| 11/25/2015 7:00:00 PM

La exitosa carrera del investigador que pasó a dirigir EPM

Jorge Londoño De la Cuesta dejará Invamer Gallup y ahora tendrá las riendas de EPM, la ‘joya de la corona’.

El próximo 10 de enero, Jorge Londoño De la Cuesta cumpliría 27 años de trabajo en Invamer, una de las firmas de investigación de mayor tradición en el país y de la que fue su gerente durante más de dos décadas. Sin embargo, no alcanzará a festejar: a partir del primero de enero tendrá una nueva responsabilidad, pues fue designado por el alcalde electo de Medellín, Federico Gutiérrez, como gerente de Empresas Públicas de Medellín (EPM).

Londoño, un ingeniero de sistemas de la universidad Eafit, llegó a Invamer por casualidad. A mediados de la década de los 80, cuando estaba terminando sus estudios universitarios, llegó a su casa para contarle a la familia que había aplicado a IBM y había sido aceptado. Allí estaba de visita su tío Hernán De la Cuesta, fundador de Invamer. En medio del diálogo familiar, De la Cuesta le dijo a Londoño que le tenía una propuesta para que lo acompañara en la empresa a sabiendas de que no podría igualar el salario de la multinacional. Invamer tenía dentro de sus clientes a Inextra –una marca colombiana de aseo del hogar– a la que le realizaba estudios de mercado, y que había sido adquirida por Procter & Gamble (P&G).

Jorge Londoño aceptó y se fue a ganar un sueldo básico y un porcentaje sobre las ventas que hiciera con P&G. Se convirtió no solo en el principal proveedor de investigaciones para esta multinacional en Colombia sino también para América Latina, en el segmento de papeles. El negocio con P&G llegó a pesar 50% de los ingresos de Invamer y, como era manejado por Londoño, ascendió a la gerencia.

Además, conjugó una alianza con la multinacional Gallup. Si bien estas firmas de investigación son reconocidas por las campañas electorales, ese es apenas uno de los negocios y no el principal. “Hoy la empresa hace entre 200 y 300 investigaciones por año y algunas de ellas las considero mis hijos”, dice Londoño.

La primera es el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) que hace para Fedesarrollo.
Empezó en el año 2000, cuando Juan José Echavarría y Alejandro Gaviria dirigían este centro de estudios. “Llevamos 15 años teniendo una lectura del consumidor colombiano y haciendo su radiografía”, asegura.

Y la segunda es el Gallup Pool, que mide la percepción de los ciudadanos, la condición sociopolítica y la confianza institucional. “Se han vuelto referentes en Colombia pero también para muchos centros de investigación en el mundo”, agrega. A ellos suma el de recordación de marcas, que hace para esta revista desde hace más de 15 años –Top of Mind–. “La fortaleza ha sido crear series de largo plazo en dimensiones sociales, económicas y las marcas”, explica.Esta dedicación a los números y a las investigaciones le dio pie a su hermano Juan Luis Londoño De la Cuesta, quien fue ministro de Protección Social y falleció en un accidente aéreo, para referirse a él jocosamente como “Jorge Londoño de la encuesta”.

Pero los números no son la única pasión de Jorge Londoño. Los caballos también lo entusiasman. Desde hace seis años es el presidente de Asdesilla, la asociación de criadores de caballos criollos. Sus amigos le reconocen su gran capacidad gerencial, su intensidad en el trabajo y, sobre todo, su capacidad de comunicación. Por eso, para muchos de ellos no sorprendió su nombramiento en EPM, pues el interés del alcalde es acercar la compañía a todos sus grupos de interés. Ese será el nuevo potro que tendrá que domar Londoño.

“Las megas y la parte técnica son muy importantes en la estrategia, pero quiero darles realce a las megas sociales, obviamente sin populismo, pues soy promercado y proempresa. EPM seguirá su proceso de crecimiento e internacionalización para alcanzar la mega de $30 billones en ingresos a 2022. Continuará la ruta exitosa que se está construyendo de ser una multilatina y multiservicios”, afirma Londoño.

Seguirá buscando alternativas de desarrollo en Colombia y en América Latina. También definirá cómo será la apuesta en nuevos segmentos, como el de infraestructura e inmobiliario, donde EPM tiene un gran interés.

Apasionado por la historia de Colombia del siglo XIX y las lecturas de economía social, Londoño también es un melómano, entusiasta de los tangos, los boleros y la música colombiana. Le gusta tocar el tiple y amenizar las reuniones con sus amigos.

Casado y con dos hijas universitarias, Jorge Londoño tendrá en sus manos el manejo de una de las empresas más grandes y admiradas del país. La joya de la corona no solo de los paisas sino de todos los colombianos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?