| 11/15/2005 12:00:00 AM

La nueva red

ISA avanza en su proceso de expansión. Tiene la mira puesta en Brasil, Chile y Centroamérica para su negocio de transmisión de energía y anuncia su interés en ingresar al transporte de gas.

Varias decisiones que están a punto de cristalizarse, pueden definir en gran parte el futuro y desarrollo de la estrategia de Interconexión Eléctrica S.A. (ISA). Antes de finalizar noviembre, en Brasil se definirá el proceso correspondiente a la licitación de 7 sistemas de transmisión de energía que suman 3.000 kilómetros. Hace cerca de un mes, ISA fue precalificada -junto con otras 7 empresas- para presentar oferta en este negocio y en menos de dos semanas se conocerán las propuestas.

Así mismo, esta empresa colombiana es uno de los principales candidatos para quedarse con la chilena Transelec, cuyo accionista mayoritario, Hydro Québec, anunció su deseo de buscar para la compañía austral un socio estratégico o un comprador. Según El Mercurio, de Chile, se estima que su valor es cercano a US$900 millones. Para ISA, este camino no será fácil, pues tendrá como uno de los principales competidores a la brasileña Alusa.

Hace unas semanas, la junta directiva de ISA dio vía libre para explorar posibilidades en el negocio del transporte de gas, situación que coincidió con el inicio de la operación de la empresa XM -cuyo socio mayoritario es ISA-, que se encargará de administrar y operar el Mercado de Energía Mayorista, MEM.

¿Qué representan todas estas movidas? Sin duda, ISA ha sido uno de los modelos de expansión más reconocidos en el país y es considerada la principal multinacional colombiana del sector público. De la 'media luna andina' que buscaba la interconexión de los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) hace unos años, ISA evolucionó y ahora su interés se expande al sur del continente en Brasil y Chile, y hacia el norte en Centroamérica.

"Una empresa de transporte de energía debe preocuparse no solo por montar torres, sino por buscar mercados. Si en el mediano plazo ellos crecen, se necesitará mayor transmisión, que es el negocio de ISA, sumado a la oferta que puede hacer con XM en la administración y despacho de esos mismos mercados en el exterior", explica un analista. E ISA ha venido haciendo la tarea: hoy es el propietario del 48% de las redes de alto voltaje de la CAN, tiene interconexiones con Venezuela y Ecuador y de Ecuador a Perú, y avanza en los proyectos de conectar a Colombia con Panamá y Perú con Bolivia y tiene presencia empresarial en estos dos últimos países. En Perú, está asociada con la Empresa de Energía de Bogotá (EEB). En Centroamérica, ISA tiene participación en la Empresa Propietaria de la RED, EPR, una sociedad de 8 accionistas, que busca realizar inversiones por más de US$300 millones y construir el sistema de interconexión eléctrica de los países de América Central con más de 1.800 kilómetros de líneas de transmisión. Se estima que para 2008 se contará con un sistema eléctrico que una a América Central con la CAN y que integre al menos 11 países, promoviendo una fuerte competencia en la generación de energía eléctrica.

En la interconexión con Ecuador, en la que una línea es de ISA y otra de la EEB se ha generado un mercado que en los últimos 3 años le ha permitido a Colombia exportar en energía más de US$300 millones, y solo ha importado del vecino país US$3,5 millones.

La lectura En este contexto de la internacionalización de su negocio de transmisión, ¿cuál es la interpretación frente a la creación de XM y el anuncio de su interés en el negocio de transporte de gas? Para crecer, ISA tomó dos caminos: el primero -descrito antes-, su modelo de internacionalización. Eso significa buscar nuevos mercados que, aunque para algunos representa abrir muchos frentes simultáneamente y tomar riesgos demasiado altos, hasta ahora ha funcionado bien. Y el segundo, cómo crecer en el país. Así, además de participar en proyectos como el de la línea de transmisión en el oriente de Colombia que le ganó a EEB generando una profunda controversia sobre los precios, decidió ingresar al negocio de telecomunicaciones.

