| 8/5/2015 7:00:00 PM

Las razones del gigante japonés de medios para comprar el Financial Times "caro"

Financial Times, una de las marcas tradicionales del periodismo económico mundial, fue vendido en US$1.300 millones. La pregunta que queda en el aire es por qué.

Un anuncio acaba de mover el mundo de las noticias. Primero, porque se dio la millonaria venta del Grupo Financial Times (FT), una de las movidas del año en Inglaterra y, segundo, porque es una de las marcas potentes en el periodismo económico y financiero mundial.

En ambos aspectos son muchas las preguntas que quedaron en el aire luego de la transacción entre Pearsons, actual propietario del FT y el grupo japonés Nikkei.

Muchos se preguntan por qué salió el FT a ese precio, pues se trata de una marca, sin lugar a dudas poderosa, pero que se mueve en un negocio cuyo futuro está lleno de nubarrones.

Financial Times ha sido hasta el momento un caso de éxito. Logró mantener ingresos importantes y está adaptando su modelo de negocio a la nueva realidad: ya 70% de los 770.000 suscriptores que tiene el diario; es decir, más de 500.000, están asociados a sus servicios virtuales, mientras que el resto de suscriptores se mantiene fiel al diario impreso.

Los ingresos del Financial Times en 2014, según el informe anual de Pearsons, alcanzaron los US$521 millones y una utilidad cercana a los US$37,4 millones. Eso significa que el precio al que Nikkei compró el FT es más de 30 veces sus utilidades. La transacción incluye no solo el periódico sino el sitio web y las marcas How to spend it, FT Labs, FTCHinese, the Confidentials y Financial Publishing, que incluye The Banker, Investors Chronicle, MandateWire, Money-Media, Medley Global Advisors, entre otros. El negocio no incluye el tradicional edificio del FT en Inglaterra ni el 50% de Pearsons en The Economist, que también se puso a la venta.

¿Por qué comprar a ese precio? Claramente no es una apuesta por rentabilidad, pues con el nivel de utilidades actual, la inversión apenas se recuperaría en tres décadas.

La “sobretasa” en el precio se podría explicar como una forma de pagar el deseo de la firma japonesa de expandirse mundialmente. Nikkei es la propietaria de uno de los diarios nipones de más tradición en los aspectos económicos, financieros y empresariales, inclusive más antiguo que el FT, pues el primer periódico de la compañía fue fundado en 1876. Cuenta con tres millones de suscriptores.

La apuesta le abre a Nikkei el mercado europeo, donde el FT tiene su fortín, y podría indicar el camino que deben seguir los grandes grupos de medios: convertirse en multinacional con presencia en la mayor cantidad posible de mercados con el objetivo de facturar “mundialmente”.

Habrá que ver qué tal les sale la apuesta a los japoneses, pues los US$1.300 millones implican el desafío para el FT de aumentar la facturación y la rentabilidad. Si descubren la clave del éxito, esa será una primicia mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?