| 7/7/2006 12:00:00 AM

La movida de los laboratorios

El vencimiento de patentes genera retos para los laboratorios y oportunidades para los genéricos. El mejor ejemplo es la expiración de la patente Zocor, droga que combate el colesterol.

En junio, se venció la patente de Zocor, uno de los medicamentos más importantes para los pacientes con problemas de colesterol. La relevancia de esta expiración radica en que tanto para Merck Sharp & Dohme, productor de Zocor, como para Pfizer, productor de Lipitor, competencia directa de Zocor, estos medicamentos representan parte importante de sus utilidades anuales. Tan solo en 2005, ambos productos alcanzaron US$16.000 millones en ventas. El vencimiento de la patente ha contribuido a la pérdida de valor de Merck en bolsa y amenaza las ventas de Lipitor, patente que tiene vigencia hasta 2011; ya que los genéricos están listos para competir por este mercado. De hecho, con la aparición de Simvastatin, genérico de Zocor, producido por Teva Pharmaceutical Industries, principal productor de genéricos en el mundo, se espera una importante reducción en el precio del medicamento, que puede estar entre 20% y 80%, dependiendo del número de genéricos que vayan apareciendo en el mercado.

Así mismo, este vencimiento tiene un impacto directo en las aseguradoras de servicio médico y los pacientes, consumidores de Lipitor o Zocor, que ahora pagarán un menor precio por este producto. El gran beneficiado es el paciente, que tendrá a su disposición variedad de medicamentos. A futuro, podrá ser aliviado de enfermedades como la diabetes o el cáncer, debido a que la valorización de un laboratorio se da en gran parte por dos factores: el primero, por el portafolio de patentes vigentes, y segundo, por las patentes en las que esté trabajando para lanzar al mercado.



Las jugadas de Merck

Este año, Merck se enfrenta a la pérdida de derechos exclusivos de venta de Zocor y Proscar. El primero le proporcionó en 2005 un ingreso de US$3.140 millones en Estados Unidos y US$1.240 millones en ventas extranjeras, ubicándose como el segundo vendedor detrás de Lipitor de Pfizer, según publicó CNNMoney. Ante esto, las empresas de genéricos están listas para dar la batalla. De hecho, Teva Pharmaceutical Industries está preparada para lanzar el genérico y espera tener los derechos exclusivos para vender a menor costo las versiones de Zocor, en 4 dosis, por seis meses. Por su parte, Ranbaxy Laboratories Ltd., mayor productor de medicinas en India, clama por los derechos para una quinta dosis del genérico Zocor.

La estrategia reciente de Merck ha sido cautivar a las aseguradoras y a los operadores de farmacias electrónicas, al ofrecer descuentos en el precio de Zocor y sus copias.

Otra carta para jugar es posicionar en el mercado a Vytorin, combinación de Zocor y Zetia, desarrollado por un joint venture entre Merck y Schering-Plough que reduce hasta en 56% el LDL o colesterol 'malo'. Mientras, el laboratorio AstraZeneca pretende dar la pelea con su medicamento Crestor que reduce el LDL en 52%, según PR Newswire.

Por otra parte, para recuperar su precio de mercado, Merck continúa haciendo investigaciones de varios productos, como Januvia, medicina para la diabetes que además de reducir el azúcar en la sangre, produciría menores efectos secundarios, como la retención de fluidos y el aumento de peso. Según Bank of America, para 2010 se proyecta que Januvia sea un megaproducto y junto con Galvus del laboratorio suizo Novartis, obtenga ventas anuales de US$3.000 millones en el mundo.

La movida de Pfizer

La competida carrera por el mercado de las estatinas puede generar un daño colateral para Lipitor, que continúa con la patente hasta 2011. Se teme que con la aparición de genéricos de Zocor a un precio cercano a US$4,50 por pastilla de 20 miligramos, las ventas del medicamento que controla cerca del 55% del mercado del colesterol en Estados Unidos, caigan drásticamente en los países donde está vigente la patente. Los pacientes que cambien Lipitor por Zocor pueden producir una reducción en los ingresos de Pfizer de unos US$100 millones, según la analista Barbara Ryan, del Deutsche Bank Equity Research.

Por su lado, los administradores de beneficios farmacéuticos vienen cambiando a sus pacientes a Zocor —a precio regular— para que cuando salga el genérico, puedan reemplazar la patente por Simvastatin. De hecho, Express Scripts Inc., uno de los negocios más grandes de medicamentos, empezó a trasladar a sus pacientes a Zocor en enero, relegando Lipitor a casos de colesterol alto, según publicó Comtex News.

No obstante, Dinero habló con Pfizer Nueva York, que dice que aunque la compañía está consciente de que muchos genéricos competirán por este mercado, la calidad de Lipitor es superior a la del resto y persigue ventas mundiales superiores a US$13.000 millones para este año.

Pfizer debió afrontar la pérdida, a junio, de la patente del antidepresivo Zoloft, que generó ventas anuales de US$3.300 millones en 2005.

Para este año, Pfizer vendió su división de salud del consumidor a Johnson & Johnson por US$16.600 millones para invertir en nuevos productos, tecnologías innovadoras e incrementar el rendimiento para los accionistas.

Para el próximo año se espera que Pfizer desarrolle 5 nuevas medicinas, entre las que están Fesoterodine, medicamento para la vejiga, Maraviroc, para VIH/sida, Asenapine, para la esquizofrenia, Ticilimumab, para el cáncer y Torcetrapib/atorvastatin para el control del colesterol.

Todas estas movidas se resumen en mayor presupuesto, destinado a investigaciones que mejoren la calidad de vida del ser humano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?