| 4/18/2006 12:00:00 AM

La carrera de las bolsas

Las bolsas internacionales se están consolidando. La que primero lo logre, mandará la parada.

Como si fuera una competida partida de ajedrez, las bolsas internacionales están planeando sus movidas. La primera jugada corrió por cuenta de la Bolsa de Nueva York con la creación de su nueva compañía NYSE Group Inc., que empezó a cotizar en esa bolsa el 10 de marzo y generó todo tipo de reacciones entre los inversionistas, desde la aceptación hasta la crítica por el conflicto de intereses que podría presentarse. Frente a esta movida, la empresa estadounidense Nasdaq, su principal competencia, respondió con una oferta por la Bolsa de Londres con el fin de fortalecerse en el mercado global. Sin embargo, fue rechazada porque el valor ofrecido era inferior al verdadero precio de esa bolsa. Aunque esta operación no fue exitosa, sí aceleró el proceso de negociación para la fusión entre la bolsa alemana Deutsche Bourse y la germanofrancesa Euronext. Todas estas movidas dejan claro que los mercados de valores están en un proceso de consolidación global, y está por verse quién dará el jaque mate. El que gane la partida será el que mande la parada en el mercado bursátil internacional. La nueva empresa en la Bolsa de NY ¿Por qué NYSE Group Inc., la nueva firma que cotiza en la Bolsa de Nueva York, ha sido tan criticada? Porque una empresa que era bolsa se convierte en una compañía pública que cotiza dentro del mismo sistema de negociación del que es dueño. Esta nueva empresa nació cuando la Bolsa de Nueva York compró el mercado electrónico de negociación Archipiélago Holdings Inc., el tercer corredor de acciones en el mercado bursátil de Nasdaq, su mayor competencia. Una de las ventajas competitivas de Archipiélago y que la hacía una empresa muy atractiva es su desarrollo tecnológico y experiencia en la transacción de opciones, negocio que la compañía adquirente había dejado de hacer hace ocho años y que está creciendo más rápido que el mercado bursátil. Aunque la nueva compañía haya tenido buenos resultados (el día de su debut, la acción del NYSE Group Inc. se trepó de US$67 a US$80), algunos afirman que se puede dar un conflicto de intereses especialmente en el tema de regulación. Richard Shelby, quien forma parte del comité bancario, dijo en una entrevista que podría darse un conflicto de intereses con la nueva empresa y es necesario que esta situación esté resuelta antes de crear un ente único regulador. La bolsa de Nueva York y NASD, proveedor de servicios y regulación financiera creado por el Nasdaq, estaban negociando hace seis meses el proyecto de crear un solo ente regulador en la industria bursátil estadounidense que impusiera las mismas normas y proceso de inspección para las 400 empresas que cotizan en ambas bolsas. Con la creación de NYSE Inc., Robert Glauber, CEO de NASD, alega que no se podría dar este proyecto entre ambas empresas porque ahora la bolsa, además de ser un sistema de negociación, es una empresa con ánimo de lucro que cotiza dentro del mismo lugar. No habría una verdadera independencia entre la regulación y el negocio, y no sería objetivo para emitir reglas cuando ellas interfieran con el futuro de NYSE Inc. No obstante las diferencias, las empresas siguen en conversaciones sobre el futuro de este proyecto. Bolsa de Londres: la más apetecida La reacción de Nasdaq fue ofrecer US$4.100 millones por la Bolsa de Londres, pero esta empresa rechazó la oferta argumentando que ese valor era inferior a su precio real. No obstante, Threadneedle Investments, que tiene el 13,8% de las acciones de la bolsa, ha señalado su interés de hablar sobre la propuesta con los oferentes. Para Nasdaq, que tiene un valor de mercado de US$3.500 millones, esta compra implica un compromiso financiero gigante, teniendo en cuenta que la empresa inglesa está valorada en alrededor de US$5.000 millones. Sin embargo, Nasdaq sabe que adquirirla le ayudaría a fortalecerse más en el mercado nacional e internacional, porque algunas firmas que cotizaban en Nueva York emigraron a Londres, en parte por la flexibilidad de la regulación y porque creen que la creación de NYSE Inc. genera un conflicto de intereses en la junta directiva de la bolsa. Pero, ¿por qué es tan apetecida la Bolsa de Londres? Primero, porque tiene una especie de monopolio natural en la capital inglesa, en donde la mayoría de las empresas tanto inglesas como extranjeras cotizan diariamente, a diferencia del mercado estadounidense que está dividido, en gran parte entre Nasdaq y la Bolsa de Nueva York. Segundo, porque su regulación es más flexible y tiene menos requisitos que la estadounidense, lo que ha motivado a algunas empresas de ese país a utilizar el mercado londinense. Después de los escándalos contables de grandes empresas como Enron, en Estados Unidos es obligatorio que las empresas se acojan a la Ley Sarbanes Oxley que busca fortalecer el gobierno corporativo, establece unos estándares contables y de registro para empresas y exige un control más estricto dentro de las compañías. Fusión europea Por su parte, el anuncio de la oferta de Nasdaq por la Bolsa de Londres aceleró las negociaciones de fusión entre la bolsa germanofrancesa Euronext y la alemana Deutsche Bourse. La empresa resultante tendría un valor aproximado de 18.000 millones de euros. Sin embargo, el principal obstáculo de la operación sería la diferencia de tamaño de ambas compañías, lo que forzaría a Euronext a estar en una condición desfavorable porque su valor es 50% menor al de la alemana. De hecho, Reto Francioni, CEO de la bolsa alemana, ha manifestado en varias ocasiones que por ser el socio más grande, jugaría un papel central dentro de la negociación, según publicó Dow Jones. No es la primera vez que ambas empresas buscan una fusión. Desde diciembre vienen las negociaciones, pero no fueron fructíferas porque no se pusieron de acuerdo sobre dónde quedaría la nueva empresa. La alemana decía que Frankfurt era el sitio perfecto, pero Euronext quería una ubicación neutral. Implicaciones de las movidas Una de las principales implicaciones ha sido la valorización de los jugadores. El NYSE Inc. alcanzó un precio de mercado de US$12.600 millones, mientras el incremento del valor de la Bolsa de Londres fue de un 30% en el último mes. El siguiente paso de la Bolsa de Nueva York sería comprar la de Londres en un futuro cercano, teniendo en cuenta sus condiciones legales favorables y el número de firmas que transan allí. De hecho, John Thain, CEO de la Bolsa de Nueva York, expresó la necesidad de buscar un aliado europeo para lograr la consolidación global del negocio. En definitiva, lo más importante de la consolidación son los efectos directos para el mercado. En principio, el fortalecimiento de una entidad grande podría generarle economías de escala. Pero también en mercados con posición dominante se podrían incrementar los precios, sin tener en cuenta los costos relacionados de la unificación de las plataformas de negociación, que fue el principal temor manifestado por varios inversionistas de la Bolsa de Londres frente a la oferta de Nasdaq.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?