| 11/27/2009 12:00:00 PM

Llega inversión israelí

El grupo israelí Merhav, que cotiza en la bolsa de Nueva York a través de la compañía Ampal, tiene listo un proyecto de más de US$250 millones para producir etanol en Magdalena.

En el municipio de Pibijay (Magdalena), ubicado entre Cartagena y Barranquilla, se desarrolla uno de los negocios más grandes del país para la producción de etanol a partir de la caña de azúcar.

Se trata de un proyecto de 11.000 hectáreas, donde el conglomerado Israelí Merhav hará una inversión inicial de US$250 millones para producir 160 toneladas de etanol anual por hectárea a partir de 2012, año en que entra en vigencia el decreto 1135 de 2009 mediante el cual se les exige a los ensambladores e importadores de vehículos acondicionar los motores para que funcionen con el sistema Flex Fuel E85; es decir, que acepten mezcla de gasolina con un 85% de alcohol carburante.

Merhav tiene actualmente inversiones en Egipto, Kazakhstan, República Dominicana, Israel, China, Perú, Brasil, Paraguay, Turquía, Estados Unidos y Venezuela. Tiene negocios en los sectores agrícola, energético y de acueducto, y cotiza en la Bolsa de Nueva York a través de la compañía Ampal, de la cual es dueño en un 60%. "Entre las razones que motivaron al grupo israelí a realizar una inversión de este tamaño en Colombia están las políticas de incentivo que ofrece el Gobierno para que las empresas inviertan en la producción de etanol, las regulaciones que estimularán un incremento en el consumo del combustible para los próximos años y la oportunidad que ofrece el suelo colombiano para el desarrollo de estos proyectos", afirma Jorge Chaves, gerente general de Merhav.

Los estudios realizados por la compañía, con el apoyo de Cenicaña, indican que los proyectos actuales cubren el 70% de la demanda nacional, y se concentran en el Valle del Cauca. "Esto quiere decir que hay un 30% desatendido y, si se tiene en cuenta que la demanda crecerá potencialmente en los próximos diez años, la oportunidad de negocio será cada vez más grande", afirma Chaves.

El proyecto comenzó a estructurarse hace dos años y ya inició la primera etapa de ejecución. Cuenta con un crédito aprobado por US$220 millones, por parte del Banco de Brasil, y una carta de intención de la CAF por US$25 millones. A futuro, Merhav espera incorporar un socio local al proyecto y estudiar la posibilidad de replicarlo en otras zonas del país.

De acuerdo con Martín Acero, socio de la firma Prieto & Carrizosa, "esta inversión es una muestra de la confianza que les ofrece el país a los inversionistas y del potencial que hay para seguir atrayendo inversión extranjera. Merhav desarrollará una nueva zona para el negocio del etanol y esto, sin lugar a dudas, traerá un gran impacto en materia económica y social", dice.

Además de etanol, Merhav producirá 25 megavatios de energía, de los cuales 18 serán para consumo propio y el porcentaje restante para comercializar en el mercado local. La proyección de Merhav es que el 92% de los ingresos de la compañía provengan de la venta de etanol y el 8% de la de energía.

Colombia tiene excelentes condiciones para convertirse en un jugador dinámico en el mundo en etanol. Si los proyectos que están en marcha se fortalecen y se replican, surgirán nuevas oportunidades de empleo y desarrollo en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?