| 11/28/2013 2:00:00 PM

Mi primer billón

A pesar de la crisis en la industria, Haceb, la marca colombiana de electrodomésticos, está en plena revolución para alcanzar en 2017 ventas por $1 billón.

En la década de los 40, cuando José María Acevedo, en un pequeño taller para arreglo de piezas electrónicas, dio las bases para lo que hoy es Haceb, lo hizo en medio de una compleja coyuntura. La Segunda Guerra Mundial dificultaba las importaciones, pero también generaba oportunidades en la reparación de electrodomésticos, especialmente extranjeros. Así, se acomodó a las necesidades del mercado y permitió cimentar las bases de esta emblemática empresa.

Hoy, si bien el mundo no está en guerra, la coyuntura para la industria nacional parece evocar tiempos difíciles: sus crecimientos son negativos, la tasa de cambio apenas ha venido a reaccionar este año, el volumen de importaciones ha crecido y se habla de un agresivo proceso de desindustrialización. Haceb no ha estado ajena a estas dificultades y, dentro del torbellino del sector, se ha movido para no perder mercado, reinventarse, sobrevivir y crecer, como hace más de 70 años.

Para el año pasado sus ventas bordearon los $610.000 millones, con un crecimiento de doble dígito frente a 2011. Pero este año, según Cipriano López, presidente de la compañía, va a crecer alrededor de 3,5%.

La tarea para el mediano plazo no será fácil porque más allá de mantenerse en el mercado y competir, las metas son muy ambiciosas: alcanzar ventas por $1 billón para 2017 y un mayor cubrimiento regional.

¿Cómo lo va a lograr? Es una suma de factores que le permitirán a la empresa moverse en aguas turbulentas: productividad, eficiencias, innovación, desarrollo tecnológico, nuevos destinos y alianzas estratégicas hacen parte de su plataforma de negocios, con más valor agregado, para los próximos años.

Por una parte está consolidando una moderna planta de fabricación de neveras, con una inversión que superó los US$65 millones. “Colombia demanda al año cerca de un millón de nuevas neveras –dice López–. Esta planta está en capacidad de atender esos pedidos, con productos mucho más eficientes”.

Otro gran paso es el desarrollo de alianzas y para ello se ha juntado con dos grandes en cada uno de sus segmentos. Una, con la firma italiana de diseño Pininfarina, con quienes está cambiando su línea de cocina y así dar la posibilidad de contar con diseños modernos al alcance de todos. Para los europeos es la posibilidad de llegar a mercados emergentes, y conocer regiones como Latinoamérica. Y otra con Whirlpool, a quien le fabricará neveras bajo su marca, hechas en Colombia para la región. “Se trata de una alianza tecnológica para la manufactura de refrigeración. Es un negocio que empieza pequeño, pero con mucho potencial. Los contratos son como un traje a la medida para el desarrollo de producto”, agrega López. Con esta movida, la idea es darle más producción a la nueva planta que hoy fabrica cerca de 500.000 unidades al año.

En destinos viene desarrollando desde hace dos años el mercado de Brasil, también retomó el mercado mexicano y está en Ecuador, Perú y Centroamérica. Hoy sus ventas al exterior superan 10% de sus ingresos y en el corto plazo se ubicarían entre 10% y 20%. Además, está enviando los primeros contenedores hacia el Medio Oriente, fabricando marcas para terceros y tiene oficinas en China y Turquía como desarrollo de proveedores para buscar más sinergias.

Por su parte, la innovación ha llevado a la compañía a hacer un cambio profundo de su portafolio de productos. Cuenta entre 350 y 400 referencias y se ha cambiado 70% de esos productos.

Ahora que la industria colombiana enfrenta grandes desafíos, muchas empresas buscan nuevos horizontes y destinos que los saquen de la turbulencia actual y que les permitan cosechar en tiempos de bonanza. Esa es la apuesta de Haceb.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?