| 7/23/2010 12:00:00 PM

La petrolera Canacol a Bolsa

Canacol Energy, joven compañía petrolera colombo-canadiense llega a la Bolsa de Valores. Una nueva opción con potencial.

Ayer hizo su debut en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) un nuevo emisor extranjero: Canacol Energy Ltd., compañía junior dedicada a la exploración y explotación de petróleo en Suramérica de origen colombo-canadiense, al igual que Pacific Rubiales, el primer emisor extranjero.

La compañía, fundada en 2008, tiene su principal operación en Colombia, donde registra el 80% de sus activos de producción y donde realizará el grueso de sus inversiones, también tiene activos en Brasil y Guyana. Entres los tres países cuenta hoy con 25 bloques (siete en producción y 18 en exploración) en 1,4 millones de hectáreas. Actualmente, la compañía está listada en Canadá en el Toronto Ventures Exchange (TSXV) donde la capitalización bursátil alcanza los US$370 millones, con cerca de 400 millones de acciones en circulación y grandes fondos institucionales como inversionistas.

Para Charle Gamba, presidente de la compañía, geólogo con más de 15 años de experiencia y quien fue vicepresidente de exploración de la Occidental Petroleum en Colombia y jefe de geología de la misma compañía en Ecuador y Qatar, entre otros cargos, "a través del listado en la BVC buscamos aumentar la liquidez de la acción, diversificar la base de inversionistas y tener una fuente de capital para el crecimiento futuro de la compañía y qué mejor que hacerlo en la Bolsa de Valores del país donde están concentradas nuestras operaciones y la mayoría de empleados, una Bolsa que ha demostrado solidez e importantes resultados", afirma. "Además, vamos a permitir que los colombianos puedan participar e invertir de una manera diversificada en el gran potencial de desarrollo que tiene el sector de hidrocarburos nacional", agrega.

Corazón colombiano

En la actualidad, la compañía tiene una producción de 3.240 barriles diarios de petróleo (bpd) y unas reservas probadas de 6,7 millones de barriles. El 95% de esta producción está en Colombia donde inició operaciones en 2008.

Las operaciones del país están en tres regiones: los Llanos Orientales, el Magdalena Medio y la cuenca Caquetá-Putumayo. En los Llanos tiene dos bloques en etapa de producción: Rancho Hermoso y Entrerríos. En el Magdalena Medio tiene el Bloque La Sierra en etapa de exploración. Y en la cuenca Caquetá-Putumayo tienen el Bloque Ombu donde está el Campo Capella, uno de los descubrimientos más importantes de crudo pesado en el país, y los campos de Pacarana, Tamarin y Cedrela en etapa de exploración. Si bien en Capella -donde la expectativa es una producción de 60.000 bdp pesado en 2015, gracias a que cuenta con 2,2 millones de barriles en reservas- tiene únicamente el 10% (la mayoría es de Sinochem), esta exploración le da a la compañía el conocimiento del área donde cuenta con otros campos que acaparan su interés.

La expectativa de la compañía es cerrar este año con una producción de 7.000 bdp y aumentar entre 15 millones y 20 millones de barriles en reservas. Para lograrlo se están perforando cinco pozos en Rancho Hermoso, siete en Capella, uno en Brasil y uno más en Guyana. La inversión proyectada en Colombia para este año es de US$42 millones, lo cual muestra que "tenemos planes muy grandes para crecer en Colombia", afirma Gamba.

De hecho, le acaban de ser adjudicados en la Ronda Colombia 2010 otros cuatros bloques exploratorios (COR 10, COR 11, COR 39 y VSM 3) que le dan a la compañía una nueva cuenca exploratoria en el norte del valle superior del Magdalena y el oeste de la Cordillera Oriental. La firma está interesada en participar en el oleoducto de la cuenca de los Llanos. Por otra parte, en Guyana tiene un pequeño campo pero con unos "términos fiscales bastante buenos para la compañía, ya que no tienen impuestos ni regalías. Mientras que Brasil se visualiza como una oportunidad a mediano y largo plazo para adquirir bloques de exploración en un nivel de competencia relativamente bajo, en un ambiente de bajo costo", afirma Gamba.

Tras los pasos de Rubiales

Canacol, inicialmente, hará su listamiento en Bolsa y se estima que en los próximos meses realice la primera emisión de acciones en el mercado local.

Es indudable que el éxito logrado por Pacific Rubiales ha ayudado y ayudará a que vengan más compañías al mercado de valores. Según Luis Carlos Núñez, presidente de Citivalores, la compañía que lideró el proceso de listamiento de Pacific Rubiales en la BVC y ahora lleva a Canacol Energy, están asesorando otras cuatro compañías: tres del sector petrolero y una del minero, por lo que es posible que se den más listamientos en la segunda parte del año.

Pacific Rubiales, listado a finales de 2009, se ha convertido en uno de los emisores más líquidos del mercado colombiano, hoy representa alrededor del 10% del IGBC, y su acción se ha valorizado en más de 40% durante esos seis meses.

"Ya hemos visto las bondades que ha traído a otros emisores extranjeros estar en la BVC", afirma Gamba ante la mezcla de inversionistas institucionales y privados que tiene y tendrá la BVC debido a la integración regional con Chile y Perú. "En Colombia, esperamos transar el 20% de lo que transa diariamente con la acción", agrega.

Canacol tiene las condiciones de potencial, solidez y experiencia de su equipo que hace que muchos consideren que puede replicar el éxito de Pacific: ser una acción líquida y tener presencia en el índice. Sin embargo, hay que tener claro que son compañías distintas y no son estrictamente comparables. Pacific Rubiales es una empresa mucho más madura, con una alta producción y reservas. Mientras que Canacol es una empresa mucho más joven, con reservas bajas y un alto componente exploratorio, lo cual la hace una alternativa más riesgosa pero con gran potencial pues la expectativa de crecimiento en la producción es alta. Por esto se recomienda para inversionistas propensos al riesgo y a un largo plazo. Según un informe de Correval, la producción crecerá 49% anual durante los próximos cinco años y tendría flujo de caja positivo a partir de 2013, por lo que el potencial de su valor radica en su mayoría en el desarrollo de oportunidades de exploración.

La llegada de un segundo emisor extranjero a la BVC es otro paso en la consolidación del mercado de valores como fuente de financiamiento de empresas con agresivos planes de crecimiento, sin miedo a democratizar la propiedad ni al escrutinio del mercado. Compañías extranjeras del sector petrolero lo han entendido. El mercado sigue a la espera de que compañías colombianas lo hagan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?