| 12/7/2006 12:00:00 AM

Lo que pasó y lo que viene

El año que termina fue muy dinámico en negocios públicos y privados. En 2007 se esperan movimientos importantes en comercio, telecomunicaciones, minas y energía y sector financiero.

En 2006 se cerraron dos de los mayores negocios públicos de estos años: la concesión del aeropuerto Eldorado, de Bogotá, pues el ingreso de una firma privada permitirá modernizar la infraestructura de la terminal capitalina con miras al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (TLC) y al incremento del comercio internacional; y la ampliación de la refinería de Cartagena, que será posible con la creación de una sociedad entre la multinacional Glencore (51%) y Ecopetrol (49%) y duplicará la producción diaria de la planta y disminuirá el contenido de azufre del diesel y la gasolina que allí se producen. Al cierre de esta edición, se concretaba la venta de Ecogas, el transportador de gas del interior del país.

En general, 2006 fue un buen año para los negocios públicos. En el sector financiero se logró la venta de Granbanco-Bancafé a Davivienda, y de Megabanco al grupo Aval, y en telecomunicaciones, se vendió el control de Colombia Telecomunicaciones (Telecom) y de Colombia Móvil. Y el 4 de diciembre se firmó la venta de TVCable a Telmex.

En el sector privado, se vendió Meals de Colombia a la Nacional de Chocolates, la fusión de Terpel y Gas Natural Comprimido; Drummond, Glencore, Consorcio Minero Unido (CMU), Carbones del Caribe, Carbones del Cesar, y Carboandes adquirieron Fenoco, titular de la concesión de ferrocarril para el transporte de carbón desde el área minera del Cesar a los puertos de Santa Marta. Esta operación asegura inversiones en la zona por US$350 millones. En confecciones, fondos privados de inversión adquirieron Onda de Mar y Armonía. Fabricato adquirió Fibratolima en liquidación y organiza el negocio lanero al consolidar Fabrisedas, Omnes e Indulana.

En 2007, los negocios públicos seguirán marcando el ritmo, ya que se debe realizar la operación más importante de los últimos años: la democratización de hasta el 20% de Ecopetrol. Con esta transacción, la empresa se convertirá en sociedad de economía mixta y así podrá endeudarse y conseguir los recursos necesarios para invertir en el negocio petrolero, sin que esto afecte las cuentas de la Nación. También se prevé la democratización de Isagen y la venta de Corelca.

Un sector nuevo de inversión será el de biocombustibles, pues a partir de enero de 2008 empieza a regir la obligación de incluir un 5% de este aditivo al diesel. Ecopetrol ya anunció la construcción de una planta con este propósito, y la familia Santo Domingo manifestó su interés en este sector, para lo cual se aliaría con fondos estadounidenses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?