por una ola de calor, un restaurante podría crear una promoción de helados durante esos días", dice Guerrero.

Según él, este es un primer paso hacia un futuro donde las imágenes, como logos o fotografías, serán la puerta de ingreso a más datos.

Justamente, el gigante de internet Google presentó un programa llamado Goggles, para realizar búsquedas al tomar fotos de los objetos o las personas con el celular. "Estamos imaginando un futuro en el cual el reconocimiento visual sea tan fácil como apuntar tu dedo a un objeto", dijo, en un comunicado, Shailesh Nalawad, gerente de producto Google Goggles.

Futuro promisorio

Las posibilidades de la realidad aumentada móvil son tan amplias como la cantidad de información digitalizada que exista: todos los datos podrán vincularse con algún referente del mundo real, incluso en sectores muy especializados.

Así, un grupo independiente de científicos alemanes anunció una serie de sensores que se implantan en el cuerpo y que miden estadísticas vitales, como temperatura, niveles de insulina o condiciones de la sangre. "Los datos pueden ser vistos por los médicos en sus teléfonos inteligentes, sobrepuestos sobre la imagen del paciente", dice un reporte del diario británico The Guardian.

A esto se unen posibilidades para labores industriales de alta complejidad. Por ejemplo, la Universidad de Columbia adelanta un proyecto llamado 'realidad aumentada para mantenimiento y reparación' (Armar, por su sigla en inglés), dirigido a labores especializadas del Ejército estadounidense: cuando el usuario trabaja sobre un motor, ve de forma virtual cómo encajan las piezas y qué debe tener en cuenta para evitar errores.

La realidad aumentada móvil hasta ahora está comenzando un proceso que podría convertirla en la nueva forma para presentar información. Ahora solo falta que los desarrolladores comiencen a explorar sus posibilidades para generar servicios basados en contenidos muy locales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?