| 3/19/2004 12:00:00 AM

La renovación de Pereira

Con un modelo de participación pública y privada, Pereira está recuperando el centro de la ciudad y transformándolo en el eje comercial y de negocios de la región.

La transformación de Bogotá ha sido evidente. Además de las alamedas y las ciclorrutas, ha recuperado sitios como La Calle del Cartucho y los ha convertido en parques y centros de convivencia. Muchas ciudades del país quieren seguir este ejemplo, pero los recursos oficiales no alcanzan y las dificultades financieras son apremiantes.

Sin embargo, en Pereira está tomando vuelo un modelo de interacción entre el sector público y privado, para recuperar una de las zonas más deprimidas de la ciudad. Son 13 manzanas de renovación en pleno centro de la capital risaraldense, denominadas Ciudad Victoria. Se trata de la construcción de un centro comercial, un almacén Exito, un centro empresarial, viviendas, el nuevo edificio de la Telefónica de Pereira, el Centro Cultural Metropolitano, la Plaza Victoria y el parque lineal Egoyá, que circunda el proyecto.

Según la Alcaldía de la ciudad, la inversión pública ascenderá a $43.327 millones, mientras la inversión privada superará los $205.000 millones. Es decir, por cada peso de dineros públicos, al proyecto se inyectan cerca de $5 de inversión privada. Los recursos públicos provienen de la venta de las acciones que poseía el municipio en la Telefónica de Pereira. Ya está adelantado en casi 40%.

"El municipio lideró una convocatoria que permitió la inversión de recursos públicos y privados. Los recursos del municipio sirvieron para garantizar el desarrollo del espacio público y posibilitar que los inversionistas privados tuvieran la tranquilidad de desarrollar proyectos comerciales, de servicios y de vivienda", explica el alcalde de la ciudad Juan Manuel Arango. De acuerdo con la seccional de la Andi en Pereira, se dieron incentivos tributarios -en exenciones de impuestos predial y de industria y comercio-, por períodos superiores a 10 años.

Este proyecto no es nuevo. En la década del 80 se elaboraron propuestas para la intervención del sector con la coordinación de la Secretaría de Planeación. En los 90 se recogió toda esta experiencia previa y se formularon propuestas. La administración de entonces dio el paso inicial en la renovación al adquirir algunos de los predios ubicados en la zona de protección del colector Egoyá y luego, después del sismo de 1999, compró los terrenos de la antigua plaza de mercado, pero en ese entonces la ley no brindaba las herramientas necesarias para este tipo de desarrollo. Por eso, solo a partir de la expedición de la Ley 388 se posibilitó la implementación del plan.



Las ventajas

Para Carlos ValldeRuten, presidente promotor del Grupo Urbe, una de las constructoras del proyecto, una de sus ventajas es que potencia las cualidades e instalaciones de esta ciudad.

"La infraestructura de servicios públicos es cada vez más costosa. Donde hay servicios públicos hay que maximizar su uso y recuperar el corazón de las ciudades, mejorando su eficiencia y productividad", dice.

Además de la ventaja económica, el proyecto articula dos ejes adicionales: uno el social, por el manejo de la gente que se desplaza de la zona y su reubicación, y por el empleo que genera: cada obra puede crear hasta mil empleos directos, sin contar los permanentes en la parte empresarial y comercial. Y dos, un eje físico que se traduce en una mejora en la calidad de vida de la ciudad. "El hábitat de la ciudad es como el hardware y la cultura ciudadana es como el software. Si hay un buen espacio público, ese espacio público educa, el mejor ejemplo es Bogotá", dice ValldeRuten.

La mejor conclusión de este proyecto que transformará 99.800 m2 es la de Juan Alejandro Angel, director de la Andi en Pereira: "el trabajo conjunto entre sector público y privado trae grandes beneficios. En la renovación urbana, lo importante es la elaboración de un plan que contemple inversiones estratégicas en infraestructura, pero que se den condiciones atractivas a los privados para que se sientan atraídos para invertir", sostiene.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?