Cuando lo hizo, la movida tenía sentido, pues se trataba de aprovechar la infraestructura de las torres para montar sobre ella cables de fibra óptica y crear Internexa, para ser el carrier de carriers y, posteriormente, con Flycom, buscaba llegar hasta el usuario final.

No obstante, el negocio de telecomunicaciones es muy diferente al de transporte de energía. Por una parte, la competencia no es tan grande, mientras en energía se hacen inversiones de largo plazo y se construyen estructuras para más de 30 años, en telecomunicaciones su dinámica es mayor y las tecnologías que hoy pueden estar a la vanguardia, mañana son obsoletas. Por ejemplo, compró la licencia por LMDS, una tecnología que hace apenas 3 años era muy importante para llegar con señal al usuario final y hoy, otras -como Wi Max- la pueden desplazar.

La pregunta es qué va a pasar con el negocio de telecomunicaciones de ISA. Aunque ISA no se quiso pronunciar oficialmente para este artículo, se dan dos posibilidades: una, que en medio de las fusiones y procesos de consolidación sus empresas sean atractivas para un comprador ya sea internacional o uno de los grandes jugadores locales como ETB o EPM, que podrían así complementar sus portafolios de productos. Y la segunda, que se mantenga con el negocio. "Está claro que no será su core business ni su mayor opción de crecimiento", dice un analista.

De esta manera, llega la iniciativa de incursionar en el mercado de gas, como transportador. La lectura de esta movida es que se enfoca hacia la convergencia y complementariedad en los sistemas de energía. De hecho, en este campo pueden entrar en dos negocios: usar el gas para generar energía o llegar hasta distribuidores y grandes consumidores de gas, no solo en Colombia, sino en otros países de América Latina.

Aún no se ha definido cómo llegaría ISA al negocio del gas. "Uno se imagina que están dispuestos a entrar en la puja por Ecogas. ISA es un jugador muy importante, pero no tiene la experiencia en la operación de gasoductos, porque es experta en la operación de líneas de transmisión de energía eléctrica.

Probablemente ISA entrará como un inversionista más y tendrá que definirse si va con otro comprador que tenga experiencia en el negocio", explica Leopoldo Montañés, presidente de la Asociación de Gas Natural, Naturgas.

El factor X.M Otra de las movidas recientes de ISA fue la creación de una filial, denominada XM, que se encargará de manejar y administrar el MEM. Aunque es un cumplimiento de ley, ha generado alguna controversia por el control que tendrá ISA del negocio y, en opinión de algunos expertos, XM debería tener participación de todos los agentes del mercado. Sin embargo, más allá de estas opiniones, la visión de XM no se limita al país. Inicialmente, ISA empezó con infraestructura física, es decir, construir nuevos proyectos de transmisión -como en el caso de Perú y Bolivia, o en las interconexiones con otros países desde Colombia- o participar en empresas de transporte, como el caso de Centroamérica.

"Hoy, se busca ampliar esa participación en empresas de infraestructura de transporte de energía en Brasil y Chile. Pero la infraestructura sola no es suficiente. Es necesario que haya intercambios de energía entre la región. De acuerdo con la visión de ISA de jalonar la integración -para que la infraestructura física también se utilice más y se expanda- necesita ser un impulsor en la parte del desarrollo de mercados y así nace XM", explica Pablo Corredor, gerente de XM. ISA tiene un know how muy importante en la administración de energía y seguramente, llevará a XM a Centroamérica y a otros destinos. Además, este modelo de administración de mercados de energía eléctrica también se puede crear para el de gas, bien bajo la misma XM, adicionándole funciones, o con la constitución de otra empresa.

Esta compañía pública colombiana viene avanzando en su desarrollo. Con estas movidas, seguramente consolidará su presencia y ya no se hablará solo de cubrir la media luna andina, sino de la luna llena latinoamericana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?