| 5/11/2011 12:00:00 AM

¿La mala hora de BlackBerry?

Aunque el popular teléfono está perdiendo terreno frente al iPhone y Android y pasa por uno de los momentos más duros en su historia, está decidido a no bajar los brazos. Ésta es su nueva estrategia.

Research In Motion -RIM- enfrenta uno de los momentos más complejos de su historia. En el último año, la empresa canadiense que popularizó los teléfonos inteligentes en el mundo corporativo gracias a sus BlackBerry ha sentido el peso de Apple y Google que, con sus dispositivos iPhone y Android, respectivamente, han comenzado a relegarla de los lugares protagónicos.

De acuerdo con la analista IDC, a pesar de que pasó de vender 10,6 millones de teléfonos en el primer trimestre de 2010 a 13,9 millones en el mismo periodo de 2011, RIM perdió más de 5 puntos en su participación en el mercado mundial. Tan solo en Estados Unidos, la empresa cayó de 33,9% a 26,1%, al tiempo que Apple subió de 27,9% a 28,6% y Android dio un salto impresionante de 15% a 25,8%.

A esto se suma la moderada tendencia en la compra que muestran sus equipos. Según la analista Nielsen, mientras 50% de las personas piensa adquirir un dispositivo Android y 25% comprará un iPhone en el próximo año, apenas 15% contempla tener un nuevo BlackBerry.

Sin embargo, antes que 'bajar los brazos', RIM está decidida a dar la pelea, para lo cual comenzó un proceso de reinvención en el que ha estudiado cuidadosamente a los usuarios, a sus competidores y al mercado. "Estamos ingresando a una nueva generación de equipos, en la que los teléfonos inteligentes están dando paso a computadores móviles portátiles", dijo Mike Lazaridis, presidente de RIM, durante el BlackBerry World, el mayor evento de la empresa, que se realizó en mayo en Orlando, Estados Unidos.

Como parte de esta estrategia, la compañía presentó equipos que confrontan directamente a Apple y Android. Así por ejemplo, 'renovó' su teléfono Bold, uno de sus modelos más reconocidos, que ahora tendrá pantalla táctil y una interfaz más moderna, al tiempo que mantendrá su característico teclado.

A esto se suma el lanzamiento de una tableta digital, llamada PlayBook, que se integrará con los teléfonos inteligentes de la marca y que se lanzará oficialmente en junio próximo en Colombia. "Ofrecemos una experiencia de internet completa, a diferencia de otros productos como el iPad. Además, estamos creando aplicaciones locales para que cada país tenga sus propios contenidos", comenta Rick Costanzo, director de RIM para América Latina.

En este caso, la empresa generó alianzas que le ayudaron a integrar servicios y herramientas que sacan provecho de las falencias de sus competidores. Por ejemplo, firmó un pacto con Adobe para desarrollar contenidos con tecnología Flash, que utiliza más de 90% de los sitios de internet y que Apple decidió abandonar en sus iPhones y iPads (de allí que muchas páginas web no se vean en esos dispositivos).

En estas uniones también aprovecha a varios competidores como Microsoft, que prestará los servicios de búsqueda y geo-localización, o Google, que brindará compatibilidad con las aplicaciones para Android. "Invertiremos solo en la plataforma BlackBerry, para convertir a Bing en el proveedor predeterminado de búsquedas y mapas. No hablaremos aquí de Windows Phone 7", dijo Steve Ballmer, presidente de Microsoft.

Al final, queda claro que RIM-BlackBerry no está dispuesta a abandonar un mercado que, así como competido, será muy jugoso en el futuro cercano. "Según Gartner, para 2016, 100% de los teléfonos que se vendan en el mundo serán inteligentes. Creo que habrá espacio para varios jugadores en un mercado de 1.200 millones de personas", concluye Felix Audiac, director de cuentas corporativas, gobierno y mayoristas de RIM.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?