| 8/3/2007 12:00:00 AM

¿La estrategia correcta?

La petrolera Ecopetrol se transformará definitivamente el 27 de agosto, cuando se coloque su emisión pública de acciones. Las cartas que jugará para generarle valor a sus nuevos accionistas.

Alas cinco y media de la mañana, el presidente de Ecopetrol, Javier Gutiérrez, ya está en su oficina de la carrera Séptima frente al Parque Nacional en Bogotá. Parecería un día normal, pero el ejecutivo lo ve distinto. "Hoy es 't' menos 32", dice, como si se tratara de la conmemoración de algún evento trascendental. Su comentario hacía referencia a que en ese momento faltaban 32 días para el lunes 27 de agosto, la fecha en que saldrá al mercado la primera emisión de acciones de la petrolera colombiana.

Su entusiasmo por llevar la cuenta regresiva tiene sentido, por cuanto la emisión transformará definitivamente a la empresa más grande del país y si las cosas salen como planean, abrirá el camino para que se convierta en otra multinacional latinoamericana.

Casi con seguridad, la colocación será un éxito. Una encuesta reciente, contratada por Ecopetrol, encontró 130.000 personas dispuestas a comprar sus acciones. En el mejor momento de la exitosa primera emisión de ISA, las encuestas mostraron 80.000 interesados.

El entusiasmo de Javier Gutiérrez también se siente en la calle. "Aún sin conocer el precio, hay muchísimo interés por la acción. La gente está liquidando posiciones o recomponiendo su portafolio para comprarlas", dice Camila Pérez, gerente de investigaciones económicas de Valores Bancolombia. El atractivo está en que se trata de una empresa petrolera con un buen balance en la liquidez de la acción, y —en particular para los fondos de inversión internacional— en el tamaño de la emisión. "Los fondos no miran emisiones inferiores a US$350 millones", explica la investigadora. Al cierre de esta edición se estima que la colocación en las tres rondas previstas valdrá alrededor de US$4.500 millones.

Así, con una red de distribución que incluirá hipermercados y bancos, se transferirá el 20% de la propiedad de la empresa a particulares, al marchitar la participación pública. Hoy las acciones son de la Nación a través del Ministerio de Hacienda en 99%, y el resto de Findeter, Fonade, el Fondo Nacional de Garantías y Seguros y fiduciaria La Previsora.

La pregunta relevante ahora es si la empresa está planteando bien su estrategia de generar valor para sus nuevos accionistas.

Internacionalización

El efecto de la participación privada en Ecopetrol es muy bueno. De una parte, lo saca de las cuentas fiscales de la Nación, con lo que podrá conservar sus utilidades y tomar créditos para invertir. También forzará un manejo eficiente de la empresa, sin presiones fiscales ni políticas. Esos dos factores claves para el crecimiento se conseguirán este mes.

Hacia el futuro, la estrategia podría buscar una acelerada expansión geográfica. Esta opción es necesaria para desconcentrar el riesgo y Ecopetrol se propuso hacer tres negocios internacionales en 2007. Ya cerraron uno en Perú y estudian opciones en Argentina, Brasil, el Caribe, Ecuador y Venezuela.

Pero la internacionalización no lo es todo. Es el caso de Petrobras, que hace diez años era muy parecida en tamaño a Ecopetrol y hoy es cinco veces más grande. "Petrobras genera el 85% de sus ingresos en Brasil", explica su presidente en Colombia, Dirceu Abrahão. Esto a pesar de que desde finales de los 50, los brasileños pueden tener acciones de la petrolera, de que el 40% de las acciones son de inversionistas extranjeros, y de que estos papeles están registrados en las bolsas de Buenos Aires, Madrid y Nueva York.

Petrobras es reconocida por su trabajo en exploración y producción en aguas profundas y por refinación de petróleo, que son las actividades más rentables del negocio. Por eso están en la costa oeste de África y en el Golfo de México. Pero la mayor parte del enorme volumen de recursos de inversión los lleva a proyectos de producción y refinación a Brasil. Esa estrategia multiplicó por cinco el valor de la compañía: pasó de US$18.000 millones en 2002 a US$100.000 millones en 2006.

