| 9/28/2017 12:01:00 AM

Las enormes pérdidas que han dejado los huracanes en el Caribe

Los balances de los hoteles, cruceros y parques de diversiones son los más golpeados por los recientes desastres. Turismo en el Caribe, en riesgo.

Dicen que después de la tempestad llega la calma. Y aunque todavía no ha terminado la temporada de huracanes que empezó el 1° de junio y va hasta el 30 de noviembre, muchos empresarios, aún sin encontrar la calma, hacen cuentas de las millonarias pérdidas en sus balances.

Las aseguradoras fueron las primeras en notificarse de los elevados costos que tendrán que asumir por esta atípica temporada de huracanes que, según la Noaa –Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos– tendrá una actividad 45% superior a la normal.

También las empresas de turismo en el Caribe hacen sus propias cuentas y muchas anticipan que en los próximos meses mantendrán, en algunas operaciones, saldos en rojo por la reconstrucción de sus instalaciones, cancelación de reservas, pérdidas de vuelos o de cupos en cruceros.

Cadenas de hoteles, restaurantes, cruceros, parques de atracciones, agencias de viajes, aerolíneas y negocios relacionados con el turismo y el ocio han tenido su propio ‘septiembre negro’.

Visite: La economía del Eje Cafetero no va por buen camino en el 2017

Aunque la Cepal estima que el turismo aporta 4% del PIB en América, para algunos países del Caribe la participación está cercana a 30%. Las pérdidas generadas por los huracanes en septiembre no han terminado de contabilizarse, pero ya algunos gobiernos temen que sean millonarias.

En varios países del Caribe quedaron ‘borradas’ las obras de infraestructura, edificios y sitios de entretenimiento. Entre los más afectados están tres países cuya alta dependencia del turismo tiene en jaque a sus economías.

En Cuba se habla de la peor emergencia de su infraestructura en años. Si bien el gobierno de la isla estima en 7% la participación del turismo en el PIB, hay quienes creen que este responde al menos por 17%. Allí los destrozos afectaron en especial la zona de Los Cayos, donde están los más lujosos hoteles de propiedad de la Corporación Turística Militar Gaviota, administrados por cadenas como Accor, Sol Meliá, Iberostar y Blue Diamond. Los hoteles más afectados son los ubicados en Cayo Coco, Cayo Guillermo, Cayo Santa María y Jardines del Rey. Incluso, está destruido el puente que une los Cayos con el resto de Cuba.

En Puerto Rico, la infraestructura de vías, acueductos y energía quedó semidestruida y algunos hoteles se vieron muy afectados. Según el diario El Nuevo Día, la reciente inversión que por US$60 millones hizo el hotel San Juan, uno de los más emblemáticos, quedó muy afectada. En esta isla, el turismo representa 7,1% del PIB.

Recomendado: Proyecciones pesimistas y optimistas sobre la economía del primer trimestre

República Dominicana es otro de los afectados. Allí los destrozos en algunos hoteles provocaron cancelaciones de viajes y hacen prever una muy mala temporada de aquí a fin de año. El turimo representa 17% del PIB, de acuerdo con Cepal.

Los operadores turísticos hablan de al menos 3 a 4 meses de inactividad en buena parte del Caribe. Islas como St. Barths tienen pérdidas por 1.200 millones de euros, según el gobierno, mientras que en Barbuda las autoridades hablan de 90% de edificios destruidos, mientras en St. Martin la afectación fue sobre el 95% de las construcciones. Frente a un panorama devastador, los empresarios de turismo en el Caribe se preparan no solo para hacer cuentas de las pérdidas. También, para comenzar la reconstrucción y salvar lo que se pueda de la temporada de fin de año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?