| 4/14/2016 12:00:00 AM

Kokoriko en la búsqueda de nuevas alianzas

El negocio cervecero sigue agitado. Kokoriko busca alianzas con pesos pesados de la industria para ampliar ‘exponencialmente’ las ventas de este producto. También venderá helado a domicilio.

Los partidos de la Selección Colombia de fútbol, el clima cálido del último año y una población urbana con mejores ingresos, en busca de productos más especializados, tienen al negocio de la cerveza artesanal en un punto efervescente. A las movidas comerciales de los más grandes del mercado local y mundial –SABMiller con Bavaria; Heineken con Postobón y Ambev con la adquisición en 2015 de Bogotá Beer Company (BBC)–, les aparecen nuevos jugadores en el mercado criollo con ganas de quedarse con una parte de la torta.

Lea también: Bavaria incrementa el precio de algunas de sus cervezas hasta en $500.

Es el caso de Kokoriko, empresa del Grupo Conboca, cuyo presidente, Juan Carlos Paba, anunció que la meta de la compañía en el nicho de cerveza artesanal es ‘crecer exponencialmente’ en los próximos años.

Conboca no es nuevo en el negocio cervecero. El grupo es dueño de tres bares o pubs Palos de Moguer, con buena aceptación en la capital de la República. Sin embargo, las oportunidades comerciales que se abren en el mercado local son una ocasión que no pueden dejar pasar y buscan capitalizar.

“En cerveza vamos bien. Somos dueños de la Cervecería Colón, que es la primera cerveza artesanal de Colombia. Ahí vendrán sorpresas porque estamos trabajando en frentes diferentes e ideas nuevas para crecer de manera exponencial en los próximos años”, dijo Paba a Dinero.

La idea de la compañía, cuyas ventas el año pasado llegaron a $250.000 millones, es llegar a muchos sitios más con la cerveza y no necesariamente a través de los pubs y marca Palos de Moguer. “Tenemos conversaciones con gente de primera para renovarnos por completo en ese negocio”, dice.

El anuncio del nuevo modelo de negocio de Kokoriko en el mundo de la cerveza artesanal podría producirse y hacerse oficial antes de julio. Se trataría de una jugada empresarial interesante, teniendo en cuenta que el core de negocios del grupo ha sido el pollo y, más recientemente, los helados, con la compra de Mimo’s, en donde también se esperan movidas este año.

Definitivamente la cerveza está de moda. El clima cálido del último año por cuenta del Fenómeno del Niño, los partidos de fútbol de la Selección y un gusto especial de la clase media por productos nuevos y aspiracionales ha llevado a que más de una compañía grande quiera un sorbo del negocio.

“La cerveza artesanal está de moda y por eso queremos reinventar el concepto de puntos de venta y dar un giro agresivo a eso”, asegura Paba.

El consumo de cerveza artesanal sigue siendo muy bajo frente al producto tradicional, cuyo mercado es dominado por Bavaria. Euromonitor y otras firmas especialistas en investigación de mercados indican que por cada cerveza artesanal se consumen cerca de 10.000 ‘industrializadas’. Esta podría ser la mayor ventaja de las artesanales, debido al ‘aroma’ de exclusividad que reflejan estas cifras y a la calidad de algunas fábricas artesanales que ya han sido merecedoras de premios internacionales.

El que mucho abarca…

La cervecera es solo una de las movidas que planea esta compañía, que en los últimos años no ha reportado los mejores números de su historia. De hecho, ha pasado por dificultades, en parte porque quiso apostarle a más de un negocio y marcas. “La situación del último año es muy distinta y hemos logrado revertir la tendencia. Indicadores clave como el Ebitda se han mejorado (presentó en 2015 un crecimiento de 632% frente al año 2014) y se han reducido costos sin afectar el bolsillo de los clientes”, explica.

Pero parte del éxito reciente es que Kokoriko no solo vende pollo asado y productos relacionados en sus casi 300 restaurantes en 26 ciudades. También es proveedor natural de pollo para marcas como Subway, Burguer King y Jeno’s Pizza, entre otras. También se vende el producto en supermercados y grandes superficies. En la actualidad, la empresa tiene 52% del mercado de pollo congelado y son líderes en pollo asado.

En cuanto a las ventas de Mimo’s, el grupo Conboca también logra un balance ‘refrescante’. En los últimos 20 meses se reportan crecimientos en las ventas, no solo asociados a la apertura de nuevas tiendas, sino a la mejora del ejercicio y las ventas. Allí también hay innovaciones interesantes. La venta de helado sigue siendo alta y está en franco crecimiento, pero es necesario lo que algunos llaman ‘mejorar la experiencia’. Por ello, la empresa inició un programa piloto en Medellín para llevar domicilios de helado en moto.

Kokoriko intenta enderezar el rumbo en momentos en que la competencia de jugadores internacionales es voraz y los grandes grupos económicos del país, como el Grupo Empresarial Antioqueño, quieren seguir apostando fuerte al negocio de comidas y restaurantes.

Lea también: Kokoriko, un año de gran expectativa.

Los Planes del grupo

La compañía busca incrementar el volumen de ventas enfocándose en los negocios más fuertes.

De acuerdo con el presidente de la compañía, para el año 2020 habrán duplicado las ventas, es decir, se acercarían a los $500.000 millones. Dentro de los planes corporativos y comerciales también está aumentar el consumo per cápita de pollo. Según la empresa, en Colombia se consume menos pollo que en otros países de la Región como Brasil y Perú.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?