| 4/13/2011 12:00:00 AM

La revancha de los nerds

Varios de los hombres y mujeres más poderosos del mundo empresarial colombiano fueron 'comelibros' en la universidad. Hoy son la prueba de que ser pilo sí paga.

Para llegar al curubito del mundo empresarial existen varios caminos. En el caso de algunos, puede obedecer a un golpe de suerte como, por ejemplo, haber conocido a la persona adecuada en el momento adecuado. En el caso de otros, obedece a un comportamiento completamente diferente: haber sido los mejores de sus clases. Es el caso de altos ejecutivos como Carlos Enrique Piedrahita, presidente del Grupo Nutresa (antes Nacional de Chocolates); Luis Fernando Alarcón, presidente de ISA; o Fabiola Sojet, presidente de General Electric para América del Sur.

Aunque todos tienen en común una estructura académica sobresaliente, vienen de ciudades, carreras y entornos diferentes. Incluso, algunos siguieron profesiones no convencionales, como la antropología, la sociología y hasta la geografía. Lo que los ha hecho grandes es haber tenido una agenda propia de aprendizaje.

Este grupo de nerds estudió en la universidad durante las convulsionadas décadas de los setenta y comienzos de los ochenta. Muchos participaron en las revueltas que dominaron gran parte de esos años, y que se gestaron al interior de sus propios centros educativos. Durante esos años, se experimentaron grandes cambios en el mundo de los negocios, empezando por el desarrollo de la informática, tras pasar de las tarjetas perforadas al primer computador personal Macintoch. Pero, a diferencia de muchos de sus compañeros, fueron los 'comelibros' de sus clases y eso los ayudó a catapultarse a lo más alto del mundo empresarial colombiano y latinoamericano.

El hombre de los números

Luis Fernando Alarcón
Presidente ISA
Estudios: Ingeniería Civil, Universidad de Los Andes. Maestría en Ingeniería Civil, MIT . Advance Management Programme, Universidad de Oxford


“Soy ingeniero civil pero cuando cuento que nunca vi un curso de carreteras, ni de estructuras metálicas, ni de puentes, me dicen que si me gané el cartón en una rifa”, dice el responsable de acelerar la internacionalización de ISA en los últimos años, Luis Fernando Alarcón, al indicar que estuvo siempre más interesado en la estadística, la economía y los modelos matemáticos que en la física. Su promedio fue de 4,48 (sobre 5,0). Uno de los monitores que más recuerda es Javier Gutiérrez, actual presidente de Ecopetrol y su antecesor en ISA.

Más adelante, Alarcón sería también monitor de estadística y transporte, y profesor de recursos hidráulicos, investigación de operaciones y evaluación social de proyectos, clase en la cual tuvo como pupilos a Mauricio Cárdenas, Juan Carlos Echeverry y Catalina Crane, entre otros. Finalmente, como dice él mismo, se “solló” cuando llegó el momento de su tesis. Generación secuencial de hidrología multivariada preservando estadísticas a dos niveles de agregación, proyecto que dos años más tarde, en 1977, le abriría las puertas a una beca en MIT donde completó su Maestría en Ingeniería Civil.

 Después de un año de estar en MIT se casó, con lo cual la economía del hogar se volvió más apretada. “En MIT de lo único que me acuerdo era de las bibliotecas, porque uno trabajaba durísimo”, comenta riendo.

Un graduado con honores

Carlos Enrique Piedrahita
Presidente Grupo Nutresa
Estudios: Economía, Universidad de Keele.
Maestría en Finanzas, London School of Economics.

Como consecuencia de las constantes huelgas que terminaron por cerrar la Universidad de Medellín a mediados de los años setenta, Carlos Enrique Piedrahita, el hombre que 30 años después embarcaría al Grupo Nutresa (antes Nacional de Chocolates) hacia la internacionalización, se quedó viendo un chispero. Pero las crisis traen oportunidades. Se ganó una beca para estudiar en la Universidad de Keele, Reino Unido, economía y geografía, dos carreras que le permitirían aprender cómo se desarrolla una sociedad en un determinado espacio, una pasión que lo ha acompañado a lo largo de su vida y de la cual derivó su tesis de grado titulada Modelo del comportamiento de localización industrial en las islas británicas. De las dos carreras se graduó con honores, reconocimiento que solo se daba al 5% de la clase.

De vivir inmerso en el estudio en un castillo ambientado por chimeneas en medio del campo, Piedrahita se mudó en 1980 a la gran ciudad para orientarse más hacia el sector privado. London School of Economics lo recibió.

“Mis tutores eran como mis compañeros de viaje”, dice al recordar a su tutor de historia, quien era especialista en la dinastía de Los Tudor de Inglaterra y, además, un gran cervecero. “Esta es una de las épocas más especiales de mi vida, pues me asomé a un gran carrusel de conocimiento”.


La viajera en el espacio

Yolanda Auza
Presidente Unisys Colombia //
Gerente General Unisys LACSA
Estudios:  Ingeniería de Sistemas, Universidad de Los Andes

Corría el año 1976 y junto a él rodaban en los teatros películas como el Viaje a las estrellas, que ejercieron una gran influencia en Yolanda Auza a la hora de decidir qué estudiar. “El día del examen del Icfes me entregaron un librito con todas las carreras, entre ellas ingeniería de sistemas, pero en ese momento yo no asimilé que se trataba del manejo de la información, sino pensé que se trataba más de computadores, máquinas, efectos especiales”, señala.

