| 2/4/2016 12:00:00 AM

Diseño de ciudades inteligentes, ¿un plan contemplado en Colombia?

Tecnologías de punta para mejorar el tráfico, la seguridad, la educación y la salud generarán grandes oportunidades en época de vacas flacas. Nuevos alcaldes mueven el negocio.

La planeación y puesta en marcha de modernos sistemas de monitoreo para tráfico vehicular y seguridad ciudadana, la implementación de aulas digitales –que entre otras cosas reemplazan los tableros de acrílico por monitores– y las nuevas tendencias en telemedicina y hasta telesiquiatría son solo unas de las estrategias que buscan implementar algunos de los nuevos alcaldes y gobernadores del país y que se traducirán en importantes negocios para empresas proveedoras de alta tecnología.

“Los nuevos alcaldes y gobernadores están mucho más interesados en estas tecnologías porque se dieron cuenta de que con este tipo de innovaciones pueden ofrecer victorias tempranas y mover la economía de sus regiones”, explica Camilo Martínez, director de promoción del MinTic.

En el caso de Bogotá, la administración de Enrique Peñalosa prepara programas de innovación en transporte, educación y salud. La semana pasada anunció la construcción de un centro de control de transporte cuyo costo podría llegar a los US$80 millones y que promete ser más moderno que el que opera hoy en Medellín.

En medicina también hay varias oportunidades. La Secretaría de Salud de la Capital busca descentralizar la atención de pacientes que no requieren asistencia médica especializada y que hoy congestionan los centros de urgencias de hospitales y clínicas. En estos sitios se necesitará contar con las historias clínicas en línea y equipamientos básicos como sensores de glucosa y ritmo cardiaco. Ya hay ejemplos de lo que algunos llaman ‘inteligencia médica’. La Universidad de Caldas y el Inpec desarrollan un programa para atender a los reclusos en temas de siquiatría sin salir de la cárcel; es decir, telesiquiatría. Así mismo, en Bucaramanga y Pereira se desarrolló una aplicación para los afiliados al Sisbén, los cuales podrán programar las citas desde el celular o computador y evitarse largas colas.

En educación también hay ejemplos interesantes. Pegui es una plataforma que impulsa el MinTic para lograr que en un plazo de seis años todas las escuelas y colegios de Montería, Valledupar, Bucaramanga y Pasto tengan en sus aulas tableros digitales que permitan mejorar la enseñanza. “Los estudiantes son las semillas de un cambio cultural que se viene en educación. Los alumnos de algunas de estas escuelas pueden consultar los libros digitales en las tabletas o computadores. En simultánea, los profesores optimizan su tiempo y hacen un mejor seguimiento a cada estudiante. Incluso los padres de familia pueden revisar en sus dispositivos móviles el avance de sus hijos en cada materia”, comenta Martínez.

Empresas como Huawei, Gemalto, Samsung, IBM y Claro señalaron que las oportunidades comerciales que se derivan de estas tendencias tecnológicas son significativas. Samsung Colombia contó detalles de un programa –denominado Smart School– que incluye la dotación y asistencia de aulas digitales. “No solo es llevar e instalar unos equipos sofisticados en las escuelas, es necesario que estudiantes y padres transformen la experiencia de enseñanza. Los hallazgos son impresionantes. Una encuesta a los alumnos demostró que el uso de estas tecnologías mejoró los indicadores en matemáticas y ciencias. Los profesores les perdieron el miedo a estas tecnologías y hasta les cambió el humor”, dice César Muñoz, director de este programa. La adecuación tecnológica de una de estas aulas se acerca a los $100 millones.

Samsung también planea ventas importantes en monitores para centros de control de tráfico y seguridad en Colombia. “Ese negocio (denominado cartelería digital) podría generar ventas de US$10 millones por año. Estamos viendo oportunidades en Villavicencio, en donde se quiere construir un centro de control”, dice María Eugenia Mejía, directora de Enterprise Business de Samsung, Colombia.

Según Carlos Romero, experto de la multinacional Gemalto en temas de ciudades inteligentes, también se moverán muy bien negocios como ventas de sensores (para tráfico, clima e iluminación), cámaras de vigilancia, dispositivos móviles, software, sistemas de procesamiento de datos y hasta medidores para glucosa y el ritmo cardiaco.

La multinacional china Huawei también ve oportunidades comerciales con estas plataformas. Según fuentes de la empresa, este año será especial en la venta y operación de redes y plataformas digitales para gobiernos locales.

Parece que por fin los alcaldes se dieron cuenta de que la tecnología disponible –utilizada hace años en otras capitales– ayuda a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Ojalá se haga bien.

Seguimos en pañales

A pesar de los esfuerzos de algunos alcaldes y los propósitos del MinTic por sembrar el interés en estas tecnologías, las capitales del país siguen en ‘pañales’ frente a otras capitales del mundo.  Un claro ejemplo de esto es el Índice IESE Ciudades en Movimiento, elaborado por la escuela de negocios de la Universidad de Navarra. Según este reporte, Bogotá ocupa el puesto 97 entre 148 ciudades del mundo, con una nota de 55 puntos sobre 100. En la medición se evalúan temas como tecnología, gobernanza, cohesión social (incluye temas de seguridad y salud) y capital humano, entre otras. La primera ciudad es Londres, seguida de Nueva York. Medellín ocupa el puesto 107 con 51 puntos y Cali 110 con 50 puntos. Otro hecho que llama la atención es que Bogotá fue incluida en un grupo de ciudades ‘estancadas’; es decir, desde el año 2012 no registra mejoras en los indicadores analizados ¿Efecto Petro?.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?