| 6/8/2007 12:00:00 AM

La otra gran superficie

A lo largo de 34 años esta organización se convirtió en la más grande cadena de detallistas de Bogotá, dedicada a atender el canal de autoservicios de barrio. Acaba de inaugurar un moderno centro de logística y distribución.

Tiene un área de ventas de 50.000 m2, con 9.000 productos codificados y un amplio portafolio de marcas propias en atún, chocolate, café, blanqueadores, pan, mermeladas, papel higiénico, sardinas y aceite, entre otros. Acaba de inaugurar un moderno centro de logística con un área de almacenamiento de 6.000 m2, que incluye un nuevo sistema de distribución puerta a puerta. Sus ventas durante 2006, ascendieron a $103.000 millones. Pero no se trata de una nueva cadena de grandes superficies, como se pudiera pensar, sino de Cooratiendas, un modelo de comercialización y distribución de productos de consumo masivo para el canal de los autoservicios de barrio, que se creó en 1973, en la Central de Abastos de Bogotá.

Entonces el valor de los aportes de los 63 asociados fundadores ascendió a unos $200.000. Empezaron con un local de 60 m2 y con solo 20 productos. Y a medida que se fueron asociando más tenderos, principalmente aquellos que daban el salto al autoservicio, se fueron incrementado las ventas. Fue así como en 1999 éstas ya ascendía, a $33.796 millones. En 2003, totalizaban $84.000 millones y en 2005 ya pisaron los $100.000 millones. Bajo el paraguas de una organización cooperativa, Cooratiendas agrupa hoy a 400 supermercados de barrio que llevan la marca respectiva. Están esparcidos por todas las localidades de la capital del país y sus poblaciones aledañas. Y pese a que lleva 34 años de existencia, es muy poco lo que saben sus clientes acerca de esta empresa de carácter solidario. Y así lo corrobora Ana Villoria, una visitante asidua de un Cooratiendas ubicado en la carrera 24 con calle 80. "Creo que se trata de una cadena de tiendas, que muy seguramente deben ser de un mismo propietario", dice.

Quien sí las conoce bien es Henry Torres, gerente sectorial de Fenalco, que reconoce que el modelo ha contribuido al crecimiento de los supermercados de barrio. "Gracias al volumen de inventarios que manejan, lo que les permite aplicar economías de escala para transferirles menores precios a sus asociados, y éstos, a su vez, a sus clientes", dice. Otro hecho que destaca Torres es que montaron un moderno centro de logística en Funza, municipio ubicado en las goteras de Bogotá, y que pusieron en marcha el programa 'Entienda', para la entrega directa de los productos en los supermercados.

De hecho, Cooratiendas les compra productos de primera necesidad a unos 350 proveedores. Eso le da poder de negociación para obtener precios más económicos, hecho que le ha permitido a la cadena posicionarse en Bogotá. Luis Carlos Plazas, el gerente comercial, sostiene que Cooratiendas se ha convertido en un regulador de precios, pues maneja un surtido de 9.000 referencias codificadas. Y así lo confirman algunos de los encargados del canal tradicional en importantes industrias de alimentos, y que prefieren mantener en reserva sus nombres pues no están autorizados para hablar en representación de sus compañías. "El empuje y desarrollo de los autoservicios de barrio ha sido vital para el crecimiento de las ventas de la empresa en Bogotá, donde se concentra el 77% de estos establecimientos", señala uno de ellos.

Otro explica que, si se mira la dinámica de Cooratiendas, se ve un fenómeno a largo plazo. "Van a seguir creciendo, hacen mucho volumen y en materia de logística han avanzado satisfactoriamente, pues cuentan con su propio centro de almacenamiento de 6.000 m2 y 50 vehículos de despacho diario. Este tipo de iniciativas se convierte en una barrera importante para la entrada de grandes cadenas a algunas zonas de la ciudad, pues se van a encontrar con unos contendientes con mucha flexibilidad y un conocimiento de los gustos de sus clientes. Para los proveedores hay una oportunidad grande: son sólidos y permiten la visibilidad de sus productos. Todavía hay mucho potencial en categorías como vitaminas, antigripales, pañales, cereales, productos precosidos congelados y servicios como apuestas", dice este ejecutivo.

Otros elementos que han fortalecido la cadena son los servicios como financiación en las compras, seguros de vida, auxilios de calamidades, préstamos para ampliación y remodelación de puntos de venta, capacitación permanente, asesoría en administración y mercadeo y apoyo a través de actividades promocionales.

Para eso, al interior de la organización existe un comité de comercialización que realiza análisis de mercadeo, de precios, de volúmenes de compras y de negociaciones con proveedores. El comité educativo se encarga de desarrollar programas de capacitación a funcionarios y asociados, mientras que el de solidaridad estudia auxilios económicos, calamidades y préstamos. Además, fomenta la salud ocupacional y la seguridad industrial.

Este modelo ha demostrado ser un esquema cooperativo exitoso, único en el país. Ha promovido la generación de 105 empleos directos y unos 4.500 indirectos, a través de la creación de empresas familiares que son, por lo general, las que sacan adelante los proyectos de autoservicios de barrio. Ya se trabaja en el desarrollo de una plataforma tecnológica para la compra y venta a través de internet, la implementación de servicios adicionales como contabilidad y asesorías legales en todo aspecto para los asociados, así como el inicio de nuevas unidades de negocio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?