| 6/23/2016 12:00:00 AM

Las fajas colombianas que conquistaron a las Kardashian

Una empresa del Valle es protagonista en el negocio de las fajas en el exterior, tanto que sus productos han sido usados por uno de los más famosos clanes de la farándula: las Kardashian. Esta es la historia de Ann Chery.

Desde hace unos años las fajas se han convertido en una prenda clave en el clóset no solo de las mujeres sino también de los hombres. El deseo de verse con un cuerpo armonioso ha hecho que esta prenda gane adeptos en Colombia y en el exterior. Tanto que las fajas colombianas han sido usadas inclusive por celebridades como las Kardashian.

Ya son muchas las empresas nacionales que llevan estos productos al mercado externo. Los datos son dicientes. Según ProColombia, el año pasado se exportaron más de US$47 millones, mientras en 2014 la cifra superó los US$37 millones.

Una de las empresas que abrió el camino en la búsqueda de mercados externos fue la caleña Ann Chery, una compañía familiar que este año celebra 35 años de fundada y que actualmente exporta 90% de su producción, que al año alcanza 5 millones de unidades.

Fundada por Isaías Labourdette, un chileno de origen italiano que se estableció muy joven en Cali, Ann Chery desde sus inicios se enfocó en crear productos dirigidos a resaltar la belleza y hoy es una de las principales exportadoras de fajas a mercados como Estados Unidos, México, Ecuador y, recientemente, al Medio Oriente.

Las primeras prendas se enfocaron en el segmento postoperatorio, sin embargo, con el paso de los años el concepto se amplió debido a la dinámica y la creciente demanda registrada por las prendas de control.

Uno de sus principales enfoques fue la apertura de tiendas propias y esto es lo que le permite tener en este momento 44 almacenes, que involucran 30 puntos de venta propios y 14 locales en grandes superficies.

Su actual presidente, Yerone Labourdette –hijo del fundador–, lleva 11 años en el cargo y desde ese momento centró la estrategia de la empresa en las exportaciones.

Los primeros pasos se dieron a través de distribuidores autorizados y almacenes de cadena en México, pero debido a que la demanda fue creciendo de forma significativa, sus directivas decidieron montar un centro de distribución propio para brindar una atención más personalizada y de esta forma tener el control de la operación. En este momento en el país “manito” tiene 18 tiendas propias más 42 puntos en grandes superficies.

Sin embargo, este no es el mercado más fuerte para la compañía. Estados Unidos se ha consolidado como el país más grande para la comercialización de los productos hechos en Cali. Allí, Ann Chery cuenta con una distribuidora, creada hace 9 años, que se dedica a vender en los principales market places de e-commerce y en los canales de tiendas boutiques de ropa íntima en la mayoría de estados de ese país.

Desde hace 5 años empezaron a hacer presencia con sus productos en tiendas de internet como Amazon, donde, dice Labourdette, se han consolidado en varias oportunidades como best seller en prendas femeninas.

En ese mercado opera bajo tres modelos de negocio: distribuidores que atienden las diferentes zonas del país y representan 60% de las ventas y las tiendas boutique, que alcanzan 20% del negocio e internet, que representa el restante 20%.

En el mercado estadounidense reciben pedidos por al menos 300.000 unidades al mes. Su presidente señala que la marca se ha globalizado tanto que actualmente desde ese país realizan envíos a más de 35 mercados.

El principal producto de exportación son las fajas de látex, las cuales son elaboradas con materia prima que la propia compañía produce, gracias a un esquema de integración vertical que les permite elaborar las telas con insumos como hilazas, caucho e hilos que sí son importados. En su planta de la capital vallecaucana, la empresa también fabrica la línea powernet.

A tierras lejanas

Si bien los mencionados mercados son clave en la operación de la empresa caleña, que hoy genera 1.200 puestos de trabajo directos y 400 indirectos, no menos interesante resulta el Medio Oriente.

Hace un año la compañía, que al año vende alrededor de $100.000 millones, abrió una distribuidora propia en Dubái, luego de determinar que desde Arabia Saudita y los Emiratos Árabes se realizaban importantes volúmenes de compra en Estados Unidos.

La estrategia en ese mercado la complementarán con una tienda que abrirán en octubre y estará ubicada en el Dubai Design District, creado en 2013 para fomentar el diseño creativo y la moda.

No conformes con esta expansión, ahora la meta es Europa. Allí, como ya es costumbre, llegarán con un nuevo centro de distribución propio que estará situado en Madrid y abrirán tiendas en la capital española y en Barcelona.

El plan apunta a que antes de finalizar el año ya estará montada la distribuidora y la compañía contará por lo menos con cuatro almacenes. La proyección es desde España abastecer el mercado europeo.

Aunque en Latinoamérica opera en Ecuador, en donde tiene una tienda y con su centro de distribución propio vende en almacenes de cadena, sus objetivos están más enfocados en llegar al mercado europeo y fortalecerse en los que ya está.

Para este año la meta es crecer en promedio de 20% en ventas y las ampliaciones de la planta se darán en la misma proporción con la idea de satisfacer las necesidades de todos los mercados, dice el directivo, quien reconoce que las fajas de control han recibido tanta demanda que la competencia va en aumento dinamizando un sector que se consolida en el exterior.

El ejemplo de esta empresa lo siguen muchas otras que han encontrado en tierras extranjeras la posibilidad de crecer y consolidarse como organizaciones reconocidas por el diseño y la calidad.

Publicidad por lo alto

El reconocimiento que ha alcanzado la marca Ann Chery, tanto en Estados Unidos como en otros países, le permitió convertirse en patrocinador del equipo Miami Heat de la NBA en Estados Unidos, patrocinio que empezó en marzo del presente año y que es considerada una gran vitrina comercial. A esto se suma que la compañía produce una línea especial de fajas de látex para PreMadonna, una celebridad afro que comercializa el producto a otras celebridades, como las Kardashians. Estas estrategias han disparado el reconocimiento de los productos colombianos elaborados en la capital del Valle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?