| 8/30/2007 12:00:00 AM

Las jugadas de Adidas y Nike

La agresiva disputa comercial que protagonizan en el mundo las más grandes multinacionales de ropa deportiva, ya se empieza a sentir en Colombia. Con tiendas de gran formato, patrocinios deportivos e inversiones en publicidad buscan marcar territorio.

La apuesta es dura. Adidas, una de las marcas de ropa deportiva más importantes del mundo, decidió introducir en Colombia su formato universal de tienda, con más de 200 m2 de exhibición. Ya inauguró la primera en Medellín, en el centro comercial El Tesoro, donde es toda una novedad. Pero vienen cuatro más: dos en Bogotá —una de las cuales se acondiciona en Unicentro—, una en Cali y la cuarta en un lugar que aún se mantiene bajo reserva. "La estructura, diseño y portafolio de productos son idénticos a los de cualquier otra tienda de Adidas en el mundo y la operación se desarrolla bajo el control directo de la multinacional", explica Federico Sarmiento, el gerente en Colombia. Este plan de expansión, previsto para el presente año, demandará una inversión de US$3 millones. Además, se están readecuando las siete tiendas con las que ya contaba la multinacional en el país.

Pero Nike, su eterno competidor global, no se queda atrás. Ya había inaugurado en el centro comercial Gran Estación, de Bogotá, una tienda de 350 m2. Otra similar está prevista en Jardín Plaza, en Cali. También remodeló los almacenes del centro comercial Andino y el de la Calle 122, igualmente en la capital del país. En total, Nike cuenta con unos 17 puntos de venta entre locales y outlet. A diferencia de su competidor, la operación de la multinacional estadounidense no está a cargo de su casa matriz sino de su representante y distribuidor, la firma Athletic Sport Inc, Ltda. El gerente de línea de producto, Diego García, explica que los nuevos almacenes y las remodelaciones que se están llevando a cabo en algunos de ellos son bajo los lineamientos generales que dicta la compañía desde Estados Unidos. "La movida de Adidas es una reacción a lo que ha venido haciendo Nike en Colombia. Nosotros fuimos los primeros en tener un almacén de gran formato", dice.

Estos anuncios, a juicio de algunos comerciantes del sector, ayudan a formalizar la competencia entre Adidas y Nike, que antes se daba casi en su totalidad en los sanandresitos. "Ahora, el round se está dando en los centros comerciales y en los comerciales de televisión", dicen. Y en eso coinciden los encargados de las respectivas marcas en el país, pues consideran que ahora el consumidor va a tener la seguridad de que está comprando un producto original y que cuenta con el respaldo del fabricante. De hecho, Adidas Colombia facturó en 2006 $61.330 millones, cifra que lo ubica en el cuarto lugar del ranking de productos textiles, prendas de vestir y calzado al por menor en la 5.000 Empresas de la revista Dinero. Y este año se espera un crecimiento similar al del año pasado: 30%. Otro hecho en el que ambas firmas están de acuerdo, es en que el mercado de ropa deportiva en Colombia tiene un potencial enorme, motivo por el cual le están apostado a fondo. "Se trata de un mercado incipiente, donde el consumidor aún tiene mucho que aprender, como a usar la ropa y calzado acorde con el tipo de deporte o actividad física que practica. Los productos los tenemos y solo hay que dárselos a conocer. Y eso va para todas las marcas", advierte Sarmiento, de Adidas Colombia.

La otra competencia
Pero las dos multinacionales no solo compiten con sus coloridas tiendas de gran formato, llenas de tenis de última tecnología y prendas con diseños exclusivos para la práctica de deportes como el fútbol, el básquet y el tenis. También se han caracterizado por patrocinar figuras, equipos de fútbol y de baloncesto y grandes eventos deportivos. Hace poco, por ejemplo, Nike trató de arrebatarle a Adidas el patrocinio de la selección alemana de fútbol, a la cual viste desde 1954, cuando ganó su primer título mundial. Nike ofreció 500 millones de euros (US$678,4 millones) para vestir al equipo por ocho años, una oferta seis veces mayor al actual contrato con Adidas. Sin embargo, el equipo se mantuvo firme con la compañía alemana.

Y en Colombia, esta tendencia no ha sido la excepción. Nike, por ejemplo, tiene en la nómina a jugadores como Danilson Córdoba (Medellín), Sergio Herrera (Cali) y Sherman Cárdenas (Bucaramanga). También organiza la Maratón 10K, que anualmente se corre en Bogotá y que este año contará con la participación de unos 10.000 participantes. De igual manera, el atleta Rolando Ortiz, campeón mundial de carreras de montaña, solo viste las prendas de la multinacional en sus compromisos deportivos. Adidas, por su parte, es patrocinador de los equipos Deportivo Cali y Once Caldas, así como de diez jugadores entre los cuales se encuentran Álvaro Domínguez (Cali), Carlos Villagra (Millonarios) y Jaime Castrillón (Medellín), entre otros.

El boom de los centros comerciales, así como el de los gimnasios y los clubes, también ha contribuido a que el mercado de ropa deportiva gane más espacio entre los colombianos. Y no solo las grandes multinacionales como Adidas y Nike han logrado conquistar nuevos espacios. Marcas colombianas como Saeta, por ejemplo, abrió dos almacenes en los centros comerciales Santa Fe y Gran Estación, respectivamente. Su presidente, Pedro Aníbal Carreño, sostiene que en efecto, el de la ropa deportiva es un mercado que aún no ha sido explotado en Colombia, y que el negocio grande está en los mercados emergentes, no solo por la estabilidad de sus economías, sino también por su explosión demográfica. El empresario considera que la competencia es buena, y que la expansión de Adidas y Nike crece la categoría y hace que las empresas colombianas compitan con calidad, diseño y mejores precios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?