| 2/19/2007 12:00:00 AM

JetBlue cancela más vuelos, causando malestar entre pasajeros

La compañía dijo que cancelará casi una cuarta parte de sus vuelos del lunes, pero espera poder reanudar sus labores normales el martes, casi una semana después que una tormenta de nieve el 14 de septiembre, Día de San Valentín, causó una virtual parálisis en la empresa.

Nueva York.- La aerolínea JetBlue, conocida por sus bajas tarifas, enfrentaba el lunes más ceños fruncidos de frustrados pasajeros al anunciar otro día de vuelos interrumpidos.

David G. Neeleman, fundador y presidente de la compañía, dijo que se sentía "humillado y angustiado" por el colapso de las operaciones de la aerolínea. Neeleman prometió el lunes, en una entrevista con The New York Times, que en el futuro la compañía pagará indemnizaciones a los pasajeros que queden varados en un avión durante un plazo excesivo.

Neeleman le echó la culpa a una falla en las comunicaciones y al fracaso del sistema de reserva de boletos. Dijo que la tormenta de nieve había dejado a muchos de los 11.000 pilotos y aeromozas de la empresa a gran distancia de sus centros de operación. También reconoció que JetBlue carecía de personal entrenado para coordinar a las tripulaciones. Además, el sistema de reservaciones había colapsado debido al exceso de pedidos.

La aerolínea había programado 600 vuelos para el lunes, el Día de los Presidentes. En un lunes normal, hay entre 550 y 575 vuelos. De esos, 139 vuelos fueron cancelados, anunció JetBlue el sábado en la noche.

Todos los vuelos de JetBlue fueron cancelados el lunes en 11 aeropuertos: Richmond, Virginia.; Pittsburgh; Charlotte y Raleigh/Durham, en Carolina del Norte; Jacksonville, en Florida.; Austin y Houston en Texas; Columbus, en Ohio; Nashville; Portland Maine; y Bermuda.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?