| 9/1/2016 12:00:00 AM

Más allá de los bonos: así se diversifica Sodexo

Sodexo quiere convertirse en un aliado clave en los procesos de eficiencia y competitividad de las empresas y para ello diversifica e integra su portafolio de servicios. Así lo hace.

La integración de soluciones y servicios que les ayuden a las empresas a ser más eficientes es una de las prioridades de Sodexo, multinacional que, más allá de los reconocidos bonos de beneficios, desarrolla su operación en otras unidades de negocio como la alimentación y el facilities management (limpieza y mantenimiento para grandes organizaciones).

Si bien la unidad de bonos –manejada por su filial Sodexo Beneficios e Incentivos– es la más conocida; son los otros negocios –operados por Sodexo S.A.– los que le representan en el país los mayores ingresos con un monto cercano a los 200 millones de euros al año. De esta cifra 40% corresponde a alimentación y 60% a facilities management. Estos servicios son conocidos como on site.

Bajo esta unidad de negocio, la compañía ha decidido meterse de lleno en la administración de activos, servicio que ejecuta a través de un software de IBM adoptado por la multinacional en el mundo.

Lea también: Los retos de Sodexo pasan por la caída de los precios del crudo y el fenómeno de El Niño

Aunque en Colombia aún no existe la cultura de entregar los activos para que un tercero los administre, lo cierto es que la firma ya trabaja con algunos clientes como Bancolombia e IBM, empresas a las que les administra los data center.

“Cuando el mercado esté más maduro se puede crecer. La tendencia en Colombia, al igual que en el mundo, es a tercerizar los procesos que no hacen parte del core business”, señala Juan Pablo Castillo, director de Estrategia Corporativa para Latam de Sodexo y vicepresidente de Asuntos Corporativos para Colombia, quien precisa que en el país se ha empezado a crear conciencia de cómo lograr eficiencias a través de la tercerización del manejo de los activos y esta es una coyuntura que la firma no quiere dejar pasar.

En alimentación –servicio en el que tiene una participación de mercado de 50%– Sodexo provee 200.000 platos de comida al día representados en la atención a colegios, universidades, empresas y hospitales, entre otros.

Hoy en servicios on site, la empresa tiene entre sus clientes a Grupo Sura –accionista de la multinacional en 49% del negocio de bonos y 35% en el de servicios on site–, Ecopetrol y Cementos Argos, entre otras.

La proyección de la empresa es crecer alrededor de 12% este año, a pesar de que el panorama del sector de alimentación es tan complejo que varias empresas proveedoras pequeñas han desaparecido debido a que no cuentan con un flujo de caja suficiente para mantenerse a flote. Sodexo no descarta en el mediano plazo adquirir alguna compañía local.

Esta actividad se vio impactada en el primer semestre por factores como el Fenómeno del Niño, el paro camionero y la inflación. Sin embargo, Castillo considera que hay aspectos a favor.

Uno de ellos es que, contrario a lo que sucede en otros países como México, en donde la informalidad en la alimentación es muy alta, en Colombia los consumidores cada día toman más conciencia de la necesidad de alimentarse bien. Esto lo han entendido también los directivos de las empresas, que están convencidos de que una buena alimentación influye en la productividad, reduce el ausentismo y genera mayor dinamismo en la ejecución de las responsabilidades laborales.

Actualmente, la empresa cuenta con 180 clientes en el país, que en su mayoría son grandes organizaciones. De esta cifra, por lo menos a 100 le prestan los dos servicios on site, a 40 solo alimentación y a los restantes 40 únicamente facilities management.

Las exigencias de competitividad que imponen cada día los negocios obligan a las empresas a ser más eficientes y Sodexo quiere brindarles todos los servicios necesarios para que lo logren.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?