| 4/27/2006 12:00:00 AM

Investigación en primera línea

Con el lanzamiento del centro de investigación de cárnicos, el Grupo Empresarial Antioqueño se pone a la vanguardia en el sector.

Son contadas, en Latinoamérica, las empresas que tienen su propio centro de investigaciones en el sector de los cárnicos. El más importante es el de Perdigao, en Brasil, una de las compañías más grandes en esta categoría. En Colombia, la iniciativa en este sentido la tomó el Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), cuya división de cárnicos lidera el mercado colombiano y representa el 40% de los ingresos de toda la organización con sus marcas Zenú y Rica Rondo, entre otras. Por eso, decidió invertir $5.400 millones en la construcción y puesta en marcha de una planta de investigaciones en Medellín, la cual cuenta con diversas líneas de estudios como productividad, empaques, materias primas e ingeniería gastronómica.

Para el desarrollo del mismo se conocieron los modelos de Perdigao, así como de otras empresas del sector en México y España, país que en Europa ostenta los mayores adelantos en materia de productos cárnicos y madurados. También se visitaron las plantas de DuPont, en Estados Unidos, para conocer sus procesos de investigación que involucran a 4.000 personas en todo el mundo y un presupuesto anual de más de US$2.000 millones. Según Óscar Ochoa, director del Centro de Investigaciones del Sector Cárnico, la idea era conocer cómo estas compañías hacen investigación para generar innovación permanente y de esta manera adoptar un modelo más ajustado a las necesidades del mercado colombiano.

El proyecto fue aprobado por la subdirección de innovación y desarrollo empresarial de Colciencias, que ayudó en la cofinanciación de $1.000 millones. De este rubro, la entidad participa con un incentivo del 25% ($250 millones). Según el asesor de la división, Hermann Fuquen, el centro de investigación se constituye en un trampolín para seguir innovando en el sector de los cárnicos y en una herramienta importante para lanzar nuevos productos tanto en el mercado nacional como internacional. "La tarea de Colciencias es estimular este tipo de iniciativas no solo entre las grandes empresas sino también en las medianas y pequeñas donde el incentivo es hasta del 50%", sostiene el funcionario.

Se sabe que un chorizo madurado será uno de los primeros productos que saldrán del nuevo centro de investigación, el cual dedicará buena parte a la ampliación del portafolio de alimentos madurados, como el jamón serrano, muy demandados en Venezuela y con un gran potencial en el mercado nacional donde su consumo aún es muy bajo. Y se espera el desarrollo de nuevas presentaciones de la línea de congelados listos para servir, y que el grupo comercializa bajo la marca Sofía.

La academia también será protagonista importante de este programa, gracias a convenios con las universidades de Antioquia, Nacional, Bolivariana, del Valle y Miguel Hernández, de España. Tanto profesores como estudiantes podrán participar con proyectos de investigación o hacer parte de grupos de estudio para el desarrollo de determinados productos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?