Dinero.com Revista Dinero

| 7/4/2008 12:00:00 AM

Isagen, otra vez sobre la mesa

La venta de Isagen vuelve a estar en la agenda del Gobierno. Sería uno de los negocios del año entrante y podría significar la llegada de nuevos jugadores.

Cuando el Gobierno busca conseguir recursos, Isagen, la tercera generadora de energía del país, se convierte en una de las principales cartas para hacerlo. El año pasado, además de su proceso de democratización, la Comisión del Gasto había proyectado la venta de un paquete de sus acciones. Ahora, el Ministerio de Hacienda incluye la operación para hacerla efectiva en el presupuesto de 2009.

La venta del 57,66% de Isagen, que pertenece al Estado, tendría un valor superior a los $3 billones. Esta movida podría transformar la composición del sector o profundizar el modelo de democratización. Todo dependerá de la intención del Gobierno, la cual no se ha definido.

¿Cuál es el valor de Isagen? El negocio de energía y en particular el de generación ha estado muy movido. En el proceso de subastas, que se utilizó para garantizar el suministro de energía en firme para el mediano y largo plazo, Isagen tuvo un papel protagónico. En la primera ronda registró uno de los proyectos ganadores, con la central hidroeléctrica de Amoyá, en el Tolima, con una capacidad de 80 megavatios y una inversión cercana a US$200 millones, unos $355.000 millones. Y, posteriormente, le fue asignado el proyecto Sogamoso, con 800 megavatios de capacidad y una inversión que bordea los US$1.400 millones, unos $2,3 billones.

El nuevo modelo, denominado cargo por confiabilidad, entrega a las empresas generadoras incentivos que les permiten hacer proyecciones estables de ingresos en el largo plazo y asegurar los recursos. De hecho, el ingreso del cargo por confiabilidad representa para un proyecto hidráulico aproximadamente entre el 20% y el 25% del total de sus ingresos, y para un proyecto térmico, aproximadamente entre el 75% y el 85%.

Además, la empresa viene en un proceso de recuperación. El año pasado vendió más de $1 billón, un 20% más que en 2006, y su utilidad neta llegó a $208.000 millones, lo que representa un crecimiento del 22%, frente a 2006. Su pasivo financiero es del orden del 15% sobre los activos totales.

El futuro inmediato

Aunque el Gobierno tomó la decisión de vender Isagen, no ha definido cómo. Si se buscará un socio estratégico o se ampliará el proceso de democratización. "Es una de las posibilidades para financiar el presupuesto del año entrante y rebajar la deuda. El modus operandi no está claro y hay que discutirlo", dice Hernán Martínez, ministro de Minas y Energía.

Para el ex ministro Juan Camilo Restrepo, el camino es el que señala la ley: "Primero una ronda a oferentes del sector solidario o, si no, buscar un socio estratégico que incorpore el conocimiento del tema y el capital", dice.

Si se da un proceso de democratización, significaría profundizar el modelo, siguiendo el ejemplo de Isa y Ecopetrol. Para algunos empresarios del sector, Isagen cuenta con el conocimiento para administrar y hacer crecer la compañía, con los recursos de miles de nuevos accionistas.

En el escenario en que sea un socio estratégico, las posibilidades de jugadores como EPM, Emgesa y Epsa, que operan en el país, estarían limitadas. La regulación establece que las empresas de generación no pueden tener más del 25% de participación y, en el caso de las dos primeras, están muy cerca de ese porcentaje. Sin embargo, las normas dan una flexibilidad cuando se trata de nuevos proyectos propios. Pero, en el caso de fusiones y adquisiciones, ese porcentaje es taxativo.

Sin embargo, habría otros caminos. Las participaciones minoritarias de generadoras en otras empresas de este sector no hacen parte del porcentaje que se cuenta en la generación. Por ejemplo, a EPM, que hoy tiene el 13% de Isagen, no se le suma este porcentaje en el total de su generación. Así, EPM podría considerar la posibilidad de adquirir un porcentaje que no le dé la mayoría en Isagen, ni el control de la compañía, de tal manera que no le sumaría a su total de generación de energía. Para Emgesa, este camino no es viable, pues su estrategia es mantener el control de las compañías en donde tienen participación, como lo señala Lucio Rubio, director general de Endesa para Colombia, grupo al que pertenece Emgesa.

Si se busca un socio estratégico diferente, habría dos posibilidades. Una, la llegada de un jugador internacional. La tendencia es que fondos de inversión, empresas de infraestructura o de generación compitan por compañías tipo Isagen. Por ejemplo, Hydro-Québec, Aes y Colinversiones.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

>

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×