A pesar de que la actual presidente en Colombia de Unisys era sobresaliente en matemáticas en el colegio, el primer choque que tuvo a su entrada en Los Andes fue que ella ya no era la ‘pila’ del curso, el ‘hacha de las ecuaciones’, sino que había gente muy buena y que competir no sería fácil.

Sin embargo, tras ese fuerte impacto no se dio por vencida, pues Yolanda se describe así misma como ambiciosa por aprender cuáles son sus habilidades, sus fortalezas, y cómo se puede ser más competente. Así, terminó su carrera becada, con excelentes notas y un amplio reconocimiento.

El profesor imborrable: Sergio Fajardo, el ex alcalde de Medellín y entonces profesor de matemáticas. “Era de las materias más difíciles que tuve, pero me fue muy bien. Creo que la motivación de todas las que estábamos ahí era que nos moríamos por él”, confiesa riendo.

Un ratón de biblioteca

Carlos Enrique Cavelier
Presidente Alquería
Estudios: Antropología y Sociología, Universidad de Vermont.  Maestría en Administración Pública, Universidad de Harvard

Carlos Enrique Cavelier, actual presidente de Alquería y quien llevaría a la empresa de ser una fábrica pequeña en Cajicá hace 20 años, a convertirse en la primera procesadora privada de leche líquida en Colombia y la mayor del grupo andino en producción de leche UHT, llegó a Vermont a comienzos de los años ochenta a estudiar antropología y sociología con una motivación que estaba lejos de la que perseguían muchos de sus compañeros. La ciudad era y sigue siendo famosa por el esquí, pero para él eso no era una prioridad. De hecho, ni siquiera sabía esquiar. Su vida giró en torno a las enormes bibliotecas con el objetivo de poder soportar la alta carga académica que suponía estudiar dos carreras, realizar estudios menores en educación y alemán y con la obsesión de sacar una tesis sobre el cambio cultural en los Guambianos de Colombia. El resultado: obtuvo un promedio de 3,8 sobre 4,0, fue monitor de introducción a la sociología, montó un club de sociología, se graduó cum laude y perteneció a la sociedad de honor de excelencia académica Alpha, Beta, Kappa. “El inglés me dio durísimo”, recuerda. “Al principio, una compañera se tenía que sentar al lado mío para traducirme parte de la clase”.

Cuatro años más tarde, con tan solo 22 años y sin experiencia alguna, se fue a Boston a estudiar una maestría en Administración Pública en Harvard con el claro objetivo de llegar a Colombia a hacer política. “Me di contra las paredes, me sentía como una pulga. Hubiera podido aprender mucho más si me hubiera ido con algo de experiencia”, señala.
A pesar de ello, sacó la mejor nota en clases famosas como la de James Austin, quien reconoció las aptitudes de Cavelier aún siendo el más joven de la clase.

Lo que más disfrutaba Cavelier de su estadía en Harvard eran las discusiones en el Forum, lugar donde conoció a intelectuales de la talla de Ted Kennedy, Kim Dae-Jung, Olof Palme, Bob McNamara, Edward Teller y Hans Betha. “Recuerdo que era no solo el choque de ver estas personas sino el choque de lo que decían y cómo nos cuestionaban lo que pensábamos”.

La alquimista

Fabiola Sojet
Presidente General Electric Sur América
Estudios: Ingeniería Química, Universidad del Valle . Especialización
en Administración de Empresas, Universidad del Valle

Fabiola Sojet ocupa uno de los cargos directivos más importantes de América Latina: la presidencia de General Electric para toda Sur América. El camino no fue fácil, y su éxito lo atribuye a haber tenido la fortuna de estudiar en una universidad pública que brindaba no solo la oportunidad de crecer en temas académicos sino de volverse más consciente de los conflictos y realidades sociales de Colombia.

“Era la mejor en química del colegio y como mi papá quería un niño ingeniero, pero mi hermano no quiso, me decidí por la ingeniería química, una disciplina que me dio una estructura mental muy amplia que me ha servido para todo en la vida, así la haya ejercido muy poco”, señala.

Al graduarse y enlistarse para trabajar en alguna de las multinacionales de consumo masivo que se estaban instalando en Cali, pensó que su tesis había sido inocua, sin importancia. Años más tarde se dio cuenta de que la Universidad sí la había publicado. Se trataba de un análisis proximal de la semilla Inchi Otacai, la cual se cultiva en algunas regiones de Colombia y tiene un alto contenido nutricional, un tesoro que no se había explotado en el país. Por su tesis, hace tres años recibió la visita de unas personas que están desarrollando terrenos incautados del narcotráfico para que los asesorara. Casi no lo puede creer, sobre todo, después de haber virado radicalmente en su camino.

Fue monitora en los dos últimos años de su pregrado en el laboratorio de procesos, haciendo trabajos con aceites vegetales, una de sus pasiones en aquella época. “Pila sí, sin duda. Pero eso sí, siempre muy metida en los temas sociales”, indica al recordar su pasó por la Universidad del Valle, a la que luego volvería por una especialización en Administración de Empresas, al encontrar en el mercadeo un nuevo camino en su carrera profesional.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?