| 7/25/2010 9:00:00 AM

La nueva aerolínea

Así se llamará, inicialmente, una nueva empresa de aviación que operará en el mercado nacional y competirá en el segmento de bajo costo.

Al comparar el periodo enero-abril de 2010 con los mismos meses del año anterior, el tráfico de pasajeros aéreos nacionales aumentó en casi 40%, al pasar de 2,9 millones a 4 millones.

Esta dinámica, sin duda, estuvo jalonada por la agresividad en las ofertas comerciales y en las reducciones de las tarifas que, según algunos jugadores del mercado, han alcanzado en ciertos casos entre 20% y 30%.

Precisamente esta situación le abrió a un grupo de ejecutivos, que en el pasado tuvo negocios con la aviación, una oportunidad. "Todo lo que ha sucedido en los últimos meses con las tarifas y sus reducciones nos demostró que había un gran potencial de mercado represado", señala Juan Emilio Posada, uno de los líderes de La Nueva Aerolínea -como se llamará inicialmente la empresa- y quien en el pasado ocupó las presidencias de Avianca y Aces.

Junto con Posada, avanzan en este emprendimiento Fred Jacobsen, encargado de la seguridad y operaciones y ex presidente de Tampa Cargo; Gabriel Migowski, en planeación y estrategia, y quien ha adelantado proyectos de reestructuración de aerolíneas en el exterior; y William Shaw, al frente del área de ventas y mercadeo, y quien fuera director general de British Airways en la Región Andina.

El concepto técnico de la compañía es el de bajo costo. "Si operar en forma segura, con excelencia financiera y operativa, ofreciendo siempre precios bajos es lo que describe a las aerolíneas de bajo costo, seremos una aerolínea de bajo costo", señala Posada.

La compañía será presentada antes de finalizar el mes de julio en una audiencia pública ante la Aeronáutica Civil y allí explicará los alcances en términos de flota y financiación y se fijará el cronograma de su entrada en operación.

"Vamos a escoger el tipo de avión y su configuración interna más eficiente para que mucha más gente pueda volar. Antes de finalizar el primer año contaremos con cinco aviones y serán todos similares. Además, vamos a cumplir con creces los requisitos mínimos de patrimonio que exige la Aerocivil. En el campo de la financiación tenemos una mezcla de inversionistas privados, institucionales, deuda y leasing de equipos", dice Posada.

La estrategia busca simplificar los procesos, trabajar bajo esquemas de innovación que permitan bajar costos y contar con estándares internacionales de seguridad, con modelos parecidos a los de Southwest Airlines, en Estados Unidos; Ryanair, en Europa, y Gol, en Brasil.

Además, busca aprovechar la elasticidad de precios que tiene la industria. La compañía hizo un cálculo con base en la información pública de Copa, la cual, por cotizar en Bolsa, publica trimestralmente el ingreso promedio de AeroRepública. "Para el primer trimestre de 2010, por cada punto porcentual que bajó en promedio la tarifa esa aerolínea, sus pasajeros subían en 2,6%", dice Shaw.

Uno de los argumentos que la compañía llevará a la audiencia pública para su ingreso al mercado es la concentración de la industria en el país. Utilizando el índice HHI (Herfindahl-Hirschman Index), se advierte que, en el caso colombiano, este indicador es uno de los más altos de la región. De acuerdo con estándares internacionales, un índice de 1.800 es considerado altamente concentrado y, según cifras de la compañía, este sector en Colombia tiene más de 4.000, con 9,3 millones de pasajeros transportados al año; Brasil registra 3.600 (con 57,6 millones de pasajeros); México 1.255 (con 24,4 millones de pasajeros) y Estados Unidos 1.000 (con 620,6 millones de pasajeros). "Este argumento demuestra que se necesita -y es conveniente- tener más aerolíneas", puntualiza Posada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?