La reestructuración de las consultoras

| 4/27/2001 12:00:00 AM

La reestructuración de las consultoras

Las firmas de consultoría tuvieron que aplicar sus teorías y redimensionar sus negocios y sus plantas de personal para adecuarse a la nueva realidad del mercado.

La industria de la consultoría gerencial en Colombia no fue ajena a los embates de la recesión. Al parecer, la profunda crisis económica también tomó por sorpresa a las principales consultoras internacionales presentes en Colombia, las cuales, como cualquier otra empresa, tuvieron que reestructurarse y adaptarse a la realidad del país.

El apretón en el presupuesto de las empresas a raíz de la crisis económica de los últimos 2 años incidió directamente sobre el volumen de ingresos de las firmas de consultoría. De hecho, muchas se vieron obligadas a reducir sus honorarios. Algunas, como Arthur Andersen, Ernst & Young y KPMG, renegociaron las condiciones de pago con algunos clientes. Para Oscar Darío Morales, de Arthur Andersen, esta estrategia se justifica dada la asociación que se establece entre consultores y empresas. "Se trata de cooperar con nuestros clientes durante los momentos difíciles", afirma.



Pero los efectos de la recesión no pararon allí. A medida que esta se agudizaba, muchas empresas aplazaron sus planes de expansión y sus inversiones en infraestructura tecnológica, dos de las más lucrativas líneas de negocio de la consultoría, y optaron por invertir su presupuesto en la contratación de asesorías orientadas hacia el aumento de la eficiencia y la reducción de los costos en el corto plazo.



Si bien la mayor demanda por este tipo de servicios compensó en parte el decrecimiento en aquellas líneas de mayor margen, el grueso de la actividad de consultoría se concentró en empresas de sectores que mantuvieron su dinamismo, como telecomunicaciones, servicios públicos, energía y petróleo.



La manera en que cada consultora afrontó esta situación difiere según su perfil y especialidad. Así, aquellas especializadas en temas estratégicos como McKinsey y Booz-Allen & Hamilton encontraron su principal nicho de mercado en los sectores financiero, energético y petrolero, así como en proyectos relacionados con la privatización de compañías de servicios públicos, y con los procesos de fusión, integración y búsqueda de socios internacionales emprendidos por algunas grandes empresas.



En el caso de las grandes firmas de auditoría y consultoría, el hecho de mantener portafolios de servicios diversificados les permitió adecuar sus operaciones a los requerimientos del mercado. De este modo, firmas como Pricewaterhouse Coopers, Deloitte & Touche, Ernst & Young, KPMG y Arthur Andersen enfocaron sus actividades hacia áreas relacionadas con el rediseño de procesos y el control de costos. Los menores márgenes del negocio les complicaron a las firmas la efectiva utilización de su principal activo: su gente. Ante la imposibilidad de emplear la totalidad de su equipo de consultores en proyectos de alto retorno, las firmas tuvieron que recortar su nómina, algo que, a pesar de ser un secreto a voces, pocas están dispuestas a aceptar. Otras reasignaron su planta de personal conforme a la realidad del mercado. Así, Booz-Allen & Hamilton empleó consultores locales en proyectos desarrollados en otros países latinoamericanos. Por su parte, firmas como Accenture (antes conocida como Andersen Consulting) y KPMG se enfocaron en el manejo de proyectos en el sector financiero. Y algunas, como Arthur D. Little, decidieron retirar sus consultores de Colombia.



El futuro



En un negocio en el cual la adaptación al cambio es el principal motor de desarrollo, una economía en proceso de transición --como la colombiana-- genera interesantes oportunidades para las firmas de consultoría.



Independientemente del complicado ambiente económico, político y social, el inexorable avance del proceso de globalización obligará a las grandes empresas a adecuar sus estructuras según estándares internacionales, so pena de perecer ante la entrada de competidores externos en proceso de expansión. Según, Jorge Ortiz, de HayGroup, "el aporte de la consultoría será un factor crítico de supervivencia para las empresas. Sería errado pretender que estas podrán desarrollar ventajas competitivas de talla mundial solo con personal interno".



Las firmas de consultoría que permanecieron en el país durante la recesión esperan una demanda importante en temas estratégicos y operativos por parte de sectores como telecomunicaciones, financiero, consumo masivo y gobierno. Por su parte, tarde o temprano, las empresas tendrán que ejecutar las inversiones en sistemas de información que aplazaron durante la recesión, y esto imprimirá dinamismo al negocio de las consultoras en temas tecnológicos. Precisamente, las buenas perspectivas de esta área han motivado la entrada de nuevos participantes, como Azurian, consultora latinoamericana en temas estratégicos de internet, que desde el año pasado compite de lleno en Colombia.



Colombia no será ajena a los grandes movimientos mundiales de la consultoría, en los que cada vez son más frecuentes las grandes alianzas con los gigantes tecnológicos, y se debaten temas como la separación entre las prácticas de auditoría y consultoría por parte de algunas firmas. La consolidación internacional del negocio en unas pocas manos y las prioridades que reciba América Latina en este nuevo contexto repercutirán en el mercado colombiano, en donde las firmas aun tienen mucho por hacer.



El hecho

Ante la recesión económica, las empresas aplazaron sus planes de expansión y sus inversiones en tecnología, dos de las más lucrativas líneas de negocio de la consultoría.



La decisión

Las consultoras adaptaron su portafolio de servicios, redujeron honorarios, recortaron personal y/o reubicaron su recurso humano en otros países.



El futuro

Se espera una demanda importante en temas estratégicos y operativos por parte de sectores como telecomunicaciones, financiero, consumo masivo y gobierno.



Se reactivarán las asesorías en temas tecnológicos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.