| 12/10/2010 12:00:00 PM

La tabla de salvación

Los tablets se están convirtiendo en una oportunidad de negocio para los medios impresos del mundo.

Antes de finalizar este año, el conglomerado de medios News Corp. lanzará un nuevo periódico digital llamado The Daily. Más allá de su inversión cercana a US$30 millones y al hecho de que integrará contenidos de las otras empresas del grupo (como el diario The Wall Street Journal y el canal de televisión Fox News), su principal característica es ser el primer medio de comunicación exclusivo para iPad.

Esta es solo una muestra de la forma en que los dispositivos tablet, como el iPad de Apple o el Galaxy de Samsung, se están convirtiendo en el nuevo objetivo de los medios tradicionales para generar ingresos y reducir los costos operativos, en un momento en que se registra la caída en ventas en publicidad y número de lectores.

Tan solo en el último trimestre, los ingresos por publicidad de los periódicos estadounidenses cayeron 5,4%, con una reducción en su circulación de 5%, según Bloomberg.

Así pues, los tablets están demostrando que los medios no tienen que regalar su información, como pasó con los sitios de internet. "Los periódicos están comprendiendo que no venden papel sino contenidos. Lo mejor es que estos dispositivos les dan la posibilidad de monetizarlos y distribuirlos más fácilmente", dice Gregorio Márquez, gerente general de ICCK.net, empresa que gestiona medios digitales, como El Espectador, Cromos y Caracol.

Aunque algunos periódicos internacionales han puesto versiones gratuitas, la mayoría mantiene vigente su promesa de cobrar por ellas en el futuro. Un buen ejemplo lo puso The New York Post que, a pesar de haber lanzado su versión gratuita para iPad, ahora cobra US$6,99 por la suscripción mensual, US$39,99, por la semestral y US$182 por la anual.

Para Sergio Quijano, gerente de nuevos medios de Publicaciones Semana, los usuarios de estos aparatos están más dispuestos a pagar por los contenidos pues obtienen una experiencia más cercana a los impresos tradicionales. "Mientras los sitios web no tienen un orden establecido, los usuarios de los tablets encuentran las ediciones organizadas, con un principio y un final", dice.

Eso sí, más que imitar el producto impreso, estas nuevas ediciones logran enriquecerlo al reemplazar las fotografías estáticas con recursos multimedia como videos, galerías de fotos y animaciones, que dan valor a los contenidos y determinan el impulso de la compra.

Por lo pronto, la consultora Gartner pronostica que este año se venderán 19,5 millones de tablets en todo el mundo. Una cifra que crecerá a pasos agigantados en los próximos años, para llegar a 54,8 millones de unidades en 2011, y a 208 millones en 2014.

Un modelo ideal

Gracias a los iPad, Apple no solo creó la categoría de tablets, formada por equipos que combinan elementos de computadores portátiles y de teléfonos inteligentes, sino además consolidó un novedoso modelo de negocio, cuyo corazón está en su tienda de aplicaciones.

Cuando una persona quiere comprar el ejemplar de una revista para el iPad, primero debe descargar un programa exclusivo para ese contenido, el cual muestra las ediciones disponibles y las diversas opciones de pago (por edición o por suscripción). Una vez lo pide, se registra en el sistema y entrega su número de tarjeta de crédito.

A partir de ese momento, cada vez que el usuario quiera descargar una canción, una película, un libro o algún periódico, bastará con entrar al sistema y dar clic en un botón. Una simplicidad que muchos notan únicamente cuando reciben los extractos de su tarjeta. Este es un motivo para que los iPad no tengan puertos USB: los contenidos provienen de la tienda de Apple.

Aunque la empresa recibe 30% de todos los contenidos que se comercializan en su plataforma, aún sigue siendo un trato ventajoso para los medios tradicionales, pues no gastan dinero en impresión y distribución de un producto físico.

Mientras un sitio web tiene que generar millones de usuarios para traducir su inversión en ganancias, a través de la venta de publicidad, en estos dispositivos solo se requieren algunos miles. "Si alcanzamos 20.000 suscriptores en las versiones tablet en los primeros meses, ya tendríamos total éxito", justifica Márquez.

Cabe anotar que existen dispositivos tablet de otras empresas, los cuales utilizan plataformas creadas por Google (Android) y Microsoft (Windows 7). Estos han tenido que integrar otros modelos de ingresos, en los que las ganancias provienen de la venta de los aparatos, y los contenidos son un valor agregado.

En este momento, ya están próximas a salir las versiones de los principales medios de comunicación colombianos para iPad y para dispositivos con plataforma Android, entre los cuales se encuentran El Colombiano, El Espectador, El Tiempo, Cromos y Caracol.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?