"Ecopetrol se debe concentrar en Colombia", opina también Lisa Viscidi, analista de la publicación especializada Petroleum Intelligence Weekly. "Construir relaciones y hacerse a una buena reputación para trabajar con otras compañías internacionalmente, se toma tiempo", añade y sugiere que eso se haga primero en el país.

Sin embargo, el presidente de Ecopetrol es experto en expansiones regionales. En seis años convirtió a ISA en el mayor transportador de energía de Latinoamérica. Por eso habrá que ver qué cartas juega. Gutiérrez cree que el modelo de Petrobras no es el único y recuerda los de Cemex, Argos y de varias empresas españolas, todos ellos exitosos y fundados en agresivas jugadas internacionales.

Por lo pronto, ya está conformada una unidad de desarrollo de negocios que evalúa proyectos de exploración, producción, refinación y transporte en Colombia y afuera.

Una meta secreta

La meta fundamental de Ecopetrol está en aumentar la producción de crudo, de los 384.000 barriles diarios actuales a 550.000 barriles diarios en 2011. Esto se consigue con la internacionalización, pero también con la inversión doméstica en exploración.

El principal activo y generador de ingresos de la petrolera, sus reservas de petróleo y gas, venía declinando. Las reservas propias y de sus asociados pasaron de 2.384 millones de barriles de petróleo equivalentes en 2002, a 2.165 millones en 2005. Para recuperarlas, Ecopetrol aumentó su actividad de exploración local en sísmica y perforación de pozos (ver tabla) y revirtió la tendencia decreciente.

Pero es tan grande el interés por aumentar la producción, que la intención, hasta ahora inédita, de Javier Gutiérrez, es la de poner rápidamente a Ecopetrol en el club de las empresas que producen más de un millón de barriles. "Si otros lo han hecho, ¿por qué nosotros no? Esto no es filosofía barata. Lo estamos trabajando", dice muy seguro. Para eso el trabajo local no es suficiente.

Las demás piezas

La estrategia tiene más aristas. En asocio con siete empresas palmicultoras del Magdalena Medio producirán a partir de octubre de 2008 cerca de 2.500 barriles equivalentes de petróleo en biodiesel.

En refinación, prevén una inversión de casi US$2.500 millones para realizar el Plan Maestro de la Refinería de Cartagena y el de hidrotratamiento en la de Barrancabermeja. Con ese dinero aumentarán la capacidad de carga de las plantas, podrán refinar mezclas de petróleos más pesados, producirán gasolinas más limpias (con menos azufre) y mejorarán su factor de conversión. Este último mide la cantidad de productos livianos que se producen con los insumos que entran al proceso de refinación. Hoy el factor está en 75% y el plan es llevarlo a 94%.

A la par con el aumento de producción de crudo y derivados, están reformando la operación de la empresa. En ese sentido avanzan en la optimización de procesos de abastecimiento, una labor que le ahorró a la compañía más de $165.000 millones en 2006; en la sistematización bajo un solo modelo de información diseñado por SAP; en utilizar herramientas de gestión como el Balanced Score Card; en medir el desempeño de los funcionarios y ajustar la remuneración al desempeño. El esquema de remuneración variable comenzó con 30 personas de la alta dirección y este año vinculará a 1.900 de los 5.800 empleados.

La entrada de particulares a Ecopetrol permitirá mejorar la remuneración de los funcionarios y podrá retener a los actuales y atraer "talento de clase mundial". En los últimos meses se produjo una verdadera desbandada de profesionales hacia otras petroleras. Un departamento clave como el de geología fue virtualmente desmantelado.
Dentro de seis meses, cuando Javier Gutiérrez termine su día, como es habitual a las 9 ó 10 de la noche, y regrese a su habitación del hotel donde vive, ya estará bien definido el rumbo de la petrolera. Con el dinero de la capitalización en su bolsillo, decidirá si el énfasis es local como en Petrobras, o internacional como en ISA. Si se juzga por lo que opinan de su capacidad de ejecución los analistas de acciones, se inclinará por la segunda, que es la manera más rápida de crecer y en la que él tiene una gran experiencia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?