| 10/14/2015 7:00:00 PM

Colombia busca ser potencia regional en entrenamiento de pilotos

Colombia va en el camino de convertirse en un hub de entrenamiento de pilotos.

Las aerolíneas de Colombia siguen innovando para bajar costos. La tendencia ahora es importar simuladores para entrenar a los pilotos. Otras industrias les siguen los pasos.

Colombia quiere convertirse en una potencia regional para el entrenamiento de pilotos, tripulaciones, azafatas y controladores. El crecimiento del mercado aéreo, la revaluación del dólar, los altos precios del combustible y los impuestos están llevando a que más aerolíneas instalen en el país sofisticados equipos para el entrenamiento de los pilotos. La meta: ahorrar millones de dólares.

Hasta hace un par de años, los pilotos colombianos que querían certificarse en nuevos modelos de aviones comerciales debían viajar a Miami o Santiago de Chile, las dos únicas ciudades en la región en donde había entrenamiento con estándares internacionales y certificaciones de los constructores Airbus y Boeing.

Ahora, la situación empieza a revertirse y pilotos de Centroamérica, Caribe y Suramérica tocan las puertas de Colombia para capacitarse.

De acuerdo con algunas aerolíneas, cada año se invierten entre US$2 millones y US$3 millones en entrenamientos o reentrenamientos de las tripulaciones. Los gastos no solo están representados en los cursos y horas de simulador, también hay que pagar los desplazamientos, viáticos, alojamiento y estadía de los futuros pilotos.

Avianca inició la construcción en Bogotá (frente al Portal El Dorado) de un edificio que tendrá de 6 pisos y en donde realizará la capacitación de su personal de aire y tierra. La inversión asciende a US$84 millones y contará con seis simuladores de última tecnología. El complejo, que contará con 60 aulas, tendrá la capacidad de entrenar a cerca de 36.000 estudiantes por año. Avianca cuenta (en otras bodegas en Fontibón) con el primer simulador del avión más popular de la industria mundial, el Airbus A-320.

Otra aerolínea, ATR Aircraft, llegó a un acuerdo con Avianca para entrenar en ese mismo centro a pilotos no solo de Colombia sino del continente. Se trata de la primera inversión de esta compañía en América Latina para este tipo de propósitos.

En el mismo plan está Viva Colombia. El presidente de la compañía, Juan Emilio Posada, indicó que se invierten en la Zona Franca de Bogotá cerca de US$10 millones en la instalación de un simulador de A-320 que estará operando en el primer trimestre de 2016. “El centro de entrenamiento es producto de una alianza con Canadian Aviation Electronics (CAE), la cual nos permitirá preparar a todo tipo de tripulaciones y luego a auxiliares de vuelo, despachadores y personal que opera en tierra (pista)”, aseguró.

CAE también prepara el terreno para entrenar pilotos para helicóptero, otro modo de transporte aéreo que crece significativamente.

Sin embargo, las aerolíneas no son las únicas empresas que están apostando en este creciente negocio. Luis Alberto Moore gerencia Panamerican Training Center (PTC), una compañía ubicada en Cota, Cundinamarca, dedicada al entrenamiento de pilotos de helicópteros MI- 17, el mismo tipo de aeronave que se utilizó para la Operación Jaque. PTC compró el año pasado un moderno simulador, avaluado en US$10 millones,

Estos helicópteros los tiene el Ejército de Colombia, compañías como Helistar y Vertical. También son populares en países como Afganistán, México, Cuba, Nicaragua, Perú, Ecuador, Argentina, Brasil y Venezuela.

“Desde mayo de este año estamos entrenando tripulaciones y hace unas semanas vinieron representantes de las autoridades aeronáuticas de Perú y de Ecuador para homologar el simulador que tenemos acá”, dice Moore a Dinero.

En otro frente, la Aeronáutica Civil inaugurará el próximo mes uno de los simuladores más modernos de América Latina para el entrenamiento de controladores aéreos. La inversión se acerca a los $10.000 millones y el equipo funcionará en el Centro de Estudios Aeronáuticos. No hay que perder de vista que el país tiene un déficit importante de controladores aéreos, debido a los planes de expansión de varios aeropuertos y el crecimiento de dos dígitos al año en el tráfico. Este año el tráfico podría llegar a los 40 millones de pasajeros. 

Otras industrias

Los simuladores también están llegando a otros negocios. La compañía Impala, operador logístico del río Magdalena, construye en Barranquilla el Centro de Entrenamiento y Formación Fluvial Marítima, Cefmar. El lugar contará con el Polaris Ship´s Bridge, el simulador para la navegación fluvial más moderno de América Latina, según la misma empresa.

“Tenemos lo último en tecnología y este simulador es una muestra de ello. Con estos recursos, los alumnos se enfrentan a una situación real de navegación, maniobra y emergencia, dependiendo del grado de complejidad, en áreas específicas y puntos críticos del canal de acceso al río Magdalena. El objetivo es que los futuros capitanes, pilotos, timoneles, marineros, contramaestres y maquinistas puedan moverse con propiedad a través de las aguas de la arteria fluvial más importante de Colombia”, resalta el gerente general de Impala, Alejandro Costa.

Estos casos demuestran que Colombia puede convertirse en un hub de entrenamiento para muchas industrias del transporte en la región, una ruta que ya inició.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.