| 7/10/2009 12:00:00 AM

La comisionista de Gilinsky

Luego de casi un año de comprar Suma Valores, esta se convierte en Servivalores GNB Sudameris. Dentro de los planes de esta firma está su fusión con otra comisionista o una inyección de capital para fortalecerla.

En abril del año pasado, cuando el banco GNB Sudameris adquirió una pequeña firma comisionista de Bolsa llamada Suma Valores, se generó una gran expectativa entre los corredores sobre el papel que esta empresa iba a jugar en el mercado, ya que detrás de Sudameris está uno de los banqueros más osados y polémicos del país: Jaime Gilinsky, quien tiene en su historia el haber sido dueño del Banco Andino (después de aprovechar el escándalo por los malos manejos del Banco de Crédito y Comercio Internacional para comprarle sus activos en Colombia) y del Banco de Colombia, el cual fue vendido posteriormente al Grupo Empresarial Antioqueño.

Después de más de un año de trabajo silencioso al interior de la comisionista de bolsa, ya se empieza a conocer el rol estratégico que jugará la firma en el grupo. En mayo pasado, Suma Valores cambió su razón social por Servivalores GNB Sudameris, luego de un proceso interno en que se adaptó la compañía a los sistemas tecnológicos y administrativos del banco y se logró voltear sus indicadores. La firma, que perdía mensualmente entre $300 y $400 millones, empezó a producir una suma similar, pero en utilidades.

El siguiente paso es fortalecer la compañía, ya sea a través de la adquisición de una nueva firma comisionista y su posterior fusión con ella, o de una inyección de capital por parte del banco. Sin embargo, cualquiera de estas acciones dependerá de la recuperación de la economía.

Por lo pronto, Servivalores está concentrada en operaciones de renta fija, maneja un volumen importante de accionistas de Ecopetrol y tiene a su cargo operaciones de renta fija y variable para el banco. La idea es que, a futuro, entre al mercado de bonos.
En sus últimas adquisiciones en Colombia, Gilinsky ha comprado entidades que tenían un bajo desempeño financiero y les ha logrado dar la vuelta. Cuando compró la operación de Sudameris en el país, la entidad tenía pérdidas acumuladas de los últimos tres años cercanas a los $40.000 millones. En 2005 la fusionaron con el banco Tequendama (que adquirieron ese mismo año), y para el primer semestre de 2009 se calcula que el banco dará utilidades por encima de $50.000 millones.

Por su parte, cuando el Sudameris adquirió el 53% de Servibanca en 2004 (hoy tiene el 87%), la red tenía cerca de 500 cajeros y perdía cada año el 50% de su patrimonio. Hoy tiene 1.400 cajeros y el año pasado reportó una utilidad de alrededor de $4.000 millones.

Negocios en el exterior

En el sector financiero Gilinsky tiene dos inversiones importantes en el exterior: el Eagle National Bank de Miami, el segundo banco más antiguo de la Florida, que acaba de cambiar su nombre por JGB Bank, y el GNB Bank en Panamá, que era el antiguo Banco de Colombia en ese país.

Precisamente en Estados Unidos recibió una buena noticia el pasado 26 de marzo, cuando la Reserva Federal levantó el veto que le había impuesto en 2005 a la holding de Gilinsky, que en ese momento se llamaba Eagle National Holding, y hoy se conoce como JGB National Holding Co. El veto de la FED le impedía hacer transacciones entre la compañía y otras organizaciones financieras controladas por Jaime Gilinsky, le ordenaba mejorar los controles internos y agregar al menos un director externo adicional con experiencia en banca. Ese mismo veto había sido impuesto en 2004 al banco y fue levantado en 2007.

Pero sus inversiones van más allá del sector financiero. En Estados Unidos tiene la empresa de telecomunicaciones Phone1Globalwide Inc., a través de la cual, mediante teléfonos públicos, ofrece un servicio de bajo costo para las llamadas de los hispanos a sus lugares de origen. De acuerdo con Primera página, el control de Phone1 lo ejerce a través de GNB Bank of Panamá que, a la vez, hace sus inversiones a través de GNB Bank Holding Trust y de la holding, los dos con sede en Miami.

En Panamá, además del banco, Jaime Gilinsky tiene una sociedad con la firma inglesa London & Regional Properties (LRP) para desarrollar Panamá Pacífico, uno de los proyectos inmobiliarios más ambiciosos de la región, ubicado en la antigua base aérea estadounidense Howard, en la rivera Pacífica del Canal, en la cual se creará un centro urbano, comercial y turístico en 1.400 hectáreas. La inversión de la primera fase del proyecto llega a US$405 millones, y la inversión total a US$705 millones. En agosto próximo deben estar listos los primeros edificios.

Aunque Jaime Gilinsky ha crecido con sus inversiones en Estados Unidos y Panamá, Colombia sigue siendo un destino importante. En los últimos años ha venido consolidando poco a poco una pequeña holding financiera. Su próxima jugada podría ser comprar otra casa de bolsa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?