| 8/20/2010 12:00:00 PM

Lady Gaga, la nueva diva del pop

Esta excéntrica cantante se ha convertido en un fenómeno musical sin precedentes, no solo por sus experimentos con ritmos electrónicos, sino también por sus videos, sus espectáculos teatrales y su particular vestuario que parece sacado de una película de ciencia ficción.

Una neoyorquina de 24 años que se niega a usar pantalones porque se siente más libre en ropa interior y que pasó de cantar en los bares más sórdidos de la Gran Manzana a agotar las entradas en el Madison Square Garden es la revelación actual del mundo de la música. Se trata de Lady Gaga, o como la conocen sus padres, Stefani Joanne Angelina Germanotta, la artista que en poco más de dos años vendió 13 millones de discos y 51 millones de sencillos por todo el mundo, gracias a sus ritmos electrónicos y a sus videos y conciertos de gran envergadura, en los que ponerse un vestido lleno de muñecos de la Rana René y lanzar sangre falsa en el escenario parece perfectamente normal.

La gran popularidad que han recibido sus excentricidades la ha llevado a tener cinco sencillos y dos álbumes número uno en ventas, 33 premios y millonarios contratos con el mundo corporativo. De hecho, Polaroid la nombró este año como directora creativa de la compañía, al considerarla como la inventora ideal para su línea de proyectos especiales que saldrán a la venta a finales de este año.

A su vez, Gaga goza del respaldo de los patrocinadores Virgen Mobile y Monster Cable, así como tiene alianzas con Chanel, Hewlett-Packard, Monter Headphones y Nemiroff Vodka para realizar product placement o colocación de producto en sus videos. Según la Revista Forbes, el espaldarazo que le dio a la gran diva el mundo corporativo ayudó a que en los últimos doce meses ganara más de US$62 millones, convirtiéndose en la séptima celebridad con más ingresos del mundo. Por su parte, de acuerdo con la productora de eventos Live Nation, sus espectáculos ambiciosamente teatrales la llevarán a que su actual gira "Monster Ball" recoja entre US$150 millones y US$200 millones para 2011.

A la artista también se le atribuye su ingenio en el mundo digital, el cual la ha llevado a tener cerca de 16 millones de seguidores en Facebook, 5,5 millones en Twitter, más de 260 millones de vistas de su video "Bad Romance" en You Tube y alrededor de 40 millones de descargas en la red. Un fenómeno nunca antes visto.

La nueva diva musical a quien se le compara constantemente con Madonna, se convirtió de manera reciente en una de las más grandes estrellas del pop de todos los tiempos. Un privilegio para pocos, y que no lleva 30 meses, como le sucedió a Lady Gaga, sino muchísimos años. Se dice que Gaga es un producto en sí mismo que ha sabido como ningún otro artista convertir su talento en una gran empresa. Sin duda, un ejemplo exitoso que deja lecciones a la industria de la música de cómo ir más allá de la venta de discos. No por nada la Revista Fast Company la nombró este año como el personaje más creativo en el mundo de los negocios, honor del que gozó en 2009 Jonathan Ive, vicepresidente de diseño industrial de Apple.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?