| 2/1/2006 12:00:00 AM

La economía del i-Pod

La economía del i-Pod

Las ventas extraordinarias del reproductor de música i-Pod en 2005 incentivaron el desarrollo de mercados de productos compatibles con el aparato. El futuro de ese negocio en 2006.

En el último trimestre de 2005, Apple vendió 14 millones de reproductores de música i-Pod, un impresionante aumento del 211% frente a las ventas del mismo período de 2004, cuando pusieron 4,5 millones de unidades en el mercado. El milagro i-Pod alcanzó a tocar los números de otros negocios. Promovió el incremento en las ventas de los computadores i-Mac en un punto porcentual, del 3% al 4%, e incentivó las de otras empresas que aprovecharon el boom del reproductor para crear productos compatibles con él.

Levi Strauss diseñó los pantalones RedWire DLX, que tienen un bolsillo para guardar el i-Pod y sus auriculares y se venderán desde finales de 2006 por US$200. Las reconocidas chaquetas Spyder de US$3.000 tienen un i-Pod integrado, y un mecanismo que permite cambiar de canción sin siquiera quitarse los guantes. La japonesa Tunewear ofrece camisetas con bolsillos transparentes para lucir el equipo. El número de visitas al portal de iTunes, desde el cual se baja la música para el aparato a US$0,99 por canción, aumentó 241% desde diciembre de 2004, pasando de 6,1 millones a 20,7 en este período. Los estudios Nielsen Netratings muestran que el 14% de los internautas activos visitan iTunes. Para Apple, el efecto i-Pod se reflejó también en contratos para que el 40% de los carros vendidos en Estados Unidos tengan integración con i-Pod el próximo año.

La nueva "economía i-Pod está floreciendo con más de 1.000 accesorios disponibles", dice Greg Joswiak, vicepresidente mundial de mercadeo del producto i-Pod. Precisamente, el mercado de estos accesorios alcanzó ventas que la firma de investigaciones de mercado NDP estima en US$850 millones, sin contar los artículos vendidos por la red.

El total éxito del i-Pod radica en que es parte central de un estilo de vida, que define una categoría de producto: moderno, práctico, del que todo el mundo habla, recomienda y quiere tener.

¿Cómo pinta 2006? Ante este panorama positivo, el reto para la californiana Apple es conservar el 75% del mercado de reproductores digitales de música en Estados Unidos. En la conferencia anual MacWorld realizada la segunda semana de enero, Steve Jobs, presidente de Apple, presentó los nuevos accesorios para el reproductor. Útiles tal vez, pero sin grandes transformaciones: auriculares pequeños para el i-Pod nano, un control remoto y un radio FM que permite crear una lista de emisoras favoritas, que aparecen en la pantalla con la información sobre las canciones. La intención de Jobs con estos tibios anuncios fue no opacar el lanzamiento del Mac portátil con procesador Intel, que se mostró también en esa conferencia.

Lo malo es que sin productos llamativos, Apple pronosticó que las ventas del i-Pod en el primer trimestre de 2006 estarán por debajo de las del último de 2005 y esas declaraciones provocaron la caída en la acción de la firma en más de un 7% que llegó a US$72,02 a finales de enero.

En la feria tecnológica CES de Las Vegas, se vieron más competidores para el i-Pod que en otros años. Sandisk, Samsung, Toshiba y Creative Labs lanzaron productos innovadores, con precios más bajos y accesorios atractivos, que esperan ganar parte del mercado. Sin embargo, como le dijo a Dinero Gene Munster, analista de tecnología de PiperJaffray, Apple seguirá dominando el mercado en 2006 por sus diseños prácticos y modernos y porque las economías de escala alcanzadas le permitirán tener precios competitivos frente a las demás marcas. Y aunque no se atreve a decir qué tipo de innovación será la que muestre Apple en los próximos meses, está casi seguro de que vendrán productos más interesantes que los de comienzo del año para que el i-Pod siga siendo una verdadera mina de oro